Las compañías que lideran el mercado apuestan a la sustentabilidad y a los renovables.
  Los autos del futuro necesitan tecnología del futuro. Hasta ahora estábamos acostumbrados a conocer cómo las principales terminales de vehículos imaginan los autos que utilizaremos en las próximas décadas. Sin embargo, llegó el turno para que los fabricantes de insumos se lancen a los desafíos de pensar sus productos en el tiempo y para las nuevas necesidades. Éste es el caso de Goodyear, uno de los principales productores de neumáticos del mundo, que presentó el BH-O3, una cubierta “concept” que permite generar electricidad mientras rueda. Esta apuesta no es para nada descabellada teniendo en cuenta que las marcas top de la industria automotriz ya tienen en el mercado unidades totalmente eléctricas. La autonomía en los vehículos eléctricos es casi como su espíritu. La posibilidad de obtener energía mediante el funcionamiento del automóvil y sin que éste tenga que detenerse para ser enchufado, forma parte de los principales desafíos de los constructores. Este neumático genera electricidad a través de los materiales utilizados en la banda de rodamiento, que capturan y transforman la energía creada por el calor producido a través del roce y la flexión del uso normal del vehículo.
  “Estas cubiertas permiten reimaginar el papel que los neumáticos pueden desempeñar en el futuro” “tenemos la visión de un futuro en el que nuestros productos se vuelven más integrados con el vehículo y el consumidor. Además se hacen más versátiles y amigables con el medioambiente” .- Joe Zekoski, vicepresidente senior de Goodyear
  El BH-O3 se apoya en tres formas para la generación de energía: a través de parches que absorben el calor cuando el vehículo se encuentra parado al sol; a través de la temperatura por la fricción del rodaje y, por último, por intermedio de un sistema que convierte las vibraciones del funcionamiento en electricidad. El prospecto aclara que los materiales utilizados optimizan la capacidad de generación de electricidad de los neumáticos, así como su resistencia al rodaje.   La demanda de coches eléctricos crece y esta tecnología tiene el potencial de contribuir significativamente a la solución de los retos futuros de movilidad.  

Y si esta tecnología se combinará con los autos eléctricos, ¿ya no habría necesidad de recargar el auto? las llantas brindarían la energía necesaria y los autos no necesitarían recargar energía a cada rato. ¿Qué opinas?

Temas Relacionados