¿Qué es la Suspensión?

La suspensión automotriz es mejor conocida como los accesorios o componentes que se encargaran de realizar una conexión entre las ruedas con el propio chasis de cualquier vehículo, lo que a su vez ayudará o permitirá que este se encuentre en movimiento, puesto que la suspensión de auto se forma por una variedad de un sistema de resortes de tipo metálicos, aunque no con mucha frecuencia podemos llegar a observar algunos otros de goma, neumáticos o bien, magnéticos. Estos serán los encargados de aislar o separar todas aquellas irregularidades o problemáticas que podamos encontrarnos de una carretera, hacia la propia carrocería, donde las oscilaciones serán detenidas a través de amortiguadores que generalmente son hidráulicos, transformando así una energía cinética en calorífica, pues tendrá elementos estructurales que se encargan de ejecutar las acciones sobre los resortes y amortiguadores, ayudando a guiar a los neumáticos durante un mismo trayecto; dichos accesorios se pueden diseñar de distintas maneras, y da lugar a los diferentes sistemas de la suspensión.

Una suspensión de carro, requiere de dos aspectos que terminan por ser de vital importancia para que se logre el funcionamiento óptimo de estos mecanismos, quienes a su vez permitirán una estabilidad. En primer lugar tendremos un mantenimiento que le dará una permanencia correcta al vehículo, donde se someten a las fuerzas determinadas por el desplazamiento y el mismo confort que le den sus ocupantes, solo así es como los sistemas de suspensión automotriz alejarán a la carrocería de todos aquellos elementos que puedan dañarla. Y es que una suspensión de auto tendrá el objetivo de brindar la seguridad en recorridos largos, sean superficies planas verticales o perpendiculares al suelo, así como contar con aspectos dinámicos que se someten a una constante interacción con diversas fuerzas que se combinan, como la aceleración y frenado, además de la fuerza centrífuga y lateral, siendo estos los que deben ser estrictamente previstos para poder garantizar un óptimo control en el sentido de la suspensión y dirección del vehículo.

A esto se unen ciertos sistemas que son más complejos, conocidos también como suspensión independiente, la cual se basa en fijar la llanta a una pieza llamada mangueta, misma que se guía por elementos de suspensión por los que esta articula, permitiendo restringir ciertos grados que no se desean, y que en sistemas suspensiones multilink son restringidos. Es por eso que la mayor parte de los sistemas de suspensión automotriz que conocemos en la actualidad se basan en los distintos ángulos relacionados al chasis, modificando ligeramente su posición, con parámetros como:

  • Ángulo de caída.
  • Ángulo de convergencia.
  • Ángulo de lanzamiento o inclinación en el pivote de dirección.
  • Ángulo de salida.
  • Desplazamiento longitudinal en la rueda.
  • Desplazamientos transversales en las ruedas.

  • Dentro de estos términos también encontraremos dos tipos de suspensión que son empleados en los vehículos, mismas que a su vez han podido implementarse también en autos eléctricos, es por eso que te contamos sobre estas:

  • Suspensión Dependiente: Encontraremos en estas que las ruedas pertenecen al mismo eje, y en estas suspensiones el movimiento de cada llanta no depende a su posición con respecto a la carrocería, sino de la otra rueda, y esto termina por otorgar una estabilidad y un funcionamiento positivo en la inclinación de la carrocería. Se basa en un eje rígido que une a las ruedas por un travesaño ante la flexión que se requiere en el movimiento de una sola rueda, respondiendo a la caída de la otra; seguido de este viene el eje torsional donde los neumáticos estarán unidos por un eje en forma de U o H, donde a diferencia del eje rígido, esta actuará como una barra que estabilizará y ofrecerá la ubicación de los brazos y la propia respuesta en la flexión.
  • Suspensión Independiente: Este tipo de suspensión automotriz es en donde las ruedas se guiarán conforme a una serie de elementos que serán verticales y horizontales que conjuntos harán un tren. Siendo el eje delantero el que permite un contacto mejor en relación a las ruedas con el suelo al momento de querer girar, cabe mencionar que esta es la empleada en vehículos de carga o de tamaños considerablemente mayor. Existe también el eje trasero quien a la ausencia de la dirección en las ruedas traseras, intervendrá poco en la transmisión, provocando soluciones que se emplearán en el eje trasero.

  • Cabe destacar que en la actualidad un 80% de los automóviles modernos cuentan con una suspensión independiente, ya que es conocida también como una solución que resulta ser efectiva conforme al movimiento de una rueda y así no afectara a las demás, sin embargo presenta el problema de no mantener una apropiada geometría en cuestión al andar de las ruedas, ya que denota un ligero movimiento circular.


    ¿Cómo funciona la Suspensión Automotriz?

    La función de una suspensión automotriz se basa en los movimientos que realice cada uno de los resortes que se encarga a su vez de controlar que los amortiguadores conviertan la energía cinética en calor, por medio de líquidos hidráulicos, impidiendo así que dichos resortes provoquen que el automóvil caiga en una problemática de rebotar sin parar durante su uso, si esto sucede entonces es momento de realizar un cambio urgente. La suspensión y dirección se concentran en los sistemas de amortiguación, mismos que se concentran en el chasis inferior con los brazos de control, los cuales rotan en ambos extremos del auto y permiten el movimiento correcto en las llantas dentro de un mismo arco de las ruedas conforme al tiempo en que la suspensión se comprime y expande sin la necesidad que el auto suba o baje.

    Por último realizará una conexión con las barras estabilizadoras y los frenos para poder disminuir la torsión, logrando mantener la estabilidad en el vehículo mientras te encuentras en curvas, ya que los cojinetes situados en el área baja del automóvil cancelaran todas las vibraciones.


    Consejos para cambiar la Suspensión de tu auto.

    Es importante tomar en cuenta todos los peligros y riesgos que impone una carretera, y cuando los amortiguadores o la propia suspensión automotriz se encuentren desgastados pueden generarse balanceos que hagan peligrar la estabilidad del automóvil, creando una forma deficiente conforme al sistema ABS, perdiendo la eficacia requerida para que el neumático haga contacto con el suelo.

    De esta forma es que muchos expertos aconsejan llevar a cabo revisiones sobre el estado de la suspensión de carro al menos cada 20 mil kilómetros, pero esto también depende de las zonas por las que se circule habitualmente, puesto que el desgaste será más rápido, mientras que los amortiguadores sean remplazados cada 50 mil kilómetros

    Temas Relacionados