¿Estás embarazada o crees que lo estás?… Cómo saberlo, síntomas de embarazo, qué sigue si estoy embarazada,cómo cuidar mi embarazo,riesgos en el embarazo, ¿mi embarazo lo cubre mi seguro? tips, tests, todo.

¿Qué es el embarazo?

Se denomina embarazo o gestación al lapso que transcurre desde la implantación del óvulo fecundado en el útero hasta el momento del parto. Todos los meses los ovarios liberan un óvulo, aproximadamente 14 días antes del primer día de tu período. La concepción o de igual llamada fertilización ocurre 2 semanas después del comienzo de tu última menstruación, esta existe en el momento que el espermatozoide del hombre fertiliza el óvulo de la mujer, este se desplaza por el útero, se pega en el y comienza a crecer para así convertirse en un bebé.

¿Cómo saber si estoy embarazada?

Es posible que estés embarazada si no tuviste regla o periodo menstrual, por lo general esta es una señal esencial de un embarazo, los senos te han agrandado y duelen, el área de alrededor del pezón se oscurece, orinas mucho, sientes malestar estomacal o náuseas, te disgusta muchísimo algunas comidas o de pronto tienes antojos no habituales, todo el tiempo te sientes cansada, tus cambios de humor son drásticos y repentinos, te hinchas. Puedes averiguarlo utilizando una prueba de embarazo de uso personal o denominada prueba casera, esta se puede comprar en la farmacia, regularmente es confiable siempre y cuando sea hecha después del retraso menstrual ya que si es hecha antes, su resultado puede ser erróneo. Estas pruebas miden la hCG (cantidad de hormona beta) esta hormona es producida solamente cuando la mujer está embarazada, estos tests pueden ser confiables y sobre todo fáciles de hacer, recuerda es importante realizarlo en la ausencia de tu periodo, ya que en el caso contrario la concentración de la hormona en la orina es muy baja y no logra ser detectada por las pruebas caseras para mayor efectividad en ellas es recomendable realizarla pasados los 3 o 5 días de retraso, de esta forma tus niveles de hCG (cantidad de hormona beta) están aumentando y logran ser detectados. Para garantizar tu resultado, la mejor opción es el examen de sangre en el laboratorio médico ya que estos evalúan la cantidad de la hCG en la sangre y en la orina teniendo un resultado más efectivo y confiable.

¿Cuáles son los síntomas del embarazo?

Aquí te detallaremos cada síntoma del embarazo sus características y cómo saber si lo que tienes es un síntoma de embarazo. Ausencia de menstruación: La amenorrea o ausencia de menstruación es el síntoma de embarazo más importante, si sueles tener un ciclo menstrual regular y de repente se atrasa tu periodo, es un signo claro de posible embarazo; sin embargo existe algo llamado sangrado de implantación este es un sangrado leve que dura uno o dos días, más oscuro y ligero, si notas leves manchas de sangre alrededor de las fechas en las que debería llegar tu menstruación posiblemente se deba al asentamiento del óvulo en el útero o bien sangrado de implantación. Sensibilidad en los senos: Puedes sospechar que estás embarazada si sientes una extrema sensibilidad en los senos, hinchazón o crecimiento, irritabilidad, incomodidad e incluso leve dolor al rozar los pezones, esta sensibilidad o dolor puede ser exagerado a lo que sientes antes de tus periodos; la hormona progesterona incide en el aumento de las glándulas mamarias y en los estrógenos para desarrollar los conductos de la leche, esto ocurre ante la mínima señal de embarazo ya que los pechos deben prepararse para alimentar al bebé, durante el primer trimestre la incomodidad disminuirá conforme tu cuerpo se adapte a los cambios hormonales. Orinas más de lo normal: Si estas embarazada es normal que con frecuencia tengas ganas de orinar debido a las hormonas del embarazo lo que provoca que la sangre fluya más rápido a tus riñones, al aumento del volumen en tu sangre, esta aumenta gradualmente hasta lograr un 50 por ciento más, haciendo que los riñones procesan más líquido, el cual lleva a la vejiga, y por el crecimiento de tu útero, esto hace presión en tu vejiga. Náuseas, vómitos y malestar estomacal: Una vez más las responsables de este síntoma del embarazo son las hormonas, ya que provocan una desagradable sensación de estómago revuelto, salivación excesiva y ganas de vomitar, estas son en respuesta al estímulo natural de la hormona Gonadotropina Coriónica, responsable de que el embarazo vaya bien durante los primeros tres meses del embarazo. Antojos repentinos o disgusto a ciertos alimentos: El gusto y el olfato se ven afectados en el embarazo, el aumento de estrógenos provoca que la mujer tenga un olfato más elevado y una extrema sensibilidad a los olores, provocando que olores que antes te agradaban pasen a ser repugnantes lo mismo pasa con la comida. Cansancio: El cansancio y el sueño que experimentas cuando estás embarazada se debe a los cambios hormonales y fisiológicos que se presentan en tu cuerpo debido a que tu bebé está creciendo dentro de tu vientre, además de que tu cuerpo se encarga de ofrecer los nutrientes necesarios para que se desarrolle el feto y necesita generar la placenta que nutrirá al bebé durante el embarazo, todas estas acciones simultáneas, consumen tu energía, además de que buena parte de tu flujo sanguíneo va destinado a ese nuevo ser que está en desarrollo. Cambios de humor: Los cambios de humor en el embarazo son normales ya que parte de las alteraciones hormonales por las que pasa el cuerpo afectan el nivel de los neurotransmisores (los mensajeros químicos del cerebro) puede que sientas emociones exageradas, algunas positivas, otras por el contrario te hagan sentir deprimida o ansiosa. Hinchazón: Esta como lo habíamos explicado se debe al aumento del volumen de tu sangre.

¿Qué dificultades se pueden producir en el embarazo?

El embarazo es para la mayoría de las mujeres una etapa de gran felicidad, sin embargo durante el embarazo se debe realizar un seguimiento o control médico tanto de la madre como del bebé. Si a la mayoría de síntomas dijiste que si o ya estas segura de estar embarazada, debes saber algunas dificultades que pueden poner en riesgo tu embarazo, algunas de ellas puedes prevenirlas. Pérdida del embarazo o aborto espontáneo: Este es cuando el embrión o feto muere antes de la semana 20 de embarazo, esto puede ser causado por diferentes factores como que el óvulo fecundado sea anormal al número de cromosomas, enfermedades graves como diabetes o por anomalías en el útero. Preeclampsia: esta es una condición que ocurre durante el embarazo y se debe a una hipertensión gestacional o en mujeres que ya tenían presión arterial alta o padecer enfermedad renal antes del embarazo. Diabetes gestacional: Se le llama así cuando una mujer que no tenía diabetes antes del embarazo desarrolla la enfermedad, esto se debe a que los alimentos se transforman en azúcares llamada glucosa y esta es la principal fuente de energía en el organismo, esto junto con los cambios hormonales en el embarazo hacen que el cuerpo no produzca suficiente insulina o no la use con normalidad, provocando que la glucosa se acumule en la sangre y de esta forma de diabetes gestacional. Presión arterial alta: Esta es la fuerza de la sangre que empuja contra las paredes de las arterias, las arterias son vasos sanguíneos que transportan sangre desde el corazón a todo el cuerpo, si dicha presión es alta también se le llama hipertensión.

¿El seguro de gastos médicos cubre mi embarazo?

La mayoría de los seguros de gastos médicos mayores, ofrece beneficios para la maternidad aquí algunos ejemplos de lo que cubren estos seguros. Un seguro de gastos médicos puede ser tu mejor aliado, ya que no solo te ayudan a cuidar tu embarazo y mantenerte en buen estado de salud sino que apoyan a la hora de dar a luz y en momentos siguientes a esto. De acuerdo con la (PROFECO) el gasto total de un parto va desde los 22,868 hasta 50,499 pesos, lo cual varía a la dependencia, hospital o clínica, el tiempo de estancia o algunas complicaciones durante el parto. Existen varias aseguradoras para gastos por maternidad y van desde 10,000 hasta 45,000 pesos depende de la cobertura de tu seguro. Algunas de las aseguradoras dan la alternativa de subir o bajar estos montos, de igual forma en algunas ocasiones también contemplan las atenciones por complicaciones durante el embarazo y en el momento de dar a luz. Cabe destacar que es importante el tiempo que la persona tenga con su seguro ya que en su mayoría las aseguradoras piden un mínimo de 10 meses previos entre la contratación de la póliza y el nacimiento del bebé.

Temas Relacionados