9 enero, 2019
  • Rating: 

¿Qué son las enfermedades del Hígado?

El hígado es uno de los órganos con mayor tamaño dentro de nuestro cuerpo, el cual ayuda al organismo a digerir los alimentos, además de que almacena la energía y elimina las toxinas; existen muchos tipos de enfermedades del hígado:

  • Enfermedades causadas por virus, como la hepatitis A, la hepatitis B y la hepatitis C.
  • Enfermedades que son causadas por las drogas, venenos o toxinas y en algunos casos por ingerir demasiado alcohol; como ejemplo de ello podemos ver las que incluyen enfermedades del hígado graso y cirrosis.
  • Cáncer de hígado.
  • Enfermedades hereditarias, como hemocromatosis y la enfermedad de Wilson.
  • El hígado está situado en la parte superior derecha de la cavidad abdominal, debajo del diafragma y por encima del estómago, el riñón derecho y los intestinos; el hígado es un órgano de color marrón rojizo oscuro con manera de cono que pesa alrededor 1.5 kg, el hígado recibe irrigación sanguínea a través de las siguientes dos fuentes, la sangre oxigenada que circula a través del hígado que puede circular hacia el hígado por la arteria hepática, además la sangre es rica en nutrientes que llega al hígado por la vena porta hepática.

    El hígado contiene aproximadamente una pinta de 13% de la sangre total del cuerpo en todo momento, además que consta de dos lóbulos principales, mismos que están formados cada uno por ocho segmentos en donde cada uno contiene 1,000 lóbulos (lobulillos). Estos se conectan con pequeños conductos o también llamados tubos que a su vez, se conectan con conductos más grandes que pueden formar el conducto hepático común. El conducto hepático es más común de transportar para la bilis que se produce por las células hepáticas hacia la vesícula biliar y el duodeno, en donde la primera parte del intestino delgado, a través del conducto biliar común.

    Los síntomas de estas enfermedades del hígado ya que pueden variar, pero a menudo estas suelen incluir hinchazón en el abdomen y las piernas, tener moretones con facilidad, cambios en el color de las heces y de la orina, la piel y los ojos amarillentos o ictericia. A veces no hay síntomas, y las pruebas de imagen o de función en el hígado pueden llegar a comprobar si hay daño en nuestro hígado o ayudar a que se diagnostique si ya se padece alguna de las enfermedades del hígado.

    ¿Cuáles son las funciones del Hígado?

    El hígado en la mayoría de las ocasiones se encarga de regular los diferentes niveles de las sustancias químicas de la sangre y secreta una sustancia denominada bilis, la cual se apropia de ayuda a transportar los desechos desde el hígado; toda la sangre que sale del estómago y de los intestinos va a pasar por el hígado. El hígado puede encargarse de procesar, descompones y a su vez equilibrar la sangre, además de crear los nutrientes y metabolizar los medicamentos de manera que nuestro organismo pueda utilizarlos sin que estos produzcan un efecto contrario o sea haciéndolos tóxicos.

    Se han podido identificar a más de 500 funciones que son vitales para el hígado, en donde algunas de las funciones que resultan como las más conocidas incluyen las siguientes funciones:

  • Producción de bilis, la cual puede contribuir en la ayuda de la transportación de los desechos y de la descomposición de las grasas en el intestino delgado durante la digestión.
  • Realiza la producción de ciertas proteínas para el funcionamiento del plasma sanguíneo.
  • Contribuye con la producción de colesterol y de proteínas que resultan especiales para poder ayudar a transportar las grasas por todo el cuerpo.
  • Conversión del exceso de glucosa en glucógeno para el almacenamiento y posterior, el glucógeno vuelve a transformarse en glucosa para la energía y el equilibrio en la fabricación de la glucosa a medida que se necesite.
  • Regula los niveles de aminoácidos en la sangre, que son las unidades formadoras de proteínas.
  • Trabaja en el procesamiento de la hemoglobina para con ello contribuir en el uso de su contenido de hierro, el hígado almacena hierro.
  • Sirve en la conversión del amoníaco tóxico en urea, cabe mencionar que la urea es uno de los productos finales del metabolismo de las proteínas y excreta en la orina.
  • Trabaja en la depuración de fármacos y de otro tipo de sustancias tóxicas en la sangre.
  • Apoya la regulación de la coagulación sanguínea.
  • Hace resistencia a las infecciones que se producen mediante la elaboración de factores de inmunidad y de la eliminación de bacterias del torrente sanguíneo.
  • Contribuye con la depuración de la bilirrubina, incluso de los glóbulos rojos, además que si existe una acumulación de la misma bilirrubina, la piel y los ojos se ponen amarillos.
  • Una vez que este órgano el hígado ha logrado descomponer las sustancias nocivas, los subproductos se excretan en la bilis o en la sangre, los subproductos biliares posteriormente ingresan en el intestino y salen del cuerpo en forma de heces. Los subproductos (hemoderivados) sanguíneos se filtran en los riñones y salen del cuerpo en forma de orina.

    ¿Cómo cuidar el hígado?

    No existe una dieta que como tal una dieta para el hígado, y tampoco una dieta única para todas las personas pero lo que sí hay son algunos puntos que debes considerar para cuidar de tu hígado, como comer de manera saludable, bajar de peso y mejorar los valores del colesterol, los triglicéridos o los niveles de azúcar en la sangre, ya que todo esto afecta a nuestro hígado. En los casos en donde tenemos hígado graso es necesario revisar nuestro estilo de vida y forma de cuidarnos.

  • Haz deporte: Caminar todos los días durante media hora o concluir 10,000 pasos son muy buenos para mejorar tu salud, si puedes realizar alguna actividad física práctica de manera regular.
  • Menos grasas: Antes de comer bien, deja de comer mal, a veces no importa lo que hacemos como lo que dejamos dejamos hacer, quita los alimentos y bebidas que no son saludables, elige tomar agua o zumos sin azúcar.
  • Consume más fibra: Para una mejor digestión y para la que puedas perder peso, elige de manera consciente la fibra que vas a ingerir, como las verduras y las hortalizas que estas ganen terreno en tu despensa.
  • ¿Cómo es el Hígado de cerca?

    Además que el hígado en su composición está formado por un lóbulo izquierdo y un lóbulo derecho, la vesícula biliar que se sitúa a la altura del lóbulo derecho y que puede actuar como el depósito para la bilis. El hígado si lo miramos de cerca, esté está conformado a nivel microscópico por los lobulillos en donde se localizan los vasos sanguíneos, como conductos y cordones que se intercalan de células hepáticas, los hepatocitos que trabajan en las zonas de intercambio.

    El hígado es uno de los órganos vitales que se desempeñan con un papel fundamental en el cuerpo humano, su acción principal es en la desintoxicación síntesis y en el almacenamiento, en conjunto de ser un filtro de toxinas y depósito de vitaminas, el hígado, es el órgano más voluminoso del cuerpo humano, y desempeña tres funciones diferentes que son sumamente vitales e indispensables para nuestro organismo.

    Dentro de la desintoxicación esté va actuar como un auténtico filtro capaz de recoger y eliminar numerosas toxinas, con las que puede tratarse de toxinas presentes de manera natural en los desechos que se producen por nuestro organismo, como lo mencionamos antes el amoniaco o de las toxinas como el alcohol.

    La síntesis como parte de las funciones del hígado se encargará del metabolismo de los carbohidratos, lípidos y proteínas, secretando la bilis, este que es un elemento esencial para nuestra digestión, en donde además, evita hemorragias a través de un proceso de coagulación. El hígado se caracteriza por el almacenamiento y principal contenedor de vitaminas (A,D,E,K) y glucógeno con los hidratos de carbono, que se almacenan en la energía en forma de azúcar, se pone a disposición de nuestro organismo en general.

    ¿Cuáles son las enfermedades del hígado?

    Como una de las más comunes encontramos a la hepatitis esta se usa para describir a la inflamación del hígado y que se puede causar por uno o varios factores, como ejemplo la infección viral, con el consumo del alcohol, los depósitos de grasa en el hígado; la hepatitis viral comúnmente se le clasifica como hepatitis A,B,C,D, o E. Según la letra que sigue a la hepatitis depende el tipo de virus que está presente, estos cinco tipos son de gran relevancia y especial cuidado debido a la gran carga de enfermedad y de muerte que le causan al potencial de los brotes y de la propagación de epidemias.

  • Hepatitis A.
  • Virus transmitidos por la sangre: Hepatitis B y C.
  • Hepatitis B.
  • Hepatitis C.
  • Hepatitis D.
  • Hepatitis E.
  • ¿Cuáles son los síntomas de las enfermedades del higado?

    Como primeros signos y síntomas que se pueden caracterizar como indicadores en los problemas o enfermedades del hígado son el dolor evidente en el hígado que se presenta del lado derecho del abdomen y de tener el abdomen hinchado. Además de esto, también se puede ocurrir otros signos como la coloración amarillenta de la piel, los ojos y la orina que se hace más oscura de color amarillo fuerte.

    Dentro de las causas más frecuentes que se pueden generar problemas en el hígado como son del hígado graso qué es la acumulación de la grasa en este órgano, ocurriendo principalmente en personas con exceso de peso o que no realizan ningún tipo de actividad física o ejercicio; de la ingesta excesiva de alcohol, con el abuso de medicamentos y de las enfermedades como la hepatitis, cirrosis, ascitis, bilharziasis e hipertensión portal.

    Si quieres saber cuáles son las probabilidades de que puedes sufrir algún problema en el hígado, señalaremos algunos posibles síntomas:

  • Dolo en la región superior derecha de la panza.
  • Náuseas y mareos de manera recurrente.
  • Frecuente dolor de cabeza.
  • Cansancio fácil y sin razón aparente.
  • Facilidad de que te aparezcan hematomas.
  • Color amarillenta en los ojos y en el piel.
  • Orina de color obscuro.
  • Pérdida del apetito.
  • Heces amarillentas, grisáceas o blanquecinas.
  • Barriga hinchada.
  • Comezón en todo el cuerpo.
  • Si notas que tienes este tipo de síntomas o localizas que tu cuerpo padece estos dolores es importante que acudas de manera inmediata a un médico general o con un especialista como el gastroenterólogo, para que esté investigue la causa del problema a través de la realización de diferentes exámenes como los análisis de sangre y/o alguna ecografía abdominal, por ejemplo, para que se comience con el tratamiento según el diagnóstico.

    Como parte del tratamiento el médico puede indicar sugerencias según tus síntomas, pero en los casos más leves que son tratados apenas con modificaciones en la alimentación. Sin embargo, en las diferentes situaciones que resulten más graves, se podrá necesitar la ingesta de medicamentos que puedan ayudar a disminuir la inflamación, el colesterol, la glucemia y demás factores que afectan el hígado.

    Como extra a ello, se debe de platicar con el médico y pedirle que este autorice el complemento del tratamiento con el uso de remedios caseros como el boldo, lechuga o lavanda, ya que estas son plantas naturales que se les conoce por su contribución para limpiar el hígado. Además de que en caso de problemas en el hígado se te aconseja beber por lo menos 1.5 L de agua por día, así como el consumo de alimentos de fácil digestión y con poca grasa como pueden ser los pescados, carnes blancas, frutas, jugos naturales, quesos blancos, leche y de consumir sus derivados que estos sean descremados.

    Elige que los alimentos que consumas se preparen como comidas con alimentos cocidos, asados o a la plancha, evitando frituras, refrescos, galletas rellenas, mantequilla, carnes rojas, embutidos, tocineta, chocolate y dulces en general, siendo importante evitar el consumo de cualquier tipo de bebidas alcohólicas.