¿Cual es el asiento más seguro en un auto?

¿Cuál es el asiento más seguro en un auto? Si hacemos un recuento a través de la historia, sobre cómo ha cambiado la seguridad en los automóviles durante los últimos veinte años, podremos reconocer de manera rotunda sobre cómo vamos hacia vehículos cada vez más seguros, además de que los lineamientos de seguridad alrededor del mundo, cada vez son más estrictos y específicos, por ello es que muchas marcas, definen que la seguridad es su principal prioridad al fabricarlos.

Sin embargo, la mayoría de los vehículos del mercado siguen estando diseñados de manera que unos tienen más riesgo sobre otros, dependiendo del asiento; La probabilidad de fallecer varía en caso de accidente debido a colisión frontal-lateral, cabe puntualizar que con el riesgo total mencionando, este ha descendido considerablemente a través de los años.

No obstante, las estadísticas destacan, que tanto el nivel nacional como el del continente Americano, es el lugar central el asiento más seguro en un auto. En la mayoría de los vehículos del mercado, ocupar un asiento u otro puede influir en la probabilidad de fallecer en caso de sufrir un accidente por choque, a pesar de que el riesgo se ha reducido significativamente con los nuevos modelos y su diseño.

Los estudios demuestran que el asiento trasero central es el más seguro de todos; ¿por que? esto se debe a que este es el espacio que se encuentra más alejado y por tanto, mejor resguardo ante un impacto frontal o lateral, esto provocará que se reduzcan las consecuencias fatales en comparación con los demás asientos del coche.

Por este motivo, se recomienda que los menores vayan en el asiento central del coche, ya que este es el asiento más seguro en un auto, en el caso de que no se pueda instalar un sistema o asiento infantil en ese espacio, o éste carece de cinturón de seguridad o de Isofix, lo mejor será colocarlo en el asiento izquierdo de atrás, el que está detrás del copiloto.

Siendo más técnicos, estamos hablando en términos estadísticos y de probabilidad, nos referimos a que en caso de accidente existen víctimas mortales de impacto frontal y fronto-lateral ya que ambos suponen alrededor del 20% de los accidentes mortales se deben a esto; Además que el asiento del medio todavía es el mejor que se resguarda del impacto, por esto es el más seguro.

Tenemos que destacar los inconvenientes que pueden ser factores importantes que podrían reducir la seguridad, para iniciar, hay algunos vehículos que por antigüedad siguen teniendo un cinturón de tipo ventral, en dos puntos de anclaje, existen muchos otros que también no cuentan con reposa cabezas, por otro lado si queremos transportar a un bebé en el asiento trasero central, siempre será más seguro hacerlo si el asiento viene equipado con Isofix.

Por si fuera poco, como ya se ha demostrado anteriormente, el sistema más seguro de retención infantil es el que va en sentido contrario a la marcha; En el supuesto caso de poner la silla en el asiento del acompañante, hay que desactivar el airbag o bolsas de aire, con ello podrás evitar la asfixia del bebé en caso de que este salte.

Regresando al análisis de los asientos con menor riesgo de lesiones, el asiento trasero derecho es después del central, el asiento más seguro en un auto. Con un evidente inconveniente, pues al ser el más cercano a un impacto de tipo lateral derecho. Sin embargo, el asiento del acompañante es el más cercano, junto al del conductor en colisión frontal por lo que con base en las estadísticas este es el asiento más peligroso.

No se queda atrás en probabilidad de lesión en impactó, el asiento trasero izquierdo; Al estar justo detrás del conductor, este es un factor importante pues tiene menor visibilidad y además un peor acceso a la acera que suele hacerse desde el lado derecho

Recordemos que al inicio de este artículo mencionamos el gran desarrollo y evolución en la seguridad de los automóviles actuales, debemos esclarecer que la seguridad en las plazas traseras se ha desarrollado con un menor ritmo que el de las plazas delanteras.

En muchos de los vehículos los asientos traseros suponen unas plazas de uso muy circunstancial que por lo tanto son menos seguros que los asientos delanteros, el análisis puede resultar alarmante, pero nos permite poner sobre la mesa el objetivo de cero víctimas al conducir y que se hagan las modificaciones necesarias para que el vehículo sea en su totalidad más seguro.

Temas Relacionados