¿Qué es el IEPS?

El IEPS, que significa Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, es uno de los impuestos que más han causado controversia desde que se implementó en México, ya que hablamos de un cargo realizado a sectores específicos del mercado a los que se les convierte en una aportación que todas las personas físicas y morales están obligadas a pagar en México, situación que en realidad le ha costado a los ciudadanos en nuestro país, si nos basamos en que es una cultura financiera que en realidad no ha sido desarrollada.

A pesar de que el pago de impuestos se encuentra involucrado en todo lo que consumimos a diario, lo cierto es que el IEPS ha sido un tema de nunca acabar, puesto que se incluyó durante una de las etapas más delicadas que ha atravesado la economía en la República Mexicana, luego de que este se le aumentara a cierto tipo de productos de acuerdo a los procesos que se realizarán para su fabricación, así como su venta o importación.

En resumen se trata del impuesto que están obligados a pagar principalmente por su producción, ventas e importación, está sujeta a los contribuyentes o personas encargadas de distribuir estos productos, simplemente no lo pagan en realidad, sino que se ha buscado la forma en que puedan evitar estos gastos y así hacer que este pago se traslade directamente al costo final que tendrán que cubrir los clientes, sin embargo los contribuyentes tendrán que cumplir con este impuesto, esto principalmente se ha dictado por la enajenación que se registra dentro de los bienes que no están transformados, en donde su gravamen es de:

  • 53% a más de 20° G.L.
  • 30% a más de 14° y por hasta 20° G.L.
  • 26.5% hasta 14°G.L.

  • Los productos que actualmente se encuentran apegados a cubrir con el IEPS, son personas físicas o morales que habitualmente adquieren productos como:

  • Bebidas que tengan alcohol, así como cervezas.
  • Tabacos labrados.
  • Gasolina.
  • Bebidas hidratantes, hidratantes y refrescos.
  • Todos productores que actualmente venden esta clase de productos se encuentran obligados legalmente a realizar los pagos correspondientes al IEPS, pero por otra parte quienes están totalmente exentos de recibir algún cargo de impuesto, son los que se enajenan de ciertos productos, como:

  • Aguamiel y todos los productos que sean derivados de este.
  • Todas aquellas comercializadoras que no sean productores de tabacos labrados, gasolinas, diesel, cerveza, bebidas de tipo refrescantes, puros y otros tipos o variantes del tabaco.
  • Los bienes que en su totalidad se mantengan sujetos a los regímenes aduaneros establecidos.

  • Para poder realizar una determinación del IEPS que se le incluirá a los productos, las autoridades correspondientes llevan a cabo las siguientes descripciones para los porcentajes que se les colocarán:

  • En el aspecto de los alimentos que sean de tipo no básicos y de una alta densidad calórica, como dulces, chocolates, botanas, galletas, pasteles, pan dulce, paletas y helados, siempre y cuando el contribuyente sea el que les comercialice, será acreedor al 1.0% de IEPS. Mientras que para los contribuyentes que se encuentren registrados como el fabricante original de estos productos, recibirán un 3.0%.
  • Bebidas alcohólicas en donde no se incluirá a la cerveza, siempre y cuando sea el contribuyente comercializador se le coloca el 10.0% de porcentaje. Por su parte a los fabricantes corresponde al 21.0% de IEPS.
  • Bebidas de tipo saborizadas al fabricante será de 4.0%.
  • En el caso de la cerveza, al contribuyente que sea fabricante se le coloca el 10.0% correspondiente.
  • Las plaguicidas no importando que sea el comercializador o fabricante recibirá el 1.0% de porcentaje aumentado.
  • Puros y tabacos que sean elaborados a mano, al fabricante se le da el 23.0% de IEPS.
  • A los fabricadores de los tabacos en el ámbito general, 120.0%.

  • Con la intención de que puedas conocer la forma en cómo es que el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios es aplicado en cuestión de los productos que ya te hemos mencionado anteriormente, los pasos que se siguen son los siguientes:

  • Bebidas Alcohólicas y Cerveza: Se encuentran sujetas a los impuestos que van del 26% al 53%, es decir que por la compra de una bebida que tenga 44 grados de alcohol, y tiene un supuesto precio de $100 pesos, conforme a la tabla del IEPS, el consumidor pagará ya con el impuesto del 53% un total de $153 pesos.
  • Puros y Cigarros: Productos que actualmente les encontramos con impuestos del 160%, con excepción de los puros y tabacos que sean labrados hechos a mano, donde este disminuye al 30.4%. Pero en términos generales el IEPS es cobrado mediante una cuota de $0.35 centavos por cigarro que incluya una cajetilla.
  • Combustibles: Los encargados de cumplir con el pago de estos impuestos son a los que se les conoce también como fabricantes, productores e importadores de gasolina, quienes tendrán que pagar estos cargos al SAT, debido a que se sitúan como los vendedores directos de la gasolina a quienes fungen como expendios de esta.

    Sus cuotas varían de acuerdo al tipo de combustible, lo cual se divide en la siguiente forma: Gasolina Magna (menos a 92 octanos) tiene un impuesto de $4.3 pesos por litro. En segundo plano encontramos la Gasolina Premium (mayor o igual a 92 octanos) con un impuesto de $3.64 pesos por litro. Viene después el Diésel con $4.73 pesos por litro. Y por último los Combustibles no fósiles que corresponden a $3.88 pesos por litro.

  • En términos generales debemos mencionar que el IEPS es uno de los impuestos más importantes que se han incluido durante los últimos años, donde el sector mayormente afectado es el vehicular, luego de referirnos a que el costo del combustible es cada vez más alto, lo cual se representa en una inminente alza de precios en muchos de los productos y servicios que son comercializados actualmente a lo largo y ancho de la República Mexicana, debido a que de las gasolinas es que depende el funcionamiento y traslado de los vehículos, por lo tanto si ésta aumente, los precios de los productos igualmente lo harán.

    ¿Cómo funciona el IEPS en México?

    Podemos decir que este es uno de los impuestos más complejos que actualmente encontramos en nuestro país, ya que nos referimos a un cargo que se termina por desglosar de acuerdo a ciertas acciones, las cuales constan de los traslados, seguido del momento en que el receptor del comprobante sea el contribuyente hacia los impuestos de acuerdo a la enajenación de los bienes, siempre y cuando este se solicite previamente.

    Sin embargo estos tipos de gravamen son importantes si nos referimos a los incrementos que son realizados en forma mensual hacia todos los productos y servicios, lo cual es generado de manera adicional, razón por la que se han dado constantemente los gasolinazos en la República Mexicana, situación que se da por ciertos motivos.

    Comenzando por las personas que terminan siendo exentas de los considerados habitualmente para el IEPS, a comparación de las que son distintas de los productores encargados, así como las fabricantes e importadores, quienes están apartados de la venta directa hacia el público o mercado en general.

    Mientras que la acreditación llega a proceder únicamente cuando el impuesto sea pagado en base a la aportación de estos bienes, así como su desglose y el traslado.

    Sin embargo todos estos no podrán ser trasladados al impuesto en una forma desglosada en el mismo comprobante fiscal, pues estos solo son funcionales o aplicados en las ventas del diésel hacia el consumidor final, por lo tanto deberá desglosarse el impuesto en un comprobante fiscal que haya sido otorgado.

    Por último en todos los sectores o tipos de productos a los que se les realiza este impuesto, los costos llevan un proceso que es estructurado de la siguiente manera:

  • Comienza por el precio que da el productor.
  • Con esto viene el costo que significa la distribución y comercialización del producto que sea igual al resultado.
  • Después viene ya el precio neto de venta que es acordado conforme a la tasa de los impuestos que se han estipulado por los comerciantes y el propio fabricante.

  • ¿Cómo ha influido el IEPS en México?

    En México hemos sido caracterizados por ser una de las más importantes y prestigiosas fuentes que se dedican a la importación de las gasolinas, en donde las compras por parte del exterior han llegado a alcanzar cifras sumamente altas, mientras que al interior se alcanzan cifras de hasta un 43% en la demanda nacional.

    La Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios tiene los antecedentes y normas en donde se acuerda lo que todos conocemos en la actualidad, ya que esta se desglosa sobre los propios impuestos especiales que se coloquen donde se concentra hacia la producción y los servicios de las gasolinas, acordándose así las dos leyes siguientes:

  • Ley del Impuesto sobre Consumo de Gasolina. (DOF 31-Xll-32).
  • Ley del Impuesto sobre la Venta de Gasolina. (DOF 19-Xl-74).

  • Lo cierto es que el IEPS es uno de los más complicados impuestos al que actualmente son acreedoras muchas de las industrias más importantes en nuestro país, ya que nos referimos a productoras mexicanas que de acuerdo a los expertos, se han visto perjudicadas teniendo que optar por la venta de acciones hacia otros países con la intención de que estos cargos puedan ser solventados sin problema alguno.

    Pero si hablamos en aspectos generales o bien dirigidos a los consumidores y público en general, el IEPS es sin duda una de las normas que han influido para una inflación que se vive a diario en nuestro país, además de ser uno de los factores que determinan la baja en las ventas de los fabricantes a nivel nacional.

    Temas Relacionados