¿Qué son los primeros auxilios?

primeros auxilios
4 Minutos

¿Qué son los primeros auxilios?

Los primeros auxilios son un conjunto de técnicas y atenciones médicas básicas de emergencia a una persona que ha sufrido algún accidente o situación que ponga en riesgo su salud o su vida en el lugar del incidente y hasta que llegue la atención médica profesional especializada.

De esta manera se busca estabilizar a la persona para que pueda ser trasladada a un hospital, o bien, que con estas atenciones pueda incorporarse de forma normal a sus actividades sin mayores alteraciones.

Los principales objetivos de esta ayuda primaria son:

  • Salvar la vida de la persona reanimandola.
  • Cuidado y estabilización de signos vitales: Respiración, pulso, temperatura, etc.
  • Activación de sistemas de emergencia.
  • Apoyo y monitoreo constante hasta la llegada de equipos médicos de emergencia.
  • Los primeros auxilios se tratan de las atenciones más básicas, indispensables y vitales, las cuales pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte de las personas en muchas situaciones, por lo que es fundamental que todas las personas tengan conocimientos básicos de ellos.

    Te puede interesar: Red Médica en México.

    Secuencia de atención en primeros auxilios

    Existe una secuencia o principios generales de los primeros auxilios que toda persona, experta o no, debe de cumplir para garantizar la seguridad tanto del accidentado, la suya y de terceras personas.

    El cumplimiento de estos principios aumenta la probabilidad de salvar la vida de la persona implicada, por lo que es fundamental conocer el proceso cuidadosamente.

    Evalúa la situación antes de actuar

    Lo primero que hay que hacer ante una emergencia es evaluar la situación y no actuar impulsivamente, pues podemos agravar el evento o ponernos en riesgo a nosotros mismo.

    Debemos asegurarnos que no se vuelva a repetir el accidente, evaluando el lugar de los hechos, causantes del siniestro e identificando situaciones de peligro, como pueden ser incendios, objetos que puedan caer, cables de corriente eléctrica, etc.

    Una vez que hemos contemplado los riesgos y sabemos cómo evitarlos, es posible continuar con la asistencia a la persona.

    Mantén la calma y actúa de forma rápida

    En este tipo de situaciones es fundamental mantener la calma en nosotros mismos, el herido y terceras personas que puedan alterar el orden y contagiar su crisis nerviosa o euforia.

    Lo más recomendable es solicitar a las personas calma, que despejen el lugar y tranquilizar a la persona siniestrada hasta que llegue la atención.

    Valoración del paciente

    Es importante valorar el estado del paciente en cuanto a sus signos vitales, como respiración, pulso y estado de conciencia, de tal manera que determinemos las técnicas que debemos implementar de primeros auxilios.

    Determinar rápidamente la causa y situación que está sufriendo es determinante para poder tomar decisiones sobre el tratamiento y salvar la vida de la persona.

    Para esta valoración en primeros auxilios se debe de:

    • Revisar el estado de conciencia del paciente estimulandolo con delicados movimientos, estímulos sonoros o visuales.
    • Verificar que las vías respiratorias no se encuentren obstruidas.
    • Revisar si su corazón late y la frecuencia cardiaca que registra.
    • Examinar heridas, quemaduras, fracturas o hemorragias que pueda presentar.

    Te puede interesar: ¿Qué son los cuidados paliativos?

    Método PAS en los primeros auxilios

    El método PAS, por sus siglas: Proteger, Avisar y Socorrer, se tratan de las acciones básicas que la persona encargada de socorrer y brindar los primeros auxilios en una situación de emergencia debe de realizar.

    Los pasos del método PAS en primeros auxilios son:

    • Proteger: Debemos asegurarnos que tanto la persona herida como nosotros mismo y terceras personas en el lugar no corren peligro. En caso de que así sea, lo mejor es retirar a la persona a un lugar seguro o erradicar las fuentes de riesgo.
    • Avisar: Debemos solicitar apoyo inmediato de cuerpos de emergencia comunicándonos al 911, para esto deberemos proporcionar toda la información que tengamos, como la ubicación del siniestro, tipo de accidente, condición de las víctimas, etc.
    • Socorrer: Si tenemos conocimientos médicos o de primeros auxilios básicos, es importante comenzar a brindarlos, primeramente evaluando la condición de la víctima y procediendo a aplicar las técnicas necesarias para su reanimación y estabilización.
    • Otras consideraciones que hay que tomar en cuenta y si la situación lo permite es recabar la mayor información posible, ya sea por medio del paciente (si está consciente) o por medio de testigos que hayan visto el hecho.

      Es importante poder conocer el nombre de la persona, lugar de vivienda y número de algún familiar para dar aviso, así como saber que tipo de acceso médico u hospitalario tiene y trasladarlo a la institución más cercana o a la que corresponde.

      Cursos de Primeros Auxilios

      Lo más recomendable para todas las personas es acudir a un curso básico de primeros auxilios, los cuales de hecho frecuentemente se imparte en lugares de trabajo o escuelas, pues no siempre habrá médicos o una brigada de primeros auxilios disponible, por lo que cualquier civil debe tener al menos nociones básicas.

      cursos de primeros auxilios

      Conoce los Primero Auxilios Básicos

      Existe un manual de primeros auxilios básicos para cada tipo de accidente, lesión o padecimiento presentado en el paciente que debemos conocer para estabilizar la situación y evitar complicaciones en lo que llega la asistencia médica de emergencia.

      Primeros Auxilios Quemaduras

      • Tranquiliza al paciente.
      • Retira accesorios en el cuerpo que puedan estorbar y que afecten la circulación en caso de inflamación.
      • No retire la ropa si está adherida a la piel, pues puede causar desprendimiento de tejido. Únicamente hay que realizarlo si está impregnada de productos químicos corrosivos o inflamables.
      • Enfríe la zona quemada con compresas de agua fría o directamente bajo el chorro constante de agua por 10 minutos o más. No se debe usar hielo sobre la quemadura.
      • Cubra la herida con paños limpios o esterilizados y humedecidos.
      • En quemaduras en pies y manos separe cada uno de los dedos con gasas húmedas antes de vendar.
      • Traslade a la víctima inmediatamente a emergencias.

      Heridas Primeros Auxilios

      Los primeros auxilios en heridas son los más básicos, y a pesar de que en la mayoría de las ocasiones estos no amenazan la vida de la persona, se deben controlar a tiempo para evitar que se compliquen.

      • Limpia la herida con abundante agua y si es posible con jabón neutro la piel que la rodea.
      • Elimina cuerpos extraños incrustados en la herida.
      • Aplica antiséptico en los bordes, como alcohol desnaturalizado, agua oxigenada o yodo.
      • Cubra con una gasa estéril y fije con tela adhesiva o una venda.

      Hemorragias Primeros Auxilios

      • Cubra la herida con tela o gasa limpia y aplique presión empujando directamente con ambas manos.
      • En los casos en los que la hemorragia es grave y representa un peligro para la vida de la persona, coloque un torniquete.
      • Si no se cuenta con un torniquete, se puede usar ropa o un cinturón para apretar la extremidad y contener la hemorragia.
      • Si no se cuenta con nada para hacer un torniquete o la herida es en un lugar del cuerpo donde no se puede aplicar, como el cuello, abdomen, espalda, hombro o ingle, rellene la herida con una gasa o tela limpia. Posteriormente aplique presión.
      • Mantenga la presión hasta detener la hemorragia o que llegue la asistencia del personal médico.

      Fracturas Primeros Auxilios

      • Inmovilice la extremidad lesionada.
      • Ponga al paciente en una posición que le resulte cómoda y retire accesorios.
      • Se pueden usar tablas, revistas o cualquier superficie plana y sólida.
      • No trate de regresar el hueso a su forma original.
      • Calme el dolor aplicando frío.
      • Eleve la extremidad.
      • Traslade al paciente a emergencias.

      RCP Primeros Auxilios

      El RCP: Reanimación Cardiopulmonar o cardiorrespiratoria, es una de las técnicas más utilizadas en los primeros auxilios para aquellas personas que no presentan signos vitales de respiración o frecuencia cardiaca.

      Este se realiza colocando el talón de la mano sobre el centro del pecho del herido, y la otra mano sobre la primera y comprimiendo el pecho con los brazos estirados.

      Se deben realizar 30 compresiones a un ritmo de 100 por minuto. Una vez que se completa el ciclo de 30 compresiones, inclina ligeramente hacia atrás la cabeza del herido, eleva la barbilla y haz 2 respiraciones boca a boca, tapando con 2 dedos la nariz de la persona.

      Se debe realizar el proceso hasta que la persona recupere la conciencia y la respiración por su cuenta, o hasta que lleguen los cuerpos de emergencia.

      RCP en primero auxilios

      Primeros auxilios psicológicos

      Los primeros auxilios psicológicos o PAP, son una atención de apoyo emocional que se le brinda a las víctimas o personas que se encuentran en estado de crisis nerviosa o emocional ante una situación de shock.

      Estos tienen como objetivo recuperar el equilibrio emocional y prevenir la aparición de secuelas que afecten psicológicamente a la persona.

      Botiquín de primeros auxilios

      Un botiquín de primeros auxilios se trata de un kit o caja contenedora de herramientas, utensilios y medicamentos básicos para atender a un herido de emergencia directamente en el lugar, el cual debe de estar disponible siempre en instalaciones frecuentadas por gran cantidad de personas.

      Todo lugar público como escuelas, oficinas, hogares y vehículos deben de contar con un botiquín de primeros auxilios ubicado en un lugar seco y fresco, además de permanecer fuera del alcance de los niños.

      El botiquín médico debe incluir:

      • Directorio médico y de emergencias.
      • Anticépticos.
      • Paños antisépticos.
      • Tratamiento para quemaduras.
      • Parche ocular.
      • Solución para lavado ocular.
      • Gasa.
      • Algodón.
      • Guantes desechables.
      • Tijeras.
      • Gel antibacterial.
      • Termómetro.
      • Paracetamol o ibuprofeno.
      • Aspirinas.
      • Jeringas.
      • Férulas.
      • Jabón neutro.
      • Bolsas de plástico.

      Un kit de primeros auxilios a la mano puede ser la diferencia entre la vida y la muerte para una persona, por lo que es indispensable siempre tenerlo preparado.

      Botiquín de primeros auxilios

      ¿El seguro de gastos médicos cubre Primeros Auxilios?

      Los seguros de gastos de salud suelen cubrir las atenciones médicas básicas brindadas por ambulancias y paramédicos en el lugar del incidente. Esto conforme al tabulador de honorarios médicos y aplicando deducibles.


Daniel C.