El “olor a nuevo” de los autos proviene de gases tóxicos

Cuando te subes a un coche nuevo, tu olfato se llena con un aroma muy particular que generalmente se considera agradable, pero en realidad puede ser nocivo para tu salud. 

¿Por qué los coches nuevos tienen ese aroma especial?

La respuesta no creemos que les  guste, ya que ese olor es resultado de químicos que se utilizaron en el proceso de producción y que pueden resultar tóxicos.

El “Olor a nuevo” de los automóviles no es natural

La gran mayoría de los automóviles nuevos tiene ese olor particular e incluso se venden desodorantes para el coche que lo imitan, ya que suele ser agradable para conductores y pasajeros.

Sentimos romper con este concepto sobre el amor al aroma a auto nuevo, ya que no es precisamente un perfume, sino que una mezcla de gases que salen de químicos utilizados en la línea de producción, entre ellos algunos muy tóxicos, como el tolueno (disolvente para pinturas, revestimientos, caucho, resinas, diluyente en lacas nitrocelulósicas y en adhesivos).

Por suerte, el olor a coche nuevo no dura para siempre, sino que se va eliminando semana a semana, haciéndose más débil. En un mes y medio el automóvil ya no debería tener ese aroma que ahora seguro ya no te gusta.

No es necesario que tengan las puertas y ventanas abiertas por semanas antes de usarlo, ya que en las concentraciones en que se encuentran, estos químicos tóxicos no producen daño, pero si se está expuesto de forma continua, pueden provocar complicaciones de salud.

¿Qué provoca el olor de los autos nuevos?

Los coches nuevos tienen un aroma que es mezcla de cinco sustancias químicas diferentes: etilbenceno, estireno, tolueno, xilenos, trimetilbenceno. Estos son residuos que quedan de materiales que se utilizan en la elaboración y montaje de las diferentes partes del vehículo.

Ya sea en solventes de pintura, aislantes, pegamentos, tratamiento de telas y combustible, estos químicos son muy volátiles (ósea, rondan por la atmósfera), por eso quedan flotando en el aire en forma de gas hasta que se van dispersando por sí mismos.

Si se usa el automóvil con las ventanas abiertas, estos químicos y su particular aroma, se irán más rápido. En vehículos de última generación, estos aromas tóxicos han sido eliminados casi por completo.

Años atrás se realizaron estudios para medir los probables daños, pero los automóviles que hoy podrías comprar nuevos, ya tienen un nivel muchísimo menor de componentes volátiles, por lo que el peligro no es tal. Las consecuencias que se han estudiado en la exposición letal de los químicos han sido ligados a un amplio rango de problemas de salud tales como alergias, dificultades al respirar, enfermedades de las vías respiratorias, defectos de nacimiento, dificultades de aprendizaje, toxicidad en el hígado y cáncer. Problemas muy similares a una exposición más agresiva que el smog.

Mientras tanto, la industria automotriz busca fórmulas nuevas para borrar estos gases antes de que los vehículos salgan a la venta, haciéndolos más seguros para los nuevos y orgullosos dueños.

“Los automóviles funcionan como reactores químicos, creando así uno de los ambientes más peligrosos en donde pasamos mucho tiempo”

Por eso hemos hecho una lista de los autos que son más tóxicos y los que no, según estudios por varias instituciones de salud a nivel mundial. La lista completa de los mejores y peores autos son:

Con menos químicos tóxicos

  1.       Honda Civic 2012
  2.       Toyota Prius 2011
  3.       Honda CR-Z 2011
  4.       Nissan Cube 2011
  5.       Acura RDX 2012
  6.       Acura ZDX 2012
  7.       Audi S5 2012
  8.       Smart Coupe 2011
  9.       Toyota Venza 2011
  10.       Smart Passion 2011

Con más químicos tóxicos

  1.       Mitsubishi Outlander Sport 2011
  2.       Chrysler 200 SC 2011
  3.       Kia Soul 2011
  4.       Nissan Versa 2011
  5.       Mazda CX-7 2011
  6.       Hyundai Accent 2012
  7.       Chevrolet Aveo 2011
  8.       Kia Sportage 2011
  9.       VW Eos 2012
  10.       Mini Cooper S Clubman

Temas Relacionados