¿Cómo funciona el Aire Acondicionado de un auto?

El aire acondicionado de un automóvil, es mejor conocido también como el sistema que se encarga de combinar un enfriador junto a un calentador con la idea de lograr ajustar la temperatura al interior de un vehículo en donde el usuario podrá elegir si desea ajustar la temperatura, así como la humedad, y así transitar cómodamente. Actualmente el aire acondicionado de un auto ya no es considerado como un accesorio de lujo, un término que se le daba décadas anteriores a ciertos vehículos que podían incluir este elemento. Sin embargo y cómo podemos mencionarlo nuevamente ya este se instala como base en cualquier modelo de auto que será comercializado, es decir lo traen desde fábrica, ayudando así a que en el preciso momento donde aclimata el vehículo, también ayuda a que todas las impurezas sean expulsadas inmediatamente, esto refiriéndonos al polvo u otros contaminantes.

Si hablamos del aire acondicionado de auto, tendríamos que mencionar que es un accesorio que prácticamente se desempeñara de la misma forma que un refrigerador, siendo así que utiliza un gas que a su vez es comprimido por un compresor, para que posteriormente este lo deje descomprimir; entonces al volverse gas en automático absorberá las temperaturas donde puede llegar a lograr hasta una sensación menor a los 0°, misma que se adentrara en el vehículo por medio de ventiladores que son colocados en áreas estratégicas por parte de los especialistas, pues así es como podrán llegar a todas las partes posibles del mismo.

Las funciones de un aire acondicionado automotriz se basa en emplear 4 partes o accesorios básicos, los cuales son: un compresor mecánico que se impulsará a través del motor del vehículo, seguido de una válvula que ayuda a la expansión que a su vez restringirá hacia qué dirección bombeará el mimo, y por último se encuentran 2 intercambiadores de calor, conocidos por la mayoría de las personas como el evaporador y condensador. Todos estos para ser funcionales requieren del refrigerante con el que se conseguirá una fluidez correcta por el sistema.

Los compresores son los mecanismos que usan la potencia del motor del automóvil para que se puede comprimir y circular el gas refrigerante de manera eficiente por el sistema, es así que el refrigerante realiza un paso por medio del condensador, mismo que podemos ubicar frente al radiador, siendo así que en su salida de este, se da directo a la válvula de expansión, y de esta se pasa al evaporador, para después situarse por la tubería del evaporador, de regreso al compresor.

Entonces cuando este es solicitado y entra en funcionamiento, de inmediato trae el refrigerante de la tubería del evaporador, empujándolo hacia la misma tubería del condensador y disminuye así la presión del evaporador para lograr incrementar la misma del condensador, siendo que la presión en cada punto del sistema alcanzará un nivel constante, pero la presión será mucho mayor del condensador a comparación que la del evaporador, pues esta es lo suficiente baja para que el punto de ebullición del refrigerante sea notablemente inferior a la temperatura que se sitúa al interior del auto.


¿Cómo se carga Aire Acondicionado a un auto?

Es importante que en primer lugar tomes en cuenta que si no conoces acerca del tema, lo mejor es que acudir a un taller especializado para la carga aire acondicionado de auto, ya que esto en términos generales es recomendado por expertos, así como realizar al menos una vez al año una limpieza exterior del radiador y del propio condensador del auto con respecto al aire a presión, pero en otros casos si utilizas frecuentemente tu automóvil, recomiendan que estas revisiones se deben hacer al menos cada 20 mil kilómetros.

Si lo que deseas es que tú mismo quieres realizar una carga de aire acondicionado automotriz, lo importante es que cuentes con las especificaciones de la fábrica, puesto que también necesitas un kit especial con el que puedas estudiar los niveles de tu aire acondicionado.

Te invitamos a que conozcas como es que se realiza este procedimiento:

  • Tienes que ser tú quien determine si aún hay refrigerante dentro del sistema, proceso que se realiza al colocar una manguera de recarga justo en el puerto de baja presión, misma que se encuentra en una línea de refrigerante en tu automóvil que es colocada cerca del acumulador.
  • Observa si existe alguna gotera, pues en caso de que se haya perdido suficiente refrigerante, además de dejar de funcionar, existirá una fuga, y cargar un sistema con estas problemáticas implica una gran pérdida de tiempo.
  • Revisa que las bobinas para la condensación no se encuentren obstruidas debido a los desechos que son expulsados, pero también es importante que observes si el compresor está funcionando de manera correcta, para probar esto deberás saltar el interruptor de presión.
  • Debes tocar la lata del refrigerante, la cual puede ser retraída por el pasador hacia el propio cuerpo de la válvula, es importante que realices este proceso, pues de no hacerlo producirás una severa perforación en la lata cuando sea instalada.
  • Una vez que hayas realizado los cambios y ajustes que te indicamos, enciende tu automóvil y el aire acondicionado a la velocidad más alta, en caso que la manguera de carga esté equipada con un manómetro de presión, puedes usarla para que ratifiques si el sistema necesita más refrigerante. Pero también ten cuidado si los ventiladores de refrigeración del radiador se encuentran encendidos o funcionando, mientras el aire acondicionado está activado.
  • Por último revisa el aire de las rejillas de ventilación con las que cuenta el aire acondicionado de auto, mismas que deberán soltar un aire frío de 38 a 45 grados.

  • ¿Cuánto gasta de un auto el Aire Acondicionado?

    El aire acondicionado aumenta considerablemente los consumos en cuestión al motor, aunque estos también dependerán en gran parte del servicio que a cada momento solicitemos, ya que por lo general un aire acondicionado de auto gasta aproximadamente entre un 5 y 20% más del consumo habitual en un motor de cualquier vehículo, esto quiere decir que va desde unas cuantas décimas, y hasta un litro.


    Con AhorraSeguros.Mx infórmate.