¿Que es el VIH?

El VIH es: Virus de Inmunodeficiencia Humana.

Esta es una enfermedad que se desarrolla como consecuencia de la destrucción progresiva del sistema inmunitario (de las defensas del organismo), producida por el virus del (VIH), el sistema inmunitario es la defensa natural de nuestro cuerpo frente a microorganismos infecciosos, como bacterias, virus y hongos capaces de invadir nuestro organismo.

En resumen, el VIH ataca y destruye los linfocitos, que son un un tipo de células que forman parte del sistema inmune, estos se encargan de la composición de anticuerpos para combatir las infecciones causadas por agentes externos.

¿El VIH y el Sida es lo mismo?

Es muy fácil confundir al VIH con el Sida pues regularmente se utilizan estos términos para describir un caso en particular, sin embargo el VIH es un virus mientras que el Sida es una condición por el VIH.

El VIH y el Sida no son lo mismo, tener VIH no significa tener Sida, el tener VIH significa que el virus se está multiplicando en tu organismo, lo que provoca que tu sistema inmunológico se debilite, pero no necesariamente, que desarrolles una enfermedad.

A comparación de otros virus, nuestro sistema inmune es incapaz de atacar o eliminar el virus del VIH, aún no se sabe porque.

El VIH para así entenderlo es una infección y la condición de esta interfiere con la capacidad del cuerpo de combatir infecciones, quiere decir que podrías desarrollar sida.

Por otro lado el Sida (Síndrome de la Inmunodeficiencia adquirida) es un cúmulo de manifestaciones clínicas que aparecen cuando la inmunodeficiencia provocada por el VIH es muy grande, causando que nuestro sistema inmune sea incapaz de defender a nuestro organismo.

En el desarrollo del VIH, el Sida es la etapa más grave y se caracteriza por la presencia de ciertas enfermedades oportunistas o neoplasias que pueden amenazar la vida del paciente.

El Sida se desarrolla cuando el VIH ha causado un daño crítico al sistema inmune, esta es una condición muy compleja pues los síntomas del sida están relacionados con las infecciones que la persona desarrolla como resultado del VIH y el daño del sistema inmune; las infecciones que pueden adquirir van desde tuberculosis, neumonía, algunos tipos de cáncer, entre otras infecciones.

¿Cómo se diagnostica el VIH?

Las pruebas del VIH se practican de manera voluntaria e incluye consejería y acompañamiento emocional, esta prueba puede realizarse en el IMSS o ISSSTE, en Centros de Salud, o en la actualidad existe la Clínica Especializada Condesa o en la ONG Marie Stopes Internacional, también existen Centros de Atención y Prevención del VIH/Sida de la CDMX, las pruebas que se realizan en las Organizaciones No Gubernamentales no son gratuitas.

Para que el resultado de una prueba de diagnóstico al VIH sea confiable deben transcurrir tres meses desde la última práctica de riesgo.

La prueba del VIH se realiza mediante un análisis con una muestra de sangre o saliva, la prueba se realiza mediante el test E.L.I.S.A. con esta prueba son detectados los anticuerpos producidos por el organismo como reacción a la presencia del virus, con un resultado negativo se descarta la posibilidad de que la persona tenga VIH.

Con un resultado positivo no basta para diagnosticar a una persona con el virus; hay que realizar una prueba más específica para eliminar posibilidades de error; esta prueba se llama Western Blot y con un resultado positivo tras esta prueba (esta se realiza sobre la misma muestra de sangre) nos dirá si efectivamente la persona tiene ésta enfermedad, con un resultado negativo se descarta toda probabilidad.

En algunas Organizaciones no Gubernamentales como CESIDA se realizan ambas pruebas estas son, la prueba E.L.I.S.A. e incluye la detección de una parte del VIH el antígeno P24.

Tratamiento del VIH

Existen tratamientos con los que se pueden cuidar las personas portadoras de VIH, el tratamiento ayudará mucho en su día a día.

El tratamiento antirretroviral (TAR) consiste en el uso de medicamentos contra el VIH con los que tratan la infección. Las personas que reciben TAR toman una combinación de medicamentos contra el VIH también conocida como régimen de tratamiento de la infección por VIH.

El TAR se recomienda para todas la personas enfermas con VIH. Las personas infectadas deben iniciar cuanto antes con el tratamiento antirretroviral, este medicamento no cura el VIH, pero dichos medicamentos ayudan a las personas que lo tienen a vivir una vida más larga y sana, el TAR también reduce el riesgo de la transmisión del VIH.

Los posibles riesgos del TAR incluyen los efectos secundarios indeseados de los medicamentos contra el VIH y las interacciones, el incumplimiento y no tomar los medicamentos contra el virus todos los días y exactamente como le fueron recetados puede causar resistencia al medicamento y por tanto el fracaso del tratamiento.

El virus ataca y destruye una clase de glóbulos blancos, combaten la infección del sistema inmunitario, la pérdida de las células CD4 perjudica al cuerpo pues no combate las infecciones y ciertos tipos de cáncer relacionados con el VIH.

La medicación impide que el virus siga desarrollándose y no se reproduzca, lo que reduce la concentración del VIH en el cuerpo, al tener menos concentración en el cuerpo el sistema inmunitario tiene mayor probabilidad de recuperarse, aun cuando en el cuerpo exista algo del virus; los medicamentos contra la enfermedad reducen significativamente el riesgo de transmisión del virus ya que se disminuye la concentración del virus en el cuerpo.

Mitos del VIH SIDA

El Virus no se transmite con besos, caricias, baños públicos, duchas, tos, estornudos, vasos, cubiertos, alimentos, lugares de trabajo, colegios, gimnasios, piscinas; tampoco se transmite a través de la saliva, las lágrimas o el sudor, ni por picaduras de insectos o por contacto con animales domésticos, la donación para nada es riesgo de infectarse.

Se detecta por síntomas: ERROR sudoración, inflamación en los ganglios, lengua blanca, nada. Los síntomas para el VIH no existen pues el VIH no se detecta con síntomas, solo se puede diagnosticar a través de un test de laboratorio, así que si tienes dudas o crees haber estado expuesto realizate un estudios o prueba ELISA.

No se contagia, se transmite: Un fluido infectante es necesario que entre en contacto directo.

  • Un fluido infectante es la sangre, semen, secreciones vaginales, o leche materna.
  • Una vía de entrada es: MUCOSAS, interior de la boca, vagina, pene y recto también heridas sangrantes y abiertas NO rasguños, cicatrizadas o con costra.
  • El virus puede infectar a cualquier persona, no es cuestión de homosexuales, bisexuales, personas que usan drogas, cualquier persona puede infectarse, independientemente de su orientación sexual, edad o sexo.

    Si ya estas contagiado no tienes nada que hacer, FALSO, el tratamiento tras una infección consiste en aplicar un tratamiento postexposición antirretroviral que inhibe la replicación del virus antes que este entre en el sistema linfático con la cual evita una infección o complicación.

    Temas Relacionados