En esta época de vacaciones , es común que las familias salgan en viajes de mediano o largo tiempo a otras partes de nuestro país. Aunque muchos mexicanos se preocupan de los detalles relacionados exclusivamente al tema vacacional, muy pocos hacen una revisión minuciosa del auto que los llevará al destino deseado. Esta revisión general del auto puede ser trascendental para evitar accidentes en la carretera.

En Ahorra Seguros esperamos que estos 7 puntos hagan la diferencia cuando salgas a carretera en estas próximas vacaciones.

  1. Documentación

Hay que comprobar que se lleva la documentación adecuada: matrícula, licencia de conducir, así como documentos del gobierno que te solicite y sobre todo el seguro (que recuerda ya es obligatorio para los vehículos que circulen por estas vías). Recomendamos siempre que el vehículo esté asegurado para estar protegido contra cualquier tipo de  accidente ya que en estas temporadas es cuando se registran los mayores accidentes del año.

  1. Los neumáticos

Constituyen el único punto de contacto del vehículo con el pavimento y son esenciales para conseguir un alto nivel de adherencia, capacidad de frenada, prestaciones y seguridad. Ante el inicio de un viaje se debe comprobar el desgaste de los neumáticos, y revisar que no tengan  algún golpe. Los neumáticos deben cambiarse cuando la altura del dibujo esté en 1,6 mm o por debajo. Además, conviene hacer una verificación de la presión, estando en frío, y teniendo en cuenta si se va a llevar más carga de la habitual. En este caso, hay que inflarlos más.

Es importante revisar que se lleva el gato y la llave, y se debe comprobar que la rueda de repuesto esté en buenas condiciones.

  1. Sistema de frenado

Para asegurar su óptimo funcionamiento es de vital importancia la comprobación de los frenos, así como la revisión del líquido de frenos, inspeccionando el depósito que lo contiene. El nivel debe estar entre el mínimo y el máximo de las marcas consignadas en el contenedor. Además, conviene utilizar el producto recomendado por un mecánico especialista, en función de la marca y modelo del vehículo, el uso que se le dé y la zona habitual de circulación. En cualquier caso, los expertos aconsejan reemplazar el líquido de frenos cada dos años o, incluso, antes.

Si se tiene una vibración en el volante al momento de frenar, es indispensable que se verifiquen las pastillas y muy posible toque hacer una rectificación o cambios de discos.

  1. Amortiguadores

Uno de los componentes más importantes de la suspensión de un vehículo son los amortiguadores. A medida que se rueda con el auto, tanto el aceite del interior del amortiguador, como los elementos que regulan el flujo de este aceite se van degradando. Hay ciertos indicios que denotan que los elementos de la suspensión de un auto requieren de una revisión. Se puede hacer una comprobación apoyando todo el peso en la carrocería del capó y soltando de golpe. Si el auto únicamente sube, el amortiguador está, casi con total seguridad, en buen estado. Por el contrario, si sube y rebota hacia abajo, lo más probable es que al amortiguador le quede muy poca vida útil. Si el auto oscila arriba y abajo en marcha, en cualquiera de los ejes o en los dos, cada vez que hay un bache, o hace extraños al coger una curva, ha de llevarse al taller.

Los amortiguadores se revisan, normalmente, a los 30.000 ó 50.000 kilómetros, y suelen requerir un cambio tras unos 50.000 ó 60.000 kilómetros.

  1. Los niveles

  •         Aceite: Te recomendamos tener presentes las fechas de cambio del aceite, anotándolas en el libro de mantenimiento del vehículo. La comprobación del nivel se hace con la varilla indicadora. Si hay que añadir aceite, debe hacerse con el motor en frío. El nivel no debe estar por debajo del mínimo pero, si hay que agregar aceite, nunca se debe llegar al máximo.
  •         Batería: aunque hay baterías que no necesitan mantenimiento, en otras  hay que verificar los niveles de los vasos y añadir agua destilada, si el líquido no cubre totalmente las placas. Los bornes de contacto de la batería han de estar limpios, bien atornillados y protegidos con vaselina o grasa.
  •         Refrigeración: se debe comprobar el nivel del líquido del sistema de refrigeración con el motor frío. El nivel ha de estar entre el mínimo y el máximo y nunca debe llenarse del todo. Si viaje que va a realizar es largo, se aconseja llevar en el auto una botella con líquido refrigerante.
  1. Las luces

Cada vez son más los automovilistas que, por seguridad, conducen de día con las luces encendidas. Por ello, aunque no haya previsión de viajar de noche, es importante verificar el alineado de las luces de los faros y corregirlo si es necesario. Se debe supervisar el correcto funcionamiento de todas luces.

  1. Equipo de Emergencia

Por último es muy importante llevar en el auto un equipo de emergencia por si algo se presenta en el camino. Recomendamos tener: Llanta de refacción, gato, llave de cruz, triangulo y botiquín.

Otras recomendaciones

1.- Haber dormido bien la noche anterior.

2.- No ingerir comidas pesadas, ni alcohol.

3.- Sintonizar las emisoras o colocar música antes de comenzar el viaje.

4.- Hacer paradas cada dos horas y media de trayecto sí consideras un viaje de más de 8 horas.

5.- Es mejor no programar una hora determinada de llegada al destino para poder ir a una velocidad moderada.

Con estas recomendaciones tendrás un viaje seguro y podrás disfrutar al máximo de tus vacaciones.

¿Tienes alguna otra recomendación que compartir? Nos encantaría escuchar tus experiencias.

Temas Relacionados