Beneficios de los Seguros Pontiac

Las aseguradoras no han dado un paso al costado a pesar de la desaparición de la marca, pues en la actualidad todos los automóviles de la marca Pontiac, dándole todavía una fuerza a todos sus Seguros Pontiac, los cuales se concentran en cuidar estos vehículos contra cualquier tipo de imprevistos a los que pueden estar expuestos, así como considerar todavía los valores comerciales que se tienen pactados dentro del libro azul en México.

Debemos añadir también que las sumas aseguradas e indemnizaciones no han disminuido ni algo parecido, ya que al ser una amplia población de estos autos, las compañías de seguros Pontiac continúan brindando los mismos beneficios.

Coberturas de los Seguros Pontiac

Siguen comercializando las coberturas de tipo básica, limitada y amplia, en donde se garantizará la protección de Seguros Pontiac necesita ante cualquier siniestralidad que se les pueda presentar, pero es importante también que sepas que con Ahorra Seguros ya puedes contratar tu póliza de seguros Pontiac con las que obtendrás todo lo necesario para transitar sin problema alguno. No esperes más, cotiza ya.

¿Quién es Pontiac por todo el mundo?

Una extinta marca que durante toda su historia logró consagrarse quizá como una de las más importantes del sector automotriz en todo Estados Unidos y México. Su historia data de comenzar con sus operaciones en 1926, siendo una línea de las muchas marcas que pertenecieron a General Motors, ya que Pontiac era conocida como una compañía intermedia que tenía como objetivo diseñar modelos deportivos y que comprendieran de un rendimiento útil a precios realmente razonables o convenientes.

Pontiac como ya lo mencionamos, dio inicio a sus operaciones durante 1926 todo esto fue a raíz de ser una subsidiaria de Oakland Motor Car, marca que pertenecía en aquel entonces precisamente también a General Motors, y a esto debemos añadir que Pontiac fue un nombre que en 1906 ya había sido utilizado por un fabricante de autos, aunque desapareció casi inmediatamente debido a distintas razones, por lo tanto volvió a aparecer apenas 20 años después.

Pontiac lanzó su primer modelo de automóvil apenas se incursionó en el mercado, partiendo del respaldo de General Motors, fue como se dio inicio al su primer vehículo asequible que correspondía a seis cilindros, mismo que a su vez consiguió competir de manera directa con otros modelos que en aquel entonces eran más caros y que solo eran de cuatro cilindros.

Poco tiempo después logró superar las ventas que Oakland Motor Car había tenido en su ya extinta participación dentro del mercado, por lo que GM se concentró en darle una mayor plataforma para la venta de sus productos en el mercado, por lo tanto decidió borrar del mapa a la marca Oakland para concentrarse única y exclusivamente en el diseño, fabricación y ensamblado de automóviles Pontiac, convirtiéndose así tiempo después en ser la única subsidiaria que sobrevivió de acuerdo a su compañía madre.

Hasta 1956 fue que se utilizó el logotipo que todos conocemos, y que dio paso al que originalmente querían los fundadores que representaba la cabeza de una flecha nativa.

Debemos destacar que Pontiac durante todo el periodo que se incursionó en el mercado automotriz por todo el mundo siempre se dio a conocer por contar con automóviles de la más alta calidad y que estaban basados en un mayor rendimiento en comparación a muchas otras marcas de autos, pero lo cierto es que estos podrían ser adquiridos a un menor precio, lo que le ayudó a sobresalir rápidamente por todo el mundo, ya que fue la opción que en su momento todos y cada uno de sus clientes voltearon a ver, ya que contaba con modelos de una carrocería lujosa y llamativa, así como innovación en su maquinaria y todo lo que se relaciona con los accesorios que estos contenían, por lo tanto era la clase de automóvil que los clientes preferían, ya que debemos añadir también que la seguridad con la que contaban estos era sobresaliente.

Sin embargo fue en abril de 2009 cuando se dio la dura noticia por parte del presidente de GM, donde éste anunciaba que todas las ventas de automóviles pertenecientes a la marca Pontiac sería parada de forma permanente en 2010, esto ya que explicó que había una estrategia con la que General Motors planeaba recibir una mayor cantidad de recursos por parte de los gobiernos federales.

Acerca de Pontiac en México

Una de las marcas de autos que quizá logró un gran mercado de clientes en nuestro país, Pontiac llegó a México en el ya lejano 1991, desde entonces consiguió lograr la comercialización de sus modelos de autos en una forma regular por medio de los puntos de distribución Chevrolet, esto se logró debido al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que se llevó a cabo durante ese año. Fueron notables los buenos números que obtuvo Pontiac que apenas 12 años después, creó su propio canal distribuidor, con un total de 10 distribuidores en todo México, aunque esto lo logró por medio de una asociación con FIAT, que apenas unos años después tuvo que salir del mercado mexicano debido a ciertas complicaciones que se les presentaron.

Hasta antes de 2009 Pontiac ya era considerada entre las 10 más importantes compañías de autos en nuestro país, llegando a contar con 42 distribuidoras por toda la República Mexicana, en donde comercializa sus modelos más conocidos mundialmente como el Matiz, Pontiac G3,G4,G5 y G6, además del Solstice y Torrent.

Al ser México uno de los mercados que más resintió la salida de esta compañía en el sector automotriz, es que Pontiac decidió continuar a través de General Motors con la comercialización para el respaldo de sus automóviles, así como una garantía en donde se dio a conocer también cómo Pontiac Seguros, en donde se aseguró que aquellos vehículos de esta marca contarán con el abasto necesario para sus refacciones y todas las operaciones correspondientes con sus servicios mecánicos y eléctricos especializados, pues en nuestro país se estima que existe una presencia de al menos 80 millones de automóviles de las distintas líneas de modelos Pontiac.

La salida de esta compañía abrió paso para que Buick comience a utilizar todas y cada una de las oficinas distribuidoras que pertenecían a Pontiac en todo México, Estados Unidos.