Hace algunos años hablar de automóviles eléctricos era pensar en vehículos extraídos de relatos de ciencia ficción, brujería, charlatería, autos del año 2050, etc. sin embargo los avances tecnológicos y automotrices han aumentado mucho en la última década, por lo cual permiten que, hoy en día, la circulación de este tipo de autos en las calles del planeta sea posible.
  Ya en varios países europeos y, sobre todo, en Estados Unidos es muy común encontrarse con estos vehículos en el camino, así mismo el número de estaciones de servicio para recargar la batería de los autos se incrementa de manera importante. Y en México no nos quedamos atrás ya que también son una realidad, solo que no tan alta, ya que no hay más de 200 vehículos circulando, pero aun así se están poniendo a prueba muchos programas de apoyo a la compra o mantenimiento de estos.   En nuestro país, el gobierno del Distrito Federal en conjunto con la compañía japonesa Nissan introdujeron el modelo Leaf, el cual funciona como taxi ecológico en las calles de la capital mexicana. La tarifa es casi igual que un taxi normal ya que se reduce el banderazo, esto impulsa al uso de los vehículos, además que los taxistas gracias al convenio del gobierno con Nissan, permiten el acceso a estos autos sin ser una carga financiera.   Ya son varias las compañías que han decidido apostar al mercado de los autos eléctricos, a continuación te mostramos algunos de los modelos más comercializados en el mundo.  

Smart fortwo Electric Drive

  Este biplaza alemán utiliza un motor de 30 Kw permitiéndole un alcance de 140 km y entregar una potencia de 40 caballos de fuerza. Se comercializa desde 2009 y puede recargar en una toma de corriente normal de 220 voltios: con un recorrido medio de 50 km al día, la batería se recarga completamente en 3 a 4 horas. Este auto es indicado para personas que su uso es moderado, como ir de compras, por los niños a la escuela, a dar una vuelta, porque no serían capaces de hacer un viaje de más de 8 horas al día.  

Nissan Leaf

  Vehículo fabricado por el gigante japonés Nissan, incorpora a su motor una batería de iones de litio recargable, lo cual ofrece un desempeño de 117 km, 107 caballos de fuerza y una velocidad de 90 km/h. El Nissan Leaf es el automóvil eléctrico apto para carretera más vendido en el mundo. Desde diciembre de 2010 se vendieron un total de 57 mil unidades; este auto es utilizado como taxi ecológico en la Ciudad de México.  

Mini E

 
El Mini E, desarrollado por la compañía alemana BMW, ha sido introducido en algunos mercados de América, también utiliza batería de iones de litio, un alcance de 167 km y potencia de 201 caballos de fuerza. En México se introdujo un modelo exclusivamente para pruebas, el cual no está a la venta, forma parte de un proyecto que tiene como objetivo acumular experiencias prácticas y datos representativos del uso de vehículos eléctricos, tales como rendimiento de la batería, tiempo de carga, cambio de hábitos del usuario, etc.; bajo condiciones reales en la Ciudad de México y zona metropolitana. Pero se promete ponerse a la venta en 2 o 3 años.  

Ford Focus Electric

  Ford no se queda atrás en el mercado de los autos eléctricos y desde 2011 comercializa esta versión de su popular modelo Focus. Cuenta con una batería de iones de litio y utiliza 23 kWh, tiene un alcance de 122 km y una potencia de 141 caballos de fuerza; el Focus Electric es el coche más económico en combustible vendido en los Estados Unidos en el segmento de los compactos y fue galardonado con el Premio Visión Green Car 2011 en el Washington Auto Show.  

Tesla Model S

  Fabricado por la constructora estadounidense, Tesla Motors, el Modelo S es uno de los autos con mejores ventas, en su sector, en Estados Unidos por encima de Mercedes, BMW y Audi.   Inició su producción en 2012 y es considerado como el automóvil eléctrico con la mayor autonomía disponible en el mercado, este vehículo va de 0 a 100 km/h en solamente 5.6 segundos alcanzando velocidades de hasta 125 km/h. y su rendimiento es de hasta 500 km por carga eléctrica.      

Ventajas y Desventajas de los eléctricos.

Ventajas
  Hay dos ventajas primordiales que son el coste por kilómetro y las inexistentes emisiones a la atmósfera.   El coste por kilómetro es sustancialmente inferior a los vehículos de motor de combustión, con un precio de alrededor de $1 pesos cada kilómetro, nada que ver con el consumo de un coche de motor de combustión, al que además hay que sumar un combustible cada vez más caro.   La segunda gran ventaja de los coches eléctricos es que no contaminan. Al no consumir combustibles fósiles no emiten a la atmósfera CO2 aunque también deberíamos tener en cuenta la contaminación emitida a la atmósfera para obtener la electricidad con la que cargamos este tipo de vehículos. También se elimina la contaminación acústica, algo que no se tiene mucho en cuenta pero que es un problema mayor en las grandes ciudades.   Otros aspectos favorables a destacar son la rebaja de impuestos que pesa sobre estos vehículos, que sigue existiendo a pesar de que ha sido fuertemente reducida, así como un precio del seguro menor y un coste de mantenimiento sensiblemente inferior a los coches con motores de combustión debido a que los motores eléctricos tienen menos partes móviles que un motor de combustión y por ello sus averías y revisiones son menos frecuentes, y el coste de estas también menor.  
Desventajas
  Los coches eléctricos también tienen sus desventajas, muchas de ellos dadas por la novedad, la temprana fase de desarrollo en la que se encuentran y por la falta de adaptación a este tipo de tecnología.   Uno de los principales problemas es la falta de puntos de recarga en donde cargar las baterías de los coches, siendo cada vez más las ciudades que empiezan a poner puntos de recarga, pero que siguen siendo insuficientes. Con el paso de los años y el aumento de este tipo de infraestructura esto no debería de ser un problema, pero a día de hoy son contados los puntos de recarga de los que podemos disponer.   También hay que tener en cuenta que deberemos de adaptar nuestra tarifa eléctrica, ya que, sino aprovechamos las tarifas de tipo discriminación horaria, para aprovechar las zonas valle, el precio de la recarga nos costará bastante más pero sin llegar al precio de la gasolina.   Otro de los problemas son las baterías, las cuales no ofrecen aún una autonomía que pueda equipararse con la que ofrecen los vehículos de combustión, ya que suelen ofrecer autonomías del orden de los 150 km o los 200 km. Hay modelos, como el Tesla Model S que ofrecen ya 500 km de autonomía máxima, aunque son cifras con cierto truco. A pesar de estos inconvenientes, las ventajas son muchas, y las expectativas de crecimiento de este tipo de vehículos son considerables, sobre todo teniendo el respaldo cada vez de más marcas, incluso de entre las denominadas premium. Los vehículos eléctricos parecen el futuro de la automoción. 

Temas Relacionados