Limpiadores de parabrisas en un automóvil.

Las plumas limpiaparabrisas son uno de los accesorios de mayor eficiencia para cualquier conductor al momento de utilizarles para circular a bordo de sus vehículos, pues se trata de un dispositivo empleado en el área de los parabrisas delanteros y traseros de un automóvil con la intención de que estos puedan barrer o quitar cualquier tipo de material que pueda aquejar a su vista mientras estén conduciendo en toda clase de vialidades, tratándose de agua, basura y toda clase de elementos que expongan la visión del tránsito. Lo cierto es que el limpiador de parabrisas es una herramienta que se basa en un brazo el cual podrá girar de acuerdo a cada uno de sus entornos y además esto puede hacerlo por medio de un borde largo de goma que se mueve de forma oscilatoria sobre la superficie de vidrio removiendo todas aquellas partículas de agua o basuras que se encuentren ahí colocados.

Un limpiaparabrisas es un dispositivo que puede ser controlado de acuerdo a la velocidad que los usuarios planean emplear en su trabajo, es decir que este accesorio podrá llevar un ritmo acelerado en su funcionamiento o bien uno más calmado de acuerdo a la consistencia de agua que este cayendo sobre el área del parabrisas, razón por la que todas las fabricantes de autos en la actualidad se deciden por instalar dos brazos radiales en su parte delantera, mientras que en la ventana trasera instalan únicamente uno, sin embargo el largo de este será sumamente mayor a los otros.

Fue Mary Anderson la persona que se encargó de desarrollar la que actualmente se representa como una herramienta imprescindible para cualquier automóvil, y es que las plumas limpiaparabrisas son uno de los inventos ocurridos una vez que los vehículos motorizados no eran tan populares dentro de la población, sin embargo fue esta mujer quien tuvo la brillante idea de incluirles un dispositivo encargado de mantener lo más limpio y despejado posible la que resulta como el área primordial y de vital importancia para cualquier conductor, pues este consiste en una palanca encontrada al interior de un automóvil que realizara un movimiento de lado a lado en un parabrisas con la idea de que todos los elementos que estuvieran incrustados se pudieran eliminar de forma rápida y sin complicaciones, pero en un principio Mary Anderson lograba esta acción por medio de un resorte, el cual le permitiría regresar a su posición original.

Después de muchos años e investigaciones realizadas se obtuvo que en 1931 se diseñara no solo una herramienta que limpiara la superficie de un vidrio, sino también un limpiaparabrisas que incluyera un sistema de inyección de líquido especial para poder obtener una limpieza superior, por lo que es Hector Suppici Sedes quien desarrolla una innovación adicional a este sistema.

Sin embargo en 1964 llegó el que hasta la fecha el que es considerado como el invento que dio innovación y satisfacción al cliente, ya que Robert Kearns se encargó de emplear un nuevo limpiaparabrisas en donde resolvía ciertas problemáticas aún existentes como las dificultades visuales durante una conducción, acompañadas de resultados desastrosos, por lo que esta innovación se trató de emplear un nuevo limpiador de parabrisas en el que se realizara una pausa de 4 segundos para volver a limpiar el vidrio, brindando así una mejor visibilidad en los conductos, llamándole limpiaparabrisas intermitente.


¿Cómo funciona un dispositivo Limpiaparabrisas?

Este se compone de un motor eléctrico que está equipado por un sistema que se encarga de reducir la velocidad en el giro, pues se trata de un mecanismo que transmite el movimiento en los brazos y plumillas, concentrándose en la zona central de la zona con la idea de que el conductor y copiloto puedan apreciar el panorama de tránsito, por esta razón es que estos sistemas no logran abarcar algunas áreas específicas. Pero también un limpiaparabrisas se complementa por medio de una transmisión de movimiento en el que la biela manivela es situada al interior con la función de accionarse, mientras que el perno de la palanca del eje lleva un movimiento circular que se concentra en transformar en oscilante, transmitiéndole a los brazos por un cable flexible.

Y para poder concluir con lo que es la parte del funcionamiento, el sistema de los limpiadores de parabrisas es que podrán ir a múltiples velocidades de acuerdo a su diseño, pero esto es conseguido una vez que cuente con tres escobillas, o bien dependiendo de estas, se conecte a la palanca del tablero del automóvil, permitiendo así que su uso pueda realizarse cada que el propio conductor lo disponga.


¿Cómo se le da mantenimiento a los Limpiaparabrisas?

Aunque no lo creas esta es una de las herramientas que más necesita ser atendida por parte de los usuarios, así como ser limpiadas frecuentemente, y estos procedimientos consisten en retirar el brazo de los limpiaparabrisas para eliminar el polvo y la misma suciedad, lo que puedes llevar a cabo con un trapo o esponja blanda, pero es importante que sepas que los cepillos o materiales con cuerdas metálicas no deberán ser utilizados debido a que pueden dañar considerablemente la integridad de estos accesorios, así como disminuir su vida útil.

Si no le das el debido mantenimiento a este accesorio es muy probable que al momento de observarlos o que desees que este realice sus actividades, podrás notar que las plumillas generan un movimiento extraño, así como ruidos que indicarán que el caucho colocado en estos elementos se ha endurecido y dañado con el paso del tiempo, deformando así debido a los cambios de temperatura, además de la presión que se ejerce con la luna del automóvil, entonces en estos casos no queda otra solución más que sustituir estos accesorios.


¿Cómo quitar un Limpiaparabrisas?

Si te encuentras en un proceso de mantenimiento a este sistema, es muy importante que sepas sobre aspectos de crucial función para un automóvil, por esta razón es que debes saber cómo rellenar el líquido en estos limpiadores, o bien sobre como reemplazar la hoja limpiadora, sin embargo existen muchas dudas e incertidumbres sobre la forma en que podremos retirar estos accesorios, y para que puedas saber más acerca del tema, sobre todo por que este es uno de los líquidos del auto más importantes, aquí te lo contamos:

  • Toma el brazo de tu limpiaparabrisas para poder seguir encontrar la base o el área que une a estos elementos con el sistema, y en muchas ocasiones será necesario abrir el cofre de tu automóvil para poder hallarlo.

  • Con una tuerca de la medida correcta junta las llaves y afloja el tapón del mando en un limpiaparabrisas.

  • Es muy importante que tomes el brazo del limpiaparabrisas para que no excedas la fuerza empleada, ya que esto puede dañar no solo a la pluma, sino también al propio sistema, dando como consecuencia una serie de factores como provocar que el dispositivo simplemente ya no pueda funcionar de forma adecuada a como lo podrías esperar.

  • Una vez que los has retirado correctamente revisa los niveles en los líquidos, así como dar una breve limpieza a los brazos y tubos que conectan a estos sistemas, con lo que podrás obtener que el líquido limpiador no salga sucio al momento de incrustarse en tu parabrisas, pues de ser así la suciedad se mantendrá.

  • ¿Cómo se cambia el Limpiaparabrisas de un auto?

    En promedio y conforme al tipo de uso que se le dé a un automóvil es recomendable que los parabrisas sean reemplazados al menos 1 o 2 veces por año, sin embargo es mucha la incertidumbre que existe sobre cómo cambiar limpiaparabrisas, y para que puedas resolver todas tus dudas, en AhorraSeguros.Mx hemos decidido aconsejarte sobre uno de los procedimientos más sencillos, sin embargo si estos no se efectúan como se debería corres el riesgo de exponer a uno de los sistemas más vulnerables en tu automóvil.

    ¿Deseas cambiar limpiaparabrisas de tu vehículo?, aquí te contamos los pasos a seguir para hacerlo:

  • Antes de todo comienza por saber cuál es la parte de tu limpiaparabrisas que tendrás que cambiar, pues debes recordar este accesorio se compone de tres partes básicas, mismas que constan de un brazo inferior que es extendido desde la base del parabrisas, seguido de la cuchilla de metal o plástico, mismas que unen al brazo inferior, y por último encontramos la pluma o filo de goma, quien realizará la labor más importante que es limpiar la superficie del parabrisas, y que por el uso que se le da es uno de los elementos que comúnmente se reemplazan.

  • Al buscar el repuesto de tus plumas limpiaparabrisas es recomendable que realices una medición exacta, para que puedas acudir a una tienda de autopartes para adquirirlas, y por último es importante que midas ambas, ya que en muchas ocasiones suele ocurrir que la medida entre estas puede ser distinta, variando entre 2 o 2.5 centímetros.

  • Para comenzar con el cambio e instalación del nuevo limpiaparabrisas, deberás levantar el brazo de metal con el que cuenta este dispositivo, pero es importante que le sitúes en una posición en la que el resorte no atente contra la integridad de tu parabrisas, pues en muchas ocasiones este es un factor que puede dañar el vidrio.

  • Procede a desenganchar la pluma de goma vieja, y ten cuidado al retirarla, debido a que muchas de estas se encuentran sujetadas con alfileres, los cuales pueden provocarte alguna herida en caso de no ser efectuado este movimiento de manera correcta.

  • Después inserta el nuevo limpiaparabrisas, esto lo puedes hacer deslizándole en el mismo punto de salida que tendrá el brazo, girándolo suavemente hasta que el gancho vuelva a su lugar para asegurarlo.

  • Por último realiza una breve inspección en todo el mecanismo del limpiador, pues uno de los errores cometidos habitualmente se concentra en que los brazos o el mismo sistema son los que se encuentran dañados, más no el mismo limpiaparabrisas.
  • Temas Relacionados