¿Qué debes tomar en cuenta si decides comprar un auto? Para muchas personas precio es el factor determinante de la compra, sin embargo hay otros factores que también son importantes a considerar, así que presta atención a estos consejos y opiniones.

1.- Costo: Cuando hablamos de los gastos asociados con un auto siempre hay que considerar dos momentos: el momento de compra y el momento después de la compra. Debes de tener algún plan financiero o de ahorros al momento que decidas la compra de un vehículo, no puedes solo ir y adquirirlo debido a que se necesita algún tipo de planificación.

 

 2.- Momento de compra: Comprar un auto nuevo sin duda siempre será más caro que comprar un auto usado, cuando compras un auto nuevo, tienes menos poder de negociación con el concesionario, y tendrás que pagar por el precio ofertado y difícilmente te podrán hacer una rebaja.

No olvides al momento de probar tu próximo auto llevar contigo nuestro listado de los aspectos básicos a considerar para saber si tu próximo auto está en óptimas condiciones. Un vehículo usado es muchas veces lo más económico que vas a encontrar en el mercado de autos, especialmente cuando se trata de los últimos modelos.

     3.- Después de la compra: Los gastos asociados con el auto después de la compra que vendrán y debes considerar son: Seguro, matrícula, mantenimiento, gasolina van a variar dependiendo del tiempo y uso del auto. Gastarás menos en los seguros y la matrícula con un auto usado, lo mismo en gasolina en los dos casos; y puedes gastar más en mantenimiento con un auto usado.

Recuerda que en los primeros tres a cinco años de la vida de un auto, normalmente presenta menos problemas y está cubierto por una garantía integral. Un auto usado, por otro lado, o está cerca del vencimiento de esa garantía o ya no está cubierto por ella.

     4.- Dueño Anterior: Quizás el principal factor que motiva a las personas a comprar un auto nuevo es el temor a lo desconocido. Puedes averiguar el historial de multas que han tenido autos usados en páginas web públicas o asistiendo directamente a instituciones que regulan el tránsito y circulación de los vehículos.

Si quieres comprar un auto usado, indaga en qué fue utilizado el auto que quieres comprar, para movilizarse en la ciudad, para trasladarse a otras ciudades, como vehículo de trabajo, etc. Además, verifica muy bien el estado del vehículo que estás comprando. Una mala compra puede impactar tu presupuesto. Somete al auto a una inspección cuidadosa, y llévalo a un mecánico calificado para una revisión completa.

     5.- Garantía: Un auto usado puede implicar más gastos en reparación y mantenimiento. Cuando compras un auto nuevo, la garantía varía entre los 3 y 5 años. Durante ese periodo, los gastos asociados con mantenimiento generalmente están cubiertos. Sin embargo, si piensas comprar carro nuevo para evitar los costos de mantenimiento, revisa antes muy bien el precio de las revisiones, los cambios de aceite y la periodicidad de los mismos, para que puedas presupuestarlos cuando se acabe la garantía.

Si compras un auto usado, cuya garantía ya ha vencido, tendrás que pagar las reparaciones de tu bolsillo. La mayor parte de los costos se irán en reemplazar refacciones de llantas, frenos, o la batería; que por ser piezas que se gastan pronto, normalmente no están cubiertas en la garantía.

     6.- Depreciación: Generalmente, desde el momento en que tu vehículo sale de la agencia pierde valor. La pérdida más importante, a veces casi hasta un 20% del precio de compra, ocurre durante el primer año. A partir de entonces la depreciación es menor. La depreciación se acumula año con año por lo tanto la cantidad cambia poco a poco a medida que pasa el tiempo. Sin embargo, la tasa de depreciación no es uniforme, debido a los cambios incontrolables en el mercado automotriz. Como resultado, algunos autos conservan su valor más que otros, pero a menudo por diferentes razones, esta también puede ser una importante razón para que no vendas tu auto último modelo durante el primer año desde su compra.

     7.- Seguridad: Para la compra de un auto usado es importante evaluar si el auto tiene medidas de seguridad adecuadas como son: retenedores para asientos infantiles, bolsas de aire frontales y laterales, frenos antibloqueo, control de tracción, por mencionar algunos.

     8. Tiempo que planeas tener el auto: Ser dueño de un auto nuevo es importante si eres el tipo de persona que prefiere quedarse con el vehículo durante más años que el promedio (la mayoría de los propietarios se quedan con sus vehículos aproximadamente cuatro años, pero más del 20% de los propietarios de autos se quedan con sus vehículos durante 8 años o más). Si planeas tener el auto por menos tiempo, capaz comprar uno usado sea la mejor opción. Además, al comprar un auto nuevo puedes asegurarte de que reciba el cuidado necesario para que siempre esté en buenas condiciones. Al conocer la trayectoria y mantenimiento del vehículo desde nuevo seguramente no recibirás sorpresas desagradables.

     9.- Impacto ambiental: Generalmente, los autos nuevos cumplen con estándares cada vez más exigentes por emisiones de carbono, emiten menos gases nocivos para el medio ambiente.

     10.- Negociar: Negocia por tu auto nuevo. Si tienes la oportunidad de hacerlo no seas el primero en dar un precio ya que el vendedor  subirá la oferta grandemente, es mejor tener un precio y tratar de reducirlo lo más que puedas. Recuerda no te presiones espera el momento indicado para aceptar una oferta. Si no hiciste un trato llega listo para retirarte y buscar otro vendedor.

Esto es una muestra de lo que debes tomar en cuenta al comprar un auto ya sea nuevo o usado, sin embargo el principal enfoque que debe recibir esta decisión es que la economía está enfocada a la compra de los semi-usados, ya que este mercado tienen mayor ventaja a uno de km0, considera buscar un auto usado antes de que decidas ir a la agencia más cercana que tengas.

Temas Relacionados