¿Qué es el Radiador y porque es tan importante?

Cuando hablamos sobre el radiador de auto nos referimos a una de las herramientas quizá más importantes que podemos encontrar al interior de cualquier vehículo, pues este elemento será el que usará el aire líquidos requeridos para poder reducir las altas temperaturas que se generen dentro del motor, una situación que ocurre por la combustión, ya que generalmente los radiadores automotrices se forman por tubos de cobre que se colocan de forma espaciosa y en manera paralela, luego de que estos tubos se encuentran dotados por medio de sistemas de aletas que se encargan de poder amplificar las superficies que se generan a través de los disipadores de calor. Y es que el radiador en una gran parte de los automóviles en la actualidad posee una gran cantidad de variantes en sus sistemas de enfriamiento, mismos que se encargan de realizar los procedimientos correctos conforme al enfriamiento logrado a través de líquidos refrigerantes que circulan por el block y la cabeza del motor con la intención de enfriarle y mantener una temperatura adecuada.

Para conocer un poco más sobre los radiadores automotrices, tendríamos que remontarnos a 1886 como el año en que Karl Benz logró crear el primer vehículo que incluiría un sistema para el enfriamiento del motor, esto por medio de agua que era dirigida hacia los cilindros y a través de las estructuras de tubos paralelos que obtuvieron así el nombre de radiador.

Actualmente y tras varias implementaciones e innovaciones que se han diseñado para las mejoras al sector automotriz, podemos decir que el radiador es sin duda una de las herramientas cruciales para la función correcta de un automóvil, labor que realiza a través de concentrarse en la disipación de calor por medio del anticongelante que viene directamente del motor, así es como realiza la transferencia de una temperatura adecuada que se fija en poder hacer circular el líquido necesario por los tubos que forman la estructura de los radiadores, así es como se permite un correcto paso en el aire que van por aletas y bajan las temperaturas para así devolver al motor una temperatura correcta que le permita continuar sin que se presente algún problema. Sin embargo hoy en día las incursiones y variantes que se han creado para los automóviles son muchas y ante esto es que muchas compañías ahora se encargan de construir radiadores automotrices concentrados al flujo descendente o flujo cruzado.

  • Descendente es precisamente diseñado para un flujo que viene de esa forma, en donde el refrigerante que viene directamente del motor en un estado caliente, es que llegará al tanque superior que encontramos en el radiador y refrigerante frío o bien que contemplara una temperatura menor a la habitual, en donde es muy probable que le encontremos en el depósito inferior devolviéndose al motor completando el circuito requerido para la refrigeración.
  • Cruzado por su parte es el flujo en donde el refrigerante que se encuentra caliente, se va directamente hacia el tanque lateral con el que cuenta el radiador, fluyendo así por el propio mecanismo a través de los tubos y hacia el tanque colocado en el lado opuesto.

  • Y es que los radiadores se forman por medio de ciertas herramientas que influyen cada una de ellas con la intención de obtener el resultado esperado que será el mantenimiento adecuado sobre la temperatura en el mecanismo, los elementos que se encuentran en un radiador son los siguientes:

  • Tubos: Por estos es que pasará el fluido del líquido refrigerante, y su labor es muy clara ya que al venir del motor este se encuentra caliente, entonces al pasar de un extremo al otro, precisamente deberá salir frío para ser depositado al tanque, así podrá nuevamente realizar otro procedimiento.
  • Juntas: Conocidas también como empaques de sellados, son el accesorio que se une directamente hacia las partes necesarias evitando fugas de líquido.
  • Tapones: Se trata de un sistema presurizado que es más eficiente ya que permite al refrigerante absorber una mayor cantidad de calor sin que este llegue a hervir, pero a su vez con este disipará más calor por el radiador, ya que el tapón de presión es para mantener el sistema de enfriamiento a una presión adecuada de 14 pulgadas.
  • Enfriador de Aceite: Muy precisa su labor y esta es enfriar o mantener al aceite de la transmisión de acuerdo a la temperatura solicitada.
  • Aletas: Precisamente para el procedimiento en el que se lleva a cabo la disipación del calor, es como los tubos transportan los fluidos refrigerantes con la intención de disminuir la temperatura, pero esta situación podrá ser realizada una vez que el movimiento en los tubos del fluido, y para que esto suceda es cuando las aletas hacen su labor, pues estas son láminas de cobre que ayudan a la generación del efecto de disipación para el calor por medio de turbulencias suficientes de aire al entrar al radiador.
  • Colectores: Por último encontramos estos mecanismos, que les encontramos en laterales, tanques y mangueras, todas estas tienen una función muy importante tratándose sobre el control de los flujos, así como reforzar las estructuras sobre los radiadores, estos van de la mano con todos los demás elementos para que así se obtenga el enfriamiento adecuado y pertinente conforme a lo que se espera para el sistema.

  • Para concluir con los elementos que forman a los radiadores automotrices, pasamos a concentrarnos sobre los tipos de radiador para auto que existen actualmente, comenzando porque estos podrán ser de aire y agua, pero para que podamos conocer a detalle sobre las modalidades que se pueden encontrar en los vehículos, estos son los siguientes:

  • Radiador Descendente: En estos podemos encontrar una circulación del agua que entra a la parte superior, para bajar posteriormente por los conductos, estos se componen de aletas metálicas delgadas que se unen para aumentar las superficies con lo que se busca un mayor enfriamiento. La mayor parte de los radiadores son por elementos de latón y aunque existen algunos de aluminio, cuando la transmisión del coche es automática hay posibilidades de que el enfriador para el líquido esté dentro del fondo en el tanque o a un lado.
  • Radiador Transversal: Más eficiente, este es uno de los radiadores automotrices que utiliza una circulación transversal en la que los líquidos calientes entran por la izquierda, circulando por los dos conductos y hasta el tanque receptor, para que a la derecha del tapón y enfriador de la transmisión automática esté en el extremo frío del radiador.

  • ¿Cómo se debe limpiar un Radiador de Auto?

    Tal como te lo hemos contado anteriormente la función de los radiadores en los sistemas motores de los autos es de vital importancia, por tal razón es recomendable que estos elementos se encuentren en condiciones prudentes para un funcionamiento adecuado y conforme a lo que puedes esperar. Para que esto se pueda lograr es muy importante que mantengas estos mecanismos lo más limpios y correctamente disponibles para que el motor de tu auto pueda funcionar de acuerdo a sus tareas o labores adaptadas es que te contamos sobre la limpieza que deberás darle cada determinado periodo de tiempo.

    Limpiar el radiador de tu vehículo es una de las tareas más recomendables si lo que estás buscando es cuidar de la integridad en tu coche, y para que sepas como realizar este proceso, aquí te lo contamos:

  • Empieza por verificar en su totalidad que tu motor enfríe completamente, esto podrás realizarlo cuando haz utilizado por menos de dos horas continuas tu automóvil o simplemente no lo ocupaste, ya que al estar caliente podrá provocar lesiones al estar en un contacto directo a la piel de los usuarios, por lo que te recomendamos evitarlo, ya que puede incluso ser un daño mayor debido a los líquidos que se utilizan.

  • Ya que has revisado que el motor se encuentre frío, levanta el cofre de tu coche y localiza el área en donde se ubica el radiador, este habitualmente le encontramos a un lado del motor, es decir en la parte delantera del coche, procediendo a limpiar las láminas de metal que están colocadas adelante y atrás de los radiadores, ayudando así a que sean retirados todos los insectos, así como fluidos o materiales que dañen al funcionamiento, esta limpieza se recomienda con un cepillo de nailon y agua jabonosa para expulsar todos los residuos que podamos encontrar al interior.

  • Si haz ubicado manchas de óxido, corrosión o que las mangueras y tubos del radiador se encuentren con fugas, además de poder apreciar rápidamente el olor del anticongelante mientras te encuentras conduciendo, es posible que se requiera una reparación y no un lavado.

  • Ubica la llave de purga y coloca un recipiente debajo de esta para juntar los residuos y fluidos al drenarlos, este es un de los procesos más importantes debido a que estás vaciando el líquido anticongelante que ya no sirve para tu radiador.

  • Una vez que le has drenado, comienza a lavar el radiador con agua, pero también te aconsejamos utilizar un líquido de limpieza para radiadores con lo que podrás obtener los resultados adecuados.

  • Para finalizar coloca el nuevo refrigerante que será en un 50% del líquido anticongelante y el otro 50% de agua.

  • Beneficios de mantener limpio el Radiador de tu auto

    En términos generales podemos decir que la limpieza en el radiador de los vehículos es sin duda uno de los procedimientos más importantes que ayudarán favorablemente a los motores y en general para todos los mecanismos que se encuentren al interior de tu auto, ya que como te hemos contado anteriormente el radiador es uno de los elementos más importantes para que el funcionamiento de tu automóvil sea el óptimo.


    Con AhorraSeguros.Mx infórmate.

    Temas Relacionados