Líquidos de tu auto.

En Ahorra Seguros sabemos de lo importante que es un automóvil para las personas, sin embargo, son pocos aquellos que realmente conocen a fondo sobre el funcionamiento de un vehículo, comenzando por su motor y demás accesorios. Pero es poca la atención que le prestamos a los líquidos de tu auto que trabajan para que funcione como esperas, sin duda las inspecciones al nivel de los líquidos de tu auto son importantes, ya que esto te ayudará a evitar consecuencias graves en un futuro, las cuales afectarán directamente a tu coche, repercutiendo sin duda a tu bolsillo.

Una revisión sobre los líquidos de tu auto es muy sencilla, llevándola a cabo te podrás ahorrar muchos problemas o pérdidas de tiempo por situaciones provocadas a este tema. Una inspección a los distintos líquidos ayudará bastante, pues esta es fundamental para un trabajo normal de tu automóvil. Es por eso que te contamos sobre todos los líquidos utilizados por tu vehículo, así como el funcionamiento que tiene cada uno de ellos:

  • Aceite de Motor: Conforme pasen el tiempo y los kilómetros recorridos, el aceite de tu motor comenzará a ensuciarse y desgastarse, por lo que te recomendamos realizar el cambio en un aproximado de cada 5 mil kilómetros o bien, cada 3 meses. Todo esto dependerá del tipo de aceite utilizado, así como del servicio que tenga el vehículo.
  • Aceite de Transmisión: Importante que sepas que la caja de velocidades cuenta con distintos engranes, los cuales se bañan en aceite, mismo que suaviza su funcionamiento, ayudando a reducir la temperatura en su operación. Te recomendamos cambiarlo cada 50 mil kilómetros.
  • Refrigerante: Recuerda que este es el que se encarga de estabilizar la temperatura de tu auto. El anticongelante debe cambiarse cada dos años, para que puedas proteger sus componentes, así como prevenir la corrosión. Si este se queda sin el mantenimiento necesario, puedes correr peligro de que tu motor sufra daños.
  • Líquido de Frenos: Fundamental que sepas que de este líquido dependerá gran parte de la efectividad en el frenado de tu auto. Al irse deteriorando con el paso del tiempo, pues suele trabajar a temperaturas muy altas y con gran presión. Recomendable que se cambie cada año.
  • Aceite para la Dirección: El sistema de dirección hidráulica de tu auto funciona por medio de bombas que presurizan este líquido, enviándolo a la caja de dirección, pues de ahí parte a la válvula que dirige el flujo del fluido. Cámbialo cada dos años.
  • Aceite diferencial: Facilitara el juego de los engranes, cambiando la rotación del eje cardán en un ángulo recto a uno perpendicular. Reducirá también la velocidad en su giro para aumentar el torque y engrane diferencial para poder transferir la potencia a las llantas.
  • Líquido del Aire acondicionado: Realiza la transferencia de calor dentro del sistema, comprimiendo y descomponiéndose, logrando dar aire caliente o frío, regulando la temperatura al interior del auto.
  • Limpiador para el Limpia parabrisas: Ayuda a remover la suciedad del parabrisas. Este contiene jabón para agilizar la habilidad de limpieza, además de alcohol para prevenir que se convierta en hielo.
  • ¿Qué líquidos de nuestro auto no revisamos?

    Ya te contamos sobre todos los líquidos que utiliza tu automóvil para poder obtener el funcionamiento adecuado, además de cada tarea que tiene cada uno de ellos. Esto es sin duda algo importante, pues en base a esto es que podrás conocer a detalle sobre la importancia que tiene cada uno de estos para que tu auto no sufra de ningún tipo de problema.

    Sin embargo, existen algunos de estos líquidos que no se revisan con la frecuencia que se debería, conoce cuales son:

  • Aceite, si su nivel es bajo debes acudir a un taller para que se realice el cambio inmediatamente.
  • Refrigerante, este en muchas ocasiones no recibe la atención necesaria, algo que puede resultar fatídico, pues es uno de los líquidos que tu automóvil debe tener en los mejores niveles.
  • Limpiaparabrisas, aunque te encuentres en temporadas en las que no hay lluvias, o situaciones similares, es ideal que este se encuentre en condiciones para cualquier imprevisto.
  • Frenos, debes estar al pendiente de este, ya que de este depende tu seguridad, así como la de tu propio automóvil, recuerda que la función del frenado de tu auto dependerá del cuidado en su líquido.
  • Direcciones, presta mucha atención al nivel de este, ya que entre más cuidado tengas con él, mejor será el funcionamiento de tu auto.
  • Importancia de los líquidos de tu auto.

    Ahora que conoces de la función que tienen todos los líquidos de tu auto, así como de aquellos a los que no se les presta la suficiente atención. En Ahorra Seguros te brindamos la información necesaria para que conozcas de su importancia, además de la atención que le debes dar a estos. Evita que tu auto sufra problemas en un futuro por no darles la revisión correspondiente.