El sueño y la fatiga son factores importantes de riesgo que afectan de forma negativa  la realización de ciertas actividades, especialmente la conducción.

La somnolencia reduce el tiempo de reacción – un elemento crítico para una conducción segura. También reduce los niveles de alerta, vigilancia y concentración, y con ello queda mermada la capacidad de realizar actividades, como la conducción, que requieren de atención. La somnolencia reduce la velocidad a la que conseguimos procesar la información, y la calidad del proceso de toma de decisiones también se puede ver afectada.

Para combatir el sueño y la fatiga, tomar una taza de café media hora antes de conducir es la mejor forma.  Ayuda a elevar tu percepción, te mantiene atento,  obtienes energía, procesas mejor la información, optimiza la motricidad y estabiliza tu ritmo cardiaco.

Se dispone de pruebas convincentes de que el consumo de café, una fuente natural de cafeína, puede ayudar a mejorar los niveles de alerta y concentración. De hecho, el café (con cafeína) y una breve siesta han demostrado ser la solución más efectiva para aliviar el cansancio del conductor. En un estudio sobre la eficacia del café frente a la siesta, tomando el caso de conducción nocturna por autopista, se estableció que el consumo de 1-2 tazas de café (con cafeína) es tan efectivo como una siesta de 30 minutos a la hora de mejorar la capacidad de conducción sin alterar posteriormente ni la calidad del sueño ni el tiempo para conciliarlo.

Un conductor que consume regularmente café mejora 35% al conducir, reduce tiempos de reacción en 57% y combate el cansancio 25% mejor que un conductor habitual. De tal forma que puede reducir el riesgo de un accidente por cuenta propia hasta 45%. Es decir, los efectos del consumo del café te permitirán mejorar tu manera de conducir significativamente.

Para poder aprovechar los beneficios de la cafeína esta debe ser consumida de manera autentica, debido a que los productos comerciales NO contienen “cafeína” lo cual solo es una imitación de un producto naturalmente efectivo. El cual no brindará al consumidor la solución esperada.

Los efectos que se obtienen por la cafeína, permite que los conductores tengan a su alcance una medida sencilla  y eficaz de mejorar su conducción. ¿Tú, ya estas tomando tu café todos los días?

Temas Relacionados