¿Qué es el Anticongelante?

Uno de los líquidos de suma importancia para el buen funcionamiento de tu automóvil, el anticongelante o también conocido como refrigerante, por ser una de sus propiedades, tiene la única función, pero quizá una de las más importantes, el poder asegurar que el refrigerante circule con normalidad por todos sus circuitos, y es que este debe absorber los excesos de calor que se formen en el motor, trabajando para poder mantener la temperatura ideal que debe ser al menos de 90°.

El anticongelante debe funcionar de la forma correcta y como se espera dentro del rango de temperaturas estipuladas en el uso del auto, ya que tendrá que funcionar no importando si las condiciones del clima sean de mucho calor o frío. Es por eso que antes de elegir cualquier anticongelante, debes prestar atención a las características que tenga este, y en cómo es que trabajará este refrigerante con el motor.

Anteriormente y aún en la actualidad, el agua era utilizada como el único y principal refrigerante de un automóvil, pero a pesar de tener algunas de las propiedades que combatían las temperaturas de calor, lo cierto es que su punto de congelación, así como de ebullición le hacen ser sumamente peligroso en cuanto al refrigerante.

Y en cuanto a esto es que los anticongelantes ayudan de mejor forma, ya que a comparación del agua, no tendrá una temperatura de congelación o fusión, además de no ser corrosivo, y es que un anticongelante cuenta con la capacidad necesaria de energía para poder aumentar su unidad de temperatura, por lo que ayudará en absorber las sustancias antes de su misma temperatura.

¿Para qué sirve un líquido anticongelante?

Sin embargo existen muchas personas que aún se preguntan acerca de la función que tiene un líquido anticongelante, así como el mismo sistema de refrigeración en su automóvil, es así que en Ahorra Seguros te contamos para qué sirve, y cómo es que trabaja.

Comenzando por el simple hecho de que no solo funcionará para las bajas temperaturas, ya que también ayudará a regular las altas temperaturas que experimente, así como refrigerar el motor no evitando que se congele.

Junto a los nuevos y cada vez más eficientes motores que desarrollan los automóviles hoy en día, los anticongelantes funcionan para lograr un ahorro de gasolina, así como disminuir las distintas emisiones contaminantes, pues pone como principal alcance, que la temperatura sea la óptima para el funcionamiento, haciendo así que los sistemas de refrigeración que utilizan de líquido anticongelante logre mantener una temperatura constante, ya que los motores de combustión interna tienden a generar cantidades de calor en donde el interior de los cilindros comienzan a producir reacciones conocidas como exotérmicas.

Es importante que sepas que para no crear problemas, el anticongelante es quien mantendrá la temperatura en un nivel considerable, ya que se enfoca en emplear un sistema de refrigeración en donde se compone de uno o varios radiadores, así como de un circuito cerrado en donde se utiliza una bomba, la cual se encarga de mover el líquido a su conveniencia.

Un ejemplo muy claro, es cuando enciendes tu automóvil por las mañanas, y si el clima es muy frío, la bomba de agua quizá evite la circulación de los líquidos refrigerantes hacia la hacia los circuitos por los que el motor pueda alcanzar la temperatura ideal.

Un sistema de refrigeración se compone de radiador, líquido anticongelante y una bomba encargada de centrifugar, además algunos cuentan también con un ventilador.

Es por eso la suma importancia de contar con el anticongelante ideal para alimentar al refrigerante, ya que con esto se logrará la capacidad de mantener en buen estado el sistema, y así evitar toda clase de problemas, además de poder ahorrar en el consumo de combustible.

¿Cómo poner el Anticongelante a tu auto?

Si es la primera vez en la que colocas el anticongelante a tu automóvil, o bien, si piensas que quizá no lo estás haciendo de forma correcta, y deseas conocer sobre cómo darle mantenimiento.

El líquido anticongelante tiene como función el poder refrigerar el motor, no importando si los climas son de extremo calor o de insoportable frío, es indispensable que sepas que dentro del circuito de refrigeración no se le debe echar agua, ya que este corre peligro de oxidar sus componentes, y no tendrá la capacidad del líquido anticongelante, es por eso que en Ahorra Seguros te contamos sobre cómo poner anticongelante a tu auto:

  • Circuito; mismo que está compuesto por la botella de expansión, radiador, termostato, bomba de agua, electroventilador, así como los tubos por donde circulará el líquido anticongelante.
  • Abre la botella de expansión; debes abrir el tapón, haciéndolo con sumo cuidado. Recomendable hacerlo con el motor totalmente frío y así evitar que puedas sufrir alguna quemadura con el líquido que pueda salir.
  • Quita el tapón de vaciado; el tapón de vaciado del anticongelante se encuentra en los bajos de radiador, y a un lado de los tubos. Al encontrarlo y que no existan problemas para sacar el tubo que se está conectado a la parte inferior del radiador.
  • Cierra el tapón; vaciando totalmente el circuito de refrigeración, cierra bien el tapón y así evita que el anticongelante se riegue.
  • Llenado; una vez encontrándose totalmente vacío el circuito, puedes comenzar a llenarlo con el anticongelante o refrigerante nuevo en la botella de expansión hasta alcanzar su nivel máximo. Importante que el anticongelante viejo sea llevado a un punto de residuos especiales, ya que es una sustancia peligrosa para el medio ambiente.