¿Etanol, un combustible alternativo para tu auto?

4 Minutos

¿Qué es el Etanol?

Es el etanol, uno de los combustibles más importantes que existen en la actualidad, debido a que este se ha tomado ya como una de las alternativas que más se utilizan por las personas a fin de que este al pasar del tiempo se pueda volver una forma de poder cargar el tanque de combustible de los vehículos en México y por todo el mundo, debido a que según los estudios que se realizaron, este termina por ser menos contaminante que el mismo petróleo, algo que sin duda llama la atención, pero sobre todo se convierte en lo ideal para tu auto, disminuyendo incluso el costo para los usuarios.

Cuando hablamos del etanol, nos remontamos a saber que este es un compuesto químico el cual se obtiene partiendo de la fermentación que se da de los azúcares, mismo que al ser procesado de forma correcta y siguiendo el paso a paso estipulado por las personas que se encargan de llevar acabo todas estas labores, es como se da la posibilidad de usarse como un combustible solo, o bien que se mezcle en las cantidades variadas con gasolina, puesto que su uso se ha ido extendiendo principalmente para que al pasar de los años, este pueda convertirse en el remplazo idóneo hacia el consumo de los derivados que tienen un material de petróleo.

Ciertamente es que el combustible que se obtiene gracias al etanol, termina por ser una mezcla que se tiene con la gasolina, algo que se conoce como el gasohol o alconafta, siendo así dos mezclas comunes de E10 y E85, además de tener contenidos de etanol que corresponden al 10% y 85% respectivamente, debido a que el etanol se utiliza de manera frecuente como añadido a fin de que este sirva para oxigenar la gasolina normal, reemplazando al éter metil tert-butílico (MTBE).

Este último uno de los materiales que se caracterizan por ser los responsables de una importante o considerable contaminación que se da hacia el suelo, y también del agua subterránea, debido a que este podrá utilizarse también como combustible que se va hacia las celdas del mismo, por lo tanto este es una fuente vital para la producción de etanol en todo el mundo, utilizándose de fundamentos como biomasa, entre otros, por lo cual este ha sido denominado también como bioetanol.

Por otra parte, hay que decir que el etanol como combustible, es un material que se desarrolla o bien se produce de dos formas, en donde una mayor parte de la producción se puede obtener del procesamiento que se tiene de la materia en origen renovable, esto gracias a la caña de azúcar y sus derivados como melaza, sorgo dulce, sorgo rojo, remolacha, etc, pero en particular, esto se obtiene gracias a ciertas plantas con azúcares, mientras que el etanol es producido mediante la modificación química que se realiza en el etileno, o bien por la hidratación que habrá de seguirse correctamente, ya que todo esto es lo que a su vez propicia estos notables y considerables resultados.

¿Etanol como combustible alternativo?

Antes de pasar al tema exclusivo acerca del etanol como combustible, debemos dimensionar todo lo que se ha desarrollado mediante la tecnología, a fin de que esta se involucre en lo que ahora todos conocemos como el bioetanol, un material que puede producirse gracias a un importante número de plantas, así como llevar una variación de acuerdo al producto agrícola.

El rendimiento que existe entre el combustible consumido y el que se genera durante este proceso, está sujeto a perfilarse en ser un recurso energético potencialmente sostenible con el que se puedan ofrecer las ventajas medioambientales y económicas que permanezcan a un largo plazo en contraposición a los combustibles fósiles, mientras que en el caso de otros será para grandes deforestaciones, seguido de un aumento al precio de los alimentos, así como a suplantar selvas y terrenos agrícolas para su producción.

Por todos estos factores, es que el bioetanol tendrá las mismas características y composiciones químicas en relación al etanol, debido a que se trata del mismo compuesto, solo que la diferencia se basará en realidad a su proceso que lleva en la producción, así como la forma en que este etanol será obtenido desde la biomasa, es decir que este no puede tenerse en sí del petróleo, algo sumamente llamativo.

Junto a esto se incluye que debido al aumento que existe entre las medidas que se toman para controlar las emisiones totales, en el tema de los gases con efecto invernadero, es precisamente como la utilización de este alcohol como combustible es para el transporte por carretero, el cual va creciendo de forma acelerada, debido a que este es un análisis en el ciclo de vida completo.

Ya que el producto en sí, como combustible mostrará la manera en que las emisiones se generan por el proceso de producción en el combustible, y en el caso donde la operación se ve compensada por las fijadas hacia el cultivo en el mismo crecimiento, sin embargo estas permanecen aún de los contaminantes orgánicos como el benceno y algunos otros aldehídos lleguen a aumentar, por lo cual es necesario un estudio sobre el impacto que el etanol atrae hacia la salud de los humanos.

¿Una solución para el Sector Vehicular?

Pasando a uno de los temas cruciales, que rodean al sector vehicular, es como precisamente nos referimos al etanol, el cual se caracteriza por ser un material que suple al combustible tradicional, además de volverse incluso una solución a muchos de los problemas que hoy en día atacan de manera importante al medio ambiente, sobre todo si nos referimos a la Ciudad de México.

Un lugar en donde emergentemente necesitamos de combustibles alternativos, los cuales puedas ser funcionales hacia la disminución de los gases contaminantes que son arrojados por los vehículos, por lo tanto este es un biocombustible que se obtiene de acuerdo a la fermentación de biomasa y materia orgánica, pero principalmente del maíz y de la caña de azúcar, debido a que estos son cultivos que se usan también para el consumo humano.

La realidad, es que este combustible cuenta con características que le hacen un tanto más atractivo, principalmente para el uso en automóviles, sobre todo para un menor costo en comparación al litro de gasolina y el precio que se maneja en nuestro país, sin embargo, resulta muy importante que sigamos ciertos lineamientos que son impuestos, pero también otro de los aspectos que gran parte de los expertos resaltan, radica principalmente en que un sector importante de los vehículos no son compatibles, o bien no se recomienda que utilicen etanol para transitar.

Este último punto que se tocó, está basado en que debemos comprender como nuestro auto puede o no estar diseñado para usar etanol como combustible, debido a que muchas de las carrocerías implementadas al mercado, están totalmente ideadas para que funcionen con un rango determinado de octanos, y al incrementar el octanaje del combustible, se propiciará que el proceso de combustión deba de realizarse a destiempo.

Entre otros problemas, esto se va directamente al motor de tu vehículo, pues como bien sabemos la gasolina al menos en la República Mexicana, se mantiene en 87 octanos para la magna y 92 para la Premium, lo cual contrario a lo que puedas pensar, no tiene ninguna relación con la limpieza del auto, sino más bien, se trata de la capacidad en la compresión del combustible antes de la misma combustión, esto quiere decir que la gasolina magna tiene una menor resistencia a la compresión por lo que se detona antes de la Premium, y en el caso del etanol son datos que no se pueden calcular aún a ciencia cierta, ya que esto implica una serie de procesos variados para llegar a un resultado final.

¿Daños a tu auto por usar Etanol?

Pasando a uno de los temas más importantes, de los cuales debes saber si o sí, radica en que el etanol podría ser dañino, esto debido a que los motores están diseñados para funcionar con gasolinas de un cierto octanaje, por lo cual esto al incrementar al mismo tiempo, propicia que se esté haciendo una combustión que vaya generándose a destiempo, esto traes como resultado una carbonización, ya que la corrosión en el sistema de inyección se presenta como otro problema, esto al ser un biocombustible, pues el etanol contendrá así un cierto porcentaje de agua al pasar el tiempo.

Terminando por corroer en el sistema de inyección de los motores, lo cual quiere decir que al paso del tiempo será muy común para tener que efectuar los cambios de mangueras o válvulas, ya que no funcionan correctamente debido a que este es un proceso de corrosión.

Seguido de esto, encontramos que el etanol puede incluso dañar el sistema de escape, lo que se debe a que elevará la temperatura de los gases que se expulsan por el escape, a modo de poder también dañar parcialmente el sistema, e incluso que esto se dedique a afectar el catalizador, puesto que el incremento de la temperatura se da en los mismos mecanismos, generando un desgaste prematuro.

Sin embargo, en la actualidad se sigue vendiendo el bioetanol, un combustible que tiene un costo promedio de 14 pesos por litro, pero más allá de problemas hay que incluir puntos que se desarrollan por el paso del tiempo, y es que ya muchos de los vehículos pueden usar mezclas de gasolina con etanol E85, lo que quiere decir que podrán funcionar hasta en un 85%, modelos de las marcas Ford y Chevrolet, son algunos de los beneficiados.

Ventajas de usar Bioetanol como combustible.

  • Luego de ser un material renovable, y que se produce localmente, el etanol nos permite disminuir la dependencia del petróleo, lo cual mejora a la seguridad energética de los países.
  • El etanol al ser un oxigenante de las gasolinas, pasa a mejorar su octanaje de manera considerable, lo cual ayuda a poder descontaminar las ciudades, así como a disminuir los gases que causan un efecto invernadero.
  • Cabe mencionar que el octanaje del etanol puro es de 113, y se quema de mejor forma a altas compresiones en comparación a la gasolina, por lo que da más poder a los motores.
  • Puede este también actuar como un anticongelante en los motores, dado que mejora el arranque del motor en frío, previniendo el congelamiento.

  • Daniel C.