¿Qué es un contrato de seguro de auto?

Conocido como el medio por el que el asegurado se garantiza su protección, un contrato de seguro es donde se estipulara todo aquello a lo que el asegurador está obligado a cubrir a través del cobro de una prima, y en caso de que ocurra un evento en donde el riesgo está incluido en la cobertura, se tendrá que otorgar la indemnización correspondiente, de acuerdo a los límites que estén pactados.

Un contrato de seguro de auto podrá tener como objeto, toda clase de riesgos en donde se verificará que realmente exista un interés asegurable, salvo aquellas prohibiciones expuestas por la ley.

Como contratante, podrás o no coincidir con la aseguradora, cuando ésta obligue a efectuar el pago correspondiente a la prima a cambio de la cobertura que se te otorga, y con la que evitarás afrontar todo tipo de prejuicios económicos mayores al ocurrir un siniestro.

Un contrato de seguro es consensual, ya que los derechos y obligaciones son recíprocos por parte del asegurador y el tomador, pues empiezan desde que se celebra la convención, incluso antes de emitirse la póliza contratada o el documento en el que se establecerán los datos y condiciones según el contrato de seguro de auto. Dentro de un contrato de seguros se puede manejar por medio de dos términos, que son conocidos como:

Proposición: un acuerdo de buena fe, mediante el cual la compañía de seguros cree que lo que el cliente declara es prepotente para poder apreciar el riesgo, por lo cual determina el costo y alcance que tendrá el seguro.

Póliza: es reconocido como el documento principal utilizado como contrato de seguro, en el que se constan todos los derechos y obligaciones de ambas partes. Este será un documento privado en el que se redactará en varios folios, las condiciones generales están impresas, mientras que las condiciones particulares podrán ser personalizadas.

Muy aparte de las cláusulas generales y particulares, es importante que sepas que cada póliza de seguro deberá contar con un mínimo contenido, ya que con este se hará válida, por lo que en un contrato de seguro de auto se tienen que encontrar los siguientes datos:

  • Identificaciones de las partes que están contratando.
  • En caso de que el asegurado y el beneficiario sean personas distintas al tomador, tiene que figurar su identificación.
  • Concepto en el que se estipule lo que se asegura.
  • Naturaleza del riesgo cubierto.
  • Una designación de todos los objetos o vehículos asegurados.
  • Suma asegurada y el alcance de la cobertura.
  • Importe de la prima y su vencimiento.
  • Duración que tendrá el contrato celebrado.
  • Nombre del mediador.
  • Autoridad correspondiente sobre el control de la actividad aseguradora.
  • Ley que podrá ser aplicable.

  • ¿Qué cláusulas tendrá un contrato de seguro de auto?

    Al interior de un contrato de seguro de auto se integrarán distintas cláusulas, y por cada una de estas se aplicará una regulación en función particular. Dichas cláusulas que se incluyen en una póliza de seguros de autos, constan de dos tipos, que son las condiciones denominadas generales y particulares, existiendo en algunos casos otra cláusula conocida como limitativa.
    Condiciones generales

    Todas estas serán las que el asegurador establecerá y que deberán ser de carácter común en su aplicación, pues todos los contratos serán de un mismo tipo. Es importante que se incluyan en una redacción clara y precisa, tanto en el contrato como en las proposiciones que tenga el seguro, si es que este lo tuviera.

    Debemos destacar que en caso de existir cualquier tipo de condición general que sea dudosa, esta se resolverá a tu favor. Mientras que en cualquier otra circunstancia el asegurador tendrá que saber que estas no podrán ser lesivas para él, sin embargo, ten en cuenta que aunque la cláusula no resulte favorable al tomador es una cláusula lesiva, pues lo son todas aquellas que ocasionan desequilibrios injustos con relación a los derechos y deberes del tomador.

    Por tanto los del asegurador son en contra de la buena fe, pero cuando el contrato de seguro de auto incluya cláusulas lesivas, estas se tomarán como nulas, por lo que no serán tomadas en cuenta, ni aplicadas, y el resto del contrato continuará con su validez.

    Condiciones particulares

    Serán aquellas cláusulas que sean redactadas precisamente para un contrato de seguro en específico. Se debe a su carácter individual, pues las condiciones particulares son aplicadas de manera preferente. Su redacción tendrá que ser clara y precisa, destacándose especialmente las cláusulas limitativas sobre los derechos que tendrá el asegurado, mismas que deben ser aceptadas por escrito y en forma sumamente específica.

    Cláusulas limitativas

    Conocidas también como cláusulas de delimitación del riesgo asegurado, estas condiciones se encargan concretar el objeto que está dentro de un contrato, fijando así los riesgos que surgen en el asegurado, hacia el derecho por la prestación de constituir el objeto del seguro.

    Una cláusula limitativa restringe, condiciona y modifica el derecho que tiene el asegurado sobre la indemnización o prestación que se garantiza en un contrato, luego de que se produzca algún riesgo.

    Estas condiciones no se encuentran destacadas convenientemente y firmadas en específico por parte del tomador del seguro, mientras que la entidad aseguradora no podrá aplicar estas cláusulas.

    Ventajas y desventajas de un contrato de seguro de auto

    Lo cierto es que existen más ventajas que desventajas al momento de acordar un contrato de seguro de auto, en primer punto es que obviamente estarás formalmente respaldado por la compañía asegura que elijas, y será por medio de la cobertura que tu hayas elegido, y en este sentido tu automóvil se encuentra protegido contra cualquier siniestralidad a la que esté expuesto.

    En términos generales, la principal ventaja que ofrece un contrato de seguro de auto, es que te garantiza seguridad, y sobre todo la estabilidad económica que necesites para poder afrontar toda clase de gastos que se te puedan presentar.

    Sin embargo la única desventaja que podría existir es que si realizas una mala elección y no terminas por acordar las coberturas necesarias, tu contrato de seguro de auto no tendrá vuelta atrás, y todo lo que hayas olvidado tendrás con contratarlo de forma adicional.