La Comercialización en los Seguros de Autos ha cambiado.

Las nuevas tecnologías y tendencias que existen, son algunos de los factores que participan en la comercialización de los seguros para autos en México, ya que la era digital termina por incluir todas las nuevas herramientas que actualmente son usadas para maximizar sus servicios, buscando llegar cada vez a más y nuevos clientes.

Pero ciertamente el sector asegurador padece de ciertas particularidades sobre sus seguros de autos, y es precisamente el tipo de comercialización que tendrán que seguir, concluyendo en que se necesita de un impacto para que estas compañías puedan acercarse a sus agentes para garantizar su lealtad o preferencia ante su competencia, lo cual resulta una labor sencilla pero que necesita de un tiempo para adaptarse.

Junto a todo esto, te recordamos que en AhorraSeguros.Mx somos una plataforma 100% digital en donde la comercialización de seguros para autos se convierte cada vez más en una labor sencilla que beneficia a millones de conductores en todo México, así que no esperes más y acércate.


¿Qué es Comercialización?

Comercialización o merchandising como se conoce por su traducción al inglés, es sin duda alguna uno de los conceptos más importantes y determinantes para cualquier empresa al momento de querer realizar la venta de sus productos, pues una vez que los consumidores potenciales, ya que refiriéndonos al término de comercialización, este será de acuerdo a los productos disponibles para su venta, mismos que permanezcan establecidos de forma minorista, además que en el proceso de compra de acuerdo expertos parte de que la comercialización involucre la presentación de los productos de forma visual para ser favorable a alentar las compras en cada usuario.

Por comercialización entendemos también que esta se denomina como una actividad socioeconómica la cual consiste de los intercambios de ciertos productos o servicios de acuerdo al fin que se busca por parte de las empresas para que estos se liberen conforme a la compra y venta de cada uno de ellos para su uso, venta y transformación, pues el cambio o transacción será por algo a cambio ya sea monetario o un bien que tenga el mismo valor, y es que la comercialización se compone de actividades comerciales que se entienden tanto por el intercambio de bienes o servicios, así como de las labores efectuadas por parte de un comerciante o mercader.

Seguido de esto, la comercialización comprende factores puntuales y específicos que se fijen sobre las sociedades mercantiles, así como del establecimiento comercial en la que se esté realizando esta labor, ya que la comercialización consta de los análisis que tendrán que realizarse de manera puntual conforme a las necesidades que existen en las personas para saber de las tendencias de búsqueda que existirán, así como de prever que productos o servicios se tendrán que potencializar de acuerdo a la búsqueda realizada por los usuarios, además de determinar a qué lugares se efectuarán todas estas operaciones de comercialización, seguido de las estimaciones en competencia, entre muchos otros factores que sean tomados en cuenta por la empresa.

Todos estos factores nos ayudan a poder definir a la comercialización como las actividades desarrolladas por las organizaciones de acuerdo a procesos sociales, usándose para observar todos los factores que rodean a esta actividad, lo cual será desarrollado conforme a las consideraciones amplias que se obtengan por medio del sistema de producción y distribución que se usen para generar un impacto de acuerdo al producto o servicio que se esté comercializando.


¿De qué trata la Comercialización?

Por su parte resulta muy importante que puedas conocer e informarte acerca de los factores que involucran a la comercialización y en que consiste esta labor, pues entre otras cosas el comercializar un producto o servicio va centrado de acuerdo a las acciones de poner a la venta un producto y con esto poder tomar las condiciones comerciales que resulten necesarias conforme a su venta, pues con esto se planea potencializarla en sus canales de distribución para permitir que esta llegue a un público fina, debido a que la comercialización se basa precisamente en todas aquellas técnicas y decisiones que puedan y deban enfocarse a sus ventas en el mercado con el objetivo de conseguir mejores resultados.

Lo cierto es que la comercialización se plantea de acuerdo a las decisiones y estrategias planteadas para que pueda conseguirse que todos los estudios realizados durante esta labor correspondan a ser factores que no afecten a la comercialización, ya que esta operación consta del área comercial y de marketing en las empresas, mismas que se encargan de los análisis y estudios del mercado así como de la competencia, consumidores, entre otros para que puedan saberse o conocerse los factores que se incluyen en estas operaciones, ya que solo podrán decidir cuándo sepan del precio, forma de distribución, además de la promoción que tiene que ponerse en marcha para obtener los objetivos planteados.

Y en términos generales solo queda decir que la comercialización es una de las operaciones más complejas que existen al interior de las empresas para que se puedan cumplir los parámetros y objetivos propiamente incursionados a fin de que los interesados en comercializar sus productos o servicios, conozcan de la información que se debe seguir, así como las estrategias, intermediarios entre otros para lograr llegar al cliente y también al plan aterrizado hacia el logro de la planificación comercial.


El Marketing en la Comercialización.

Por su parte las áreas de marketing en las empresas son un factor importante de acuerdo a la comercialización planteada conforme a los logros que se estén buscando, siendo también el área comercial una de las encargadas de acuerdo a poder crear una demanda, así como vender productos que sean en distintos mercados, alcanzando así el logro de los objetivos con el éxito plantado, debiéndose realizar en los análisis de las características que existan en los mercados, observando hacia las acciones de competencia y al establecimiento de planes que se dirijan a una comercialización que mejore su imagen ante el mercado incidiendo en factores clave que en este caso son el precio, publicidad, calidad, distribución y red comercial.

Los planes de marketing de acuerdo a la comercialización de sus productos o servicios tienen la finalidad de convertirse en un factor que despierte el deseo al público objetivo que ha sido seleccionado para que este se sienta atraído y posteriormente efectúe la compra de estos, generándole una ganancia a la empresa cumpliendo con los objetivos comerciales y también a las estrategias para ser alcanzadas.

Es así como el trabajo del marketing va de la mano con la comercialización conforme a cada uno de los segmentos objetivos que deben describirse para que estas labores sean cumplidas bajo los parámetros y propios objetivos que sean impuestos de acuerdo a la combinación de variables que permitan abordar un sector concreto, tomando así los principios utilizados en el marketing mix como lo son el producto, precio, distribución y promoción.

Por último todas las operaciones puestas a disposición del área de marketing para realizar las labores de comercialización que tendrán que cumplir con las líneas de productos que se ofrezcan a sus clientes, cumpliendo por cada línea en la que se detallen las características del producto o servicio, junto a esto se unen:

  • Las líneas de productos, que se conocen también como los grupos de productos que sean relacionados para satisfacer a un mismo tipo de necesidades para que estas sean complementadas de acuerdo a donde irán dirigidos, al mismo tiempo se obtendrá que estas sean diseñadas hacia un mismo tipo de cliente.

  • Por otra parte se encuentra el uso de los términos artículo o referencia, mismos que son una versión específica de un producto que contará con las características propias para un catálogo de la empresa a modo de tener una amplia variedad.

  • Estrategias de Comercialización.

    Ahora pasamos a uno de los puntos más importantes que sin lugar a duda tendrán que seguirse a detalle por parte de las empresas, luego de que el término comercialización a menudo se confunde con las ventas de una empresa, sin embargo resulta necesario conocer sobre esta labor y como es que se trata concretamente de la logística empresarial, transporte y toma de decisiones sobre los surtidos del producto, filosofía lean y fuentes de desperdicio, así como la administración de los inventarios, por eso es que existen estrategias de comercialización usadas por las empresas en la actualidad, y en AhorraSeguros.Mx te las contamos:

    Estrategia competitiva: De esta estrategia de comercialización encontramos la competencia, misma que será ejercida conforme a las acciones ofensivas que se buscan realizar para poder crear una posición defendible que atienda al poder negociador de los compradores, proveedores, amenazas por la entrada de nuevos competidores, productos sustitutos, rivalidad con competidores existentes, entre otros. Sin embargo esta es una estrategia en donde se logra la diferenciación, el liderazgo en costos y un mejor enfoque a la segmentación.


  • Liderazgo en costos: Una herramienta que consistirá en tener la capacidad de poder ofrecer los productos o servicios en el mercado, una operación que será a un menor costo y que de conseguirla será un impacto favorable para la empresa, ya que muy pocos usan esta estrategia.

  • Diferenciación: Por su parte esta es una estrategia que se concentra plenamente a ofrecer un producto único en el mercado, y deberá tener presente que los costos no son el objetivo primordial, sin embargo deben contemplarse también.

  • Enfoque: Luego encontramos esta labor en la que se renuncia a la atención de otros sectores del mercado, pues la razón es simple, el objetivo será ver por una pequeña porción del sector a fin de que la empresa logre el enfoque necesario para alcanzar el rendimiento y objetivos impuestos.

  • Comercialización final: Esta última estrategia será para poner en marcha todas las anteriores, ayudándose de escuchar atentamente a las demandas de tus clientes, pues sin importar que estén buscando, debes tener claro cómo solucionar a estas necesidades, utilizando la mayor exposición posible para tu producto o servicio, a fin de llegar al segmento planeado y ofreciendo un costo inferior a lo acostumbrado.