Te imaginas llegar a la plaza que te gusta porque vas a ir al cine, pero como no quieres dejarlo en el estacionamiento decides dejarlo en la calle, pero sorpresa ¿Dónde lo vas a dejar? Todo está lleno, no se ven lugares, ya llevas prisa y tu última medida es meterlo, aparcar e ir a tu función antes de que sea tarde.   ¿Qué te parecería una aplicación en tu móvil que registre los lugares vacíos a tu alrededor y puedes aparcar tan pronto te sea posible? Bueno, una empresa europea está desarrollando esta tecnología, ellos apuestan por su innovación, ya que el sistema está compuesto por una red de sensores que se sitúan en puntos elevados para monitorear el espacio urbano dedicado a estacionarse.   Para hacer funcionar este sistema se basa en detectar y predecir plazas de aparcamiento libres, lo que supone invertir menos tiempo y combustible en la búsqueda de aparcamiento y, al mismo tiempo, reduce la congestión provocada por quienes buscan un lugar donde dejar su vehículo. Basado en un sistema de sensores radar, este modelo ya se está probando en Múnich y se prevé ampliar su alcance en la ciudad durante el próximo verano.   El sistema está compuesto por una red de sensores que se sitúan en puntos elevados (como edificios o postes) para monitorear el espacio urbano. La información se remite a un centro de control que registra continuamente los datos. Además de señalar si hay zonas libres, estos sensores indican el tamaño y la posición de los vehículos. Asimismo, detectan cualquier obstáculo o coche mal aparcado en los carriles de bicicletas, de autobús y en las entradas a los estacionamientos. Identificación de situaciones recurrentes. Los datos se transmiten mediante radio móvil al centro de control, que calcula la ocupación del espacio y facilita esa información a los conductores a través de una aplicación móvil. Además, el software es capaz de identificar situaciones recurrentes respecto al espacio urbano, para predecir, basándose en datos históricos sobre cada punto concreto, si un área estará libre o no en un momento determinado. Así, es posible saber de antemano si al ir al trabajo se podrá aparcar junto a la oficina, por ejemplo.   Esta solución cuenta con tecnología Intel para la conexión de los sensores. Su plataforma, permite que estos estén siempre conectados al centro de control de manera segura. Las compañías que trabajan en este proyecto esperan sentar las bases de una red de comunicación y gestión global que permita la puesta en marcha de las “Ciudades del Futuro”.   Muy buena propuesta ¿No? Esperemos llegue a México tan pronto sea posible ya que sería de mucha utilidad con nosotros.

Temas Relacionados