Preeclampsia – Síntomas y causas

preeclampsia
3 Minutos

Al embarazarte hay muchas cosas en las cuales pensar y que debes de considerar, sobre todo porque hay riesgos que surgen durante este y uno de los más significativos es la preeclampsia.

¿Qué es la preeclampsia?

El embarazo es una de las etapas más importantes y hermosas para una mujer, sin embargo, también durante este proceso se pueden presentar ciertas complicaciones que deben ser atendidas para evitar complicaciones a la hora del parto o a largo plazo.
La preeclampsia es una de las complicaciones que se pueden presentar en la gestación, se trata de una complicación, también conocida como toxemia del embarazo, se caracteriza por el desarrollo de presión arterial alta y la presencia de proteínas en la orina después de la semana20 del embarazo. Es una afección potencialmente grave que puede poner en peligro la vida de la madre y del feto si no se trata adecuadamente.
Es considerada una de las principales causas de complicaciones en el embarazo, si es tratada de manera oportuna, el embarazo puede llevarse de manera normal, tomando claro, las debidas medidas.

Factores que ocasionan la preeclampsia

Aunque la causa exacta de la preeclampsia aún no se conoce completamente, se cree que está relacionada con problemas en los vasos sanguíneos que irrigan la placenta. Algunos factores como la presión arterial alta previa al embarazo, la obesidad, la diabetes y los trastornos renales pueden aumentar el riesgo de desarrollarla.
A las mujeres embarazadas les recomendamos que se mantengan informadas, con el fin de que puedan reconocer los signos y síntomas de esta condición, ya que un diagnóstico temprano puede marcar la diferencia en el tratamiento y el resultado del embarazo.

preeclampsia

Síntomas comunes de la preeclampsia

Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Presión arterial alta persistente: Es uno de los principales signos de la preeclampsia. Se define como una lectura de presión arterial igual o superior a 140/90 mm Hg. Sin embargo, algunas mujeres pueden no experimentar un aumento significativo en su presión arterial, por lo que es importante tener en cuenta otros síntomas.
  • Presencia de proteínas en la orina (proteinuria): La preeclampsia también se caracteriza por la aparición de proteínas en la orina. Durante los controles prenatales regulares, se realiza un análisis de orina para detectar la presencia de proteínas. Si se encuentra una cantidad significativa de proteínas, puede indicar preeclampsia.
  • Hinchazón (edemas): La hinchazón en las manos, la cara, los pies y los tobillos es común durante el embarazo. Sin embargo, en casos de preeclampsia, la hinchazón puede ser más pronunciada y persistente, especialmente en las extremidades.
  • Fuertes dolores de cabeza: Pueden ser un síntoma de preeclampsia. Si los dolores de cabeza son intensos, no ceden con analgésicos habituales y van acompañados de otros síntomas, es importante buscar atención médica.
  • Visión borrosa: Algunas mujeres pueden experimentar cambios en la visión, como visión borrosa, sensibilidad a la luz o puntos ciegos. Estos cambios visuales pueden indicar una complicación grave de la preeclampsia llamada eclampsia, que implica convulsiones.
  • Dolor abdominal intenso: El dolor abdominal intenso y persistente, similar a un dolor en la parte superior derecha del abdomen, puede ser un síntoma de preeclampsia. Esto puede indicar un problema en el hígado, como el síndrome de HELLP (hemólisis, enzimas hepáticas elevadas y bajo recuento de plaquetas).
  • Disminución de la producción de orina: Si notas una disminución significativa en la cantidad de orina que produces, puede ser un signo de preeclampsia. Esto puede indicar una disminución del flujo sanguíneo hacia los riñones debido a la constricción de los vasos sanguíneos.
La preeclampsia ocasiona que no sea irrigada suficiente sangre a la madre, por lo tanto, el bebé no puede recibir el oxígeno y los nutrientes suficientes para su óptimo crecimiento. Debido a esto el niño puede nacer con bajo peso o un crecimiento intrauterino retardado. lo cual podría ocasionar su muerte.

¿Cuáles son los factores de riesgo que pueden generar preeclampsia?

Hay ciertos factores de riesgo que pueden provocar preeclampsia y ser propensa a padecerla, aunque no es algo seguro

  • Fertilización in vitro
  • Hipertensión crónica
  • Antecedentes de preeclampsia
  • Antecedentes de enfermedades
  • Obesidad
  • Embarazo múltiple
  • Primer embarazo
  • Edad

¿Cómo prevenir la preeclampsia?

La mejor manera de prevenir la preeclampsia es mantener un estilo de vida saludable antes y durante el embarazo. Esto incluye llevar una dieta equilibrada, hacer ejercicio regularmente, controlar el peso y evitar el consumo de alcohol y tabaco. También es importante asistir a todas las citas prenatales programadas y seguir las recomendaciones del médico.
Estas son algunas de las recomendaciones que puedes seguir:

  • Disminuir el consumo de sal
  • Hacer ejercicio moderado durante el embarazo
  • Tomar suplementos de vitamina D
  • Aspirina en dosis bajas, sobre todo si tienes algunos de los factores de riesgo como embarazo múltiple, hipertensión, enfermedad renal o diabetes. Tu médico podría recomendarte tomar una dosis reducida de aspirina.
  • Suplementos de calcio

preeclampsia

¿Mi seguro de Gastos Médicos cubre la preeclampsia?

Si, siempre y cuando el embarazo ocurra durante la vigencia de la póliza y cubriendo el periodo de espera establecido para esta cobertura.
Es por ello que te recomendamos si planeas un embarazo, primero contrates tu Seguro de Gastos Médicos para que tu y tu bebé estén protegidos ante cualquier eventualidad.
El periodo de espera para cubrir el embarazo, es de 10 meses y la preeclampsia es una de las complicaciones por las que el seguro te puede brindar atención.
Estas son algunos de los servicios que la cobertura de embarazo te ofrece:

  • Ecografías 4D
  • Prueba de sangre para reconocimiento de sexo
  • Conservación de cordón umbilical y células madre
  • Ecografía de alta resolución en la semana 20
  • Test genético prenatal no invasivo
  • Asistencia al recién nacido durante el ingreso hospitalario
  • Evolución semanal de embarazo
  • Consultas de revisión
  • Honorarios de doctores
  • Ultrasonidos
  • Estudios de laboratorio o gabinete
  • Tratamientos requeridos durante el embarazo
  • Hospitalizaciones de emergencia
  • Parto o Cesárea
  • Gastos de quirófano y anestesiólogo
  • Consultas al recién nacido
  • Seguro al recién nacido durante sus primeros meses de vida

En caso de que ya estés embarazada, recuerda que no podrás asegurarte, ya que, si bien el seguro de gastos médicos cubre el embarazo, si no contabas con la póliza previo al embarazo, es probable que la aseguradora decliné tu solicitud.
Prevé y cotiza tu seguro de gastos médicos ahora en AhorraSeguros.mx te brindamos las mejores cotizaciones con las mejores aseguradoras.

Cotizar Seguro de Gastos Médicos Mayores

Ali Gutiérrez