Esta corriendo ya el tercer mes con la aplicación del Nuevo Reglamento de Tránsito y han sido aplicadas aproximadamente ya más de 50 mil infracciones sino es que ya hasta las 100 mil sanciones se están registrando en todo caso. Aún estamos escuchando muchas inconformidades sobre el funcionamiento de las fotomultas (dispositivos que no han sido certificados como eficientes por alguna autoridad o certificación de funcionamiento) lo cual provoca que muchos de nosotros estemos cuestionando la remota aplicación del reglamento debido a que no están siendo contenidas las medidas y no hay suficiente gestión administrativa para garantizar la efectividad de dicho reglamento.

Algo que nos caracteriza como mexicanos es que somos “INGENIOSOS” a nuestra manera, pero lo somos, a pesar de existir una brecha entre ingenio y gandayismo, la diferencia o el lado donde elijas será cosa tuya, pero en fin, volviendo a lo anterior, desde que surgieron estos eventos, surgieron también inventos que pueden ayudarnos a defendernos sobre la mala funcionalidad de estos dispositivos o la administración de un gobierno que no esta trabajando tan arduamente para que este proyecto funcione.

En el mercado (y no negro necesariamente) pero si algunos lugares como Tepito, Coapa, Iztapalapa, etc. puedes encontrar el famoso Spray Invisible que ojo No es ilegal su venta ni su distribución, porque es un producto clasificado como no prohibido, debido a su no regularización porque este producto viene desde Estados Unidos (País donde fue inventado y se usa) y que esta siendo muy demandado por la población para engañar a estos dispositivos por su sobre exageración con las multas.

También esta circulando ya una especie de mica transparente que al ser colocada encima de la placa ofrece el mismo efecto que el spray al ser rociado, solo que tiene una diferente aplicación, pero sigue siendo lo mismo.

Ambos productos se están comercializando por un costo mínimo de $500 pesos y hasta en $2,000 dependiendo con quien se este adquiriendo, sin embargo aquí va el lado obscuro de esta historia; las autoridades ya están al tanto de esto, por lo cual tienen operativos que realizan de manera periódica, tipo alcoholimetro donde de manera menos aleatoria son detenidos automovilistas en las principales vías de la ciudad (zonas de fotomultas) con el fin de hacer una revisión rápida de su vehículo e invitarle a conocer el reglamento de tránsito y recomendaciones de seguridad, sin embargo basta con hacer una foto con flash en el momento para saber sí el vehículo esta usando un producto legal de manera ilegal.

Sí esto sucede ¿Qué sanciones serán aplicables? Básicamente funciona como el alcoholimetro cuando se lleva a cabo el operativo, y en casos de oficiales de tránsito sean quienes te descubrieran, eres acreedor a una multa que puede ir desde los $700 y hasta $3,500 pesos, tu vehículo puede ser remitido a un deposito, así como la posibilidad de enfrentar un proceso penal.

¿No me crees? Mira que dice el Artículo 43 del Nuevo Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México:

“El artículo 43 del Reglamento de Tránsito, estipula la prohibición de que los automovilistas coloquen en los vehículos luces de neón y/o porta placas que obstruyan la visibilidad de la información contenida en las placas de matrícula del vehículo y/o micas, láminas transparentes u obscuras sobre las mismas placas. De igual forma, el artículo hace referencia al uso de sistemas antirradares o detector de radares de velocidad. En el caso de obstrucción se establece una sanción de los 700 a los mil 400 pesos; y en el caso de uso de antirradares, la multa oscila entre los 2 mil 800 a los 3 mil 500”.

¿Que opinas? ¿Te la vas a jugar, intentarás ser un conductor ejemplar o serás de los que exigen una regulación más eficaz para el uso de las fotomultas?

Temas Relacionados