Compra y venta de autos en México disminuye cada vez más en los mexicanos

La compra y venta de autos en México es uno de los sectores que conforme pasa el tiempo se encuentra cada vez más atacado, donde recientemente la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores ha mencionado que tras los porcentajes de ventas registrados por las compañías de autos, se estima que al cierre de año la cifra ronde la cifra de 1,452,000 unidades, esto representa casi 150 mil vehículos menos de los que se comercializaron en 2017, lo cual se visualiza en duras pérdidas económicas para el sector automotriz que se encuentra establecido en México, y es que los motivos principales se dan como resultado de una consecuencia que según expertos ya se tenía contemplada desde algunos años atrás, donde se esperaban estos resultados debido al ritmo tan acelerado de crecimiento que se obtuvo en la compra y venta de autos en México, esto si nos vamos a números de años anteriores en donde se llegó a un crecimiento del casi 5%.

Entonces referirnos a las ventas de autos en México es hablar también de un mercado que tarde o temprano atravesaría una situación complicada debido a todo lo que se ha ido presentando conforme pasan los años, ya que el público al volverse más demandante, buscando siempre mejoras en los productos adquiridos, han provocado que la vida de los vehículo sea no mayor a 5 años, entonces se obliga a los consumidores a mantener una frecuente innovación en sus automóviles, y ante esto se atraviesa la disminución notable sobre los ingresos que una persona pudiera esperar, una situación que se une a los considerables aumentos de las tasas de interés que las propias instituciones financieras han incluido para que sus clientes puedan adquirir un vehículo nuevo, volviéndose así en un financiamiento cada vez más costoso.

Estas y más razones son los factores que se han involucrado para que los autos en venta acumulen ya casi 17 meses a la baja en su productividad, estimándose que a final del presente año se obtenga una disminución de casi el 6%, en donde simplemente el punto que más influye en los clientes es muy simple, el dinero ya no alcanza para solventar altas inversiones o créditos solicitados, basándonos en una inflación terrible que está aquejando en general todo el país, y por eso la venta de autos en México puede experimentar aún más consecuencias en los próximos años.

Al menos un 67% de los autos que son vendidos en nuestro país se concentran en una segmento de vehículos compactos y subcompactos, donde su precio es menor a 300 mil pesos, ya que los expertos lo relatan muy claramente, cada vez el mercado se está tratando de concentrar más en un auto que funcione simple y sencillamente para su vida cotidiana, además de una alta durabilidad, convirtiéndose en un factor que provoca una menor compra de vehículos conforme pasan los años, y que sin duda perjudica considerablemente a las compañías fabricantes, quienes deben disminuir sus producciones.


¿Venta de Autos en México, a la baja?

La muy marcada disminución sobre la compra y venta de autos en México se debe especialmente a que los usuarios buscan modelos con un precio sumamente accesible y que le resulte ser un vehículo duradero, lo que como resultado nos da una baja en la solvencia adquisitiva que anteriormente tenía el mercado, con esto se juntó también que las entidades financieras decidieran incrementar las tasas de interés que brindaban años atrás, todo esto son pequeñas cosas que terminan por influir para que las marcas de autos sufran pérdidas considerables mes con mes.

Tan solo en lo que va de 2018 ya se registra una baja del 7.8% en relación a estas fechas pero del año anterior. Los modelos de autos que pertenecen a las categorías de compactos y subcompactos son quizá los más perjudicados en sus ventas, luego que han reportado una baja del 8% y 14.4% respectivamente, visualizándose en 70 mil vehículos menos a comparación del año anterior.

Son expertos en la materia automotriz quienes han llegado a la conclusión en donde claramente se obtiene la respuesta a estas disminuciones realmente peligrosas para las compañías automovilísticas de nuestro país, en donde los motivos del mercado se basan en lo siguiente:

  • Existe un menor poder adquisitivo por parte del mercado, una situación que se debe a la inflación que se presenta actualmente en México, algo que se traduce en que hoy en día los usuarios están pagando cada vez más por realizar el consumo de un bien o servicio, un motivo importante que afecta a las proyecciones de compra establecidas por el sector de autos.
  • Han sido importados casi 80 mil autos conocidos como “chocolate”, siendo que en la actualidad estos vehículos representan el 10% de las ventas dentro del mercado, pues estos autos extranjeros se conocen por ser regularizados de segunda mano, volviéndose más baratos para el consumidor.
  • Los ingresos percibidos por más del 40% de los trabajadores en nuestro país no supera los 4 mil 800 pesos, y si nos concentramos en un automóvil que como mínimo implica un costo de 220 mil pesos, requiriendo un enganche mayor a 70 mil, se representa en una absorción mensual de casi el 50% del ingreso obtenido por estos denominados trabajadores formales.
  • A pesar de que los créditos automotrices cuenten con buenas tasas de interés, la realidad se basa en que gran parte de las instituciones financieras no las dan, es así como actualmente las que se comercializan se encuentran entre 12% y 17%, lo que se presenta en mensualidades de entre 5 mil 200 y 6 mil 300, durante 4 años.
  • El último y quizá más significativo motivo se concentra en que este 2018 se ha visto envuelto en una alta cantidad de eventos que terminaron por perjudicar al sector automotriz, tal como lo fueron las elecciones presidenciales y el ya conocido Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

  • Resultado de las pobres ventas de vehículos en México.

    Todos estos factores influyen para que el resultado termine por ser verdaderamente triste para las fabricantes de autos instaladas en nuestro país, luego de que la industria esperaba producir al menos 4 millones de vehículos en México, y a esta altura del año tan solo se ha llegado a un 20% de esta cantidad, reflejándose en una inminente caída del 6% en relación al año anterior.

    Todo esto no solo afecta a la industria automotriz, sino al sector asegurador, pues entre menos autos se comercialicen en el mercado, la probabilidad de venta de una póliza disminuye.


    Con AhorraSeguros.Mx infórmate.