¿Mi Seguro de Gastos Médicos Mayores cubre Tuberculosis?

Antes de contratar un seguro de gastos médicos mayores, lo mejor que podemos hacer es conocer con que contamos, así como si el seguro cubre enfermedades como la Tuberculosis, una de las cosas más importantes es la salud así es que una de las necesidades primordiales es contar con un seguro médico ya que puede ser en la mayoría de los casos de gran apoyo.

La mayoría de las compañías aseguradoras, brindan este tipo de beneficios pues su principio es de otorgar apoyo y ayuda en caso de que el asegurado padezca alguna enfermedad; dependerá de la aseguradora si cubre la tuberculosis, así como incluir el tratamiento y/o medicamentos.

La Tuberculosis es una infección bacteriana causada por un germen de nombre Mycobacterium tuberculosis, este tipo de bacteria suele atacar los pulmones, sin embargo no puede también dañar las partes del cuerpo, la tuberculosis se disemina a través del aire, cuando una persona con esta enfermedad puede presentar un cuadro de tos, estornudos o dificultad al hablar.

Es una infección persistente, esta afecta a diferentes órganos, pero de manera particular los pulmones; un feto puede llegar a contraer tuberculosis a través de su madre antes de nacer, ya que al respirar o al tragar el líquido amniótico que esté infectado antes o durante su nacimiento, o después de nacer, en el momento que se decida a respirar el aire con microgotas que estén infectadas.

Alrededor de la mitad de los hijos de madres que esta afectadas por este padecimiento o de la misma tuberculosis activa que se desarrolla la enfermedad durante el primer año de vida, ya que si no reciben tratamiento con antibióticos o en caso de que no sean vacunados; por ello es que la Organización Mundial de la Salud o conocida como la OMS, se estima que en hoy en día el 30 por ciento de la población en el mundo sufre de tuberculosis latente, además que de este porcentaje se calcula que el 10 por ciento desarrollará tuberculosis activa, agravando la enfermedad.

Esta es una enfermedad que alcanzó a su máxima contaminación, además que como ya sabemos, es causada por una bacteria conocida como bacilo de koch, esto es curable y prevenible, que afecta otras partes del cuerpo, si no se trata de manera oportuna, que puede causar daño permanente en los pulmones.

Las personas que resultan infectadas con el bacilo de la tuberculosis cuentan con un 10% de probabilidad de enfermar de este padecimiento a lo largo de su vida, con ello el riesgo, pues es mucho mayor para los individuos en cuyo caso su sistema inmunológico se encuentra dañado, como ocurre en casos de la infección por el VIH, mala nutrición o diabetes, además este es un riesgo para los que consumen regularmente tabaco.

La tuberculosis es la causa número uno de las muertes entre las personas que padecen de VIH, aunado a ello se calcula que una tercera parte de la población en el mundo tiene ya tuberculosis latente, esto significa que están infectados por el bacilo, pero aún no han enfermado ni pueden transmitir la infección.

¿Cómo se transmite la Tuberculosis?

Contraer esta enfermedad es algo poco usual, una persona infectada con esta enfermedad y que no se encuentre en tratamiento, puede llegar a contagiar a las demás personas en el momento que estornude, tosa e inclusive al escupir; al hacerlo, dicha persona infectada está eliminando bacterias al aire, misma que pueden entrar a los pulmones de las demás personas.

En caso de que una persona enferma se encuentre al día con su tratamiento no contagia a las demás personas, la tuberculosis no se contagia por compartir ya sea los cubiertos, vasos o demás utensilios de uso diario. A lo largo de un año, determinada persona con esta enfermedad puede llegar a infectar a unas 10 o 15 personas por contacto cercano.

Suelen infectar solamente si no reciben el tratamiento adecuado, hasta dos terceras partes de las personas con tuberculosis mueres. El diagnóstico de certeza se realiza con el aislamiento e identificación del bacilo en medios de cultivo; el mycobacterium tuberculosis es un bacilo en crecimiento lento, por lo que puede tardar hasta 8 semanas en desarrollarse en los medios de cultivo contaminados.

Para que pueda ser identificado de forma inmediata la tuberculosis se debe recurrir a los medios de tinción específicos, esto en caso de que se muestre o se sospeche que existe ya infección. Las técnicas de tinción no son demasiado sensibles, por lo que los resultados de los cultivos están disponibles después de las 8 semanas.

Para realizar el diagnóstico se debe ir a un laboratorio de nivel 3, mismo que se permite tener el manejo de agentes biológicos como el de la tuberculosis, en dicho laboratorio se debe conseguir su aislamiento, cultivo y estudio de la sensibilidad a los agentes antiinfecciosos, lo que le permitirá establecer el tratamiento adecuado.

  • Para su diagnóstico se podrá realizar los siguientes pruebas o estudios de laboratorio.
  • Examen radiológico: es sensible, pero poco específico para el diagnóstico de la tuberculosis pulmonar, por lo que existen patrones en específico, como la cavitación o el patrón miliar, en general cuentan con las técnicas de imagen sutiles para que se establezca la sospecha de inicio.
  • Examen anatomopatológico: el patrón histológico de la infección por Mycobacterium tuberculosis es muy característico. Aparecen granulomas con necrosis central (caseificación), en los que pueden encontrarse bacilos mediante tinciones específicas.
  • Tuberculina (PPD) o prueba de Mantoux: consiste en inyectar en el tejido subcutáneo un extracto que contiene antígenos del bacilo de Koch, pero no el bacilo entero ya que no puede producir infección.
  • Si una persona tiene anticuerpos contra el bacilo, tendrá una reacción cutánea a los 2-3 días en el lugar de la inoculación, caracterizada por induración, eritema y calor. Si se produce esta reacción, significa que el sujeto ha estado en contacto con el bacilo en algún momento de su vida.
  • No quiere decir que exista una infección en el momento de la prueba, pero si las circunstancias clínicas son adecuadas, puede ayudar a establecer el diagnóstico.
  • ¿Cuáles son lo síntomas de la tuberculosis?

    Uno de los principales signos o el más conocido quizá sea la tos persistente por más de 15 días, se puede llegar a presentar junto con la fiebre, sudoración por la noche, el cansancio permanente, pérdida evidente de peso a falta del apetito, sin embargo pueden ser leves durante muchos meses.

    Es por estas razones que las personas pueden llegar a tardar en consultar a su médico especialista o servicio de salud y en su desinformación llegan a transmitir a otras personas, ante la persistencia significativa de tos durante más de 15 días por lo que es importante consultar lo antes posible a su doctor para que comience con el tratamiento adecuado.

    Al principio de la enfermedad se puede sentir como si se tratara de un fuerte resfriado, luego puede aparecer sudores nocturnos y una tos incesante; las bacterias que causan la tuberculosis se propagan por a través del aire que expide una persona a otra, cuando alguien con esta enfermedad de tuberculosis llegue a toser, hablar o cantar. Para los que se encuentren cerca podrían inhalar determinadas bacterias e infectarse.

  • Las bacterias de la tuberculosis se multiplican con más frecuencia en los pulmones y pueden causar síntomas como los siguientes:
  • Tos intensa que dura 3 semanas o más.
  • Dolor en el pecho.
  • Tos con sangre o esputo, esto es la flema que sale del fondo de los pulmones.
  • Otros síntomas de la enfermedad de tuberculosis pueden incluir los siguientes:
  • Debilidad o fatiga.
  • Pérdida de peso.
  • Falta de apetito.
  • Escalofríos.
  • Fiebre.
  • Sudor durante la noche.
  • ¿Cuáles son los tipos de tuberculosis que existen?

    Es importante que recordemos que la tuberculosis latente es cuando los tubérculos no se encuentran activos, es como si permanecieran adormilados, la persona no tiene ningún síntoma, por lo que los pacientes no pueden contagiar la tuberculosis, pero si no se tratan adecuadamente, los bacilos pueden despertar y causar la enfermedad, esto inclusive años después de contraerla.

    Es importante que sepas que esta es latente por ciertas circunstancias como la disminución de las defensas, los bacilos pueden llegar a reactivarse o extenderse, por lo que se enfermara, aparecerán síntomas y alteraciones en las radiografías o en las demás pruebas diagnósticas.

    Se determina que existen dos tipos de afecciones de la misma, una es la infección de tuberculosis latente y la enfermedad de tuberculosis; las bacterias de la tuberculosis pueden vivir en su cuerpo sin hacer que usted se enferme, por lo que se denomina como infección de tuberculosis latente, en la mayoría de las personas que inhalan las bacterias de la tuberculosis y se infectan, por lo que el cuerpo puede combatir las bacterias para impedir que se multipliquen.

    En caso de que estas bacterias lleguen a activarse en el cuerpo y que se multipliquen, la persona pasará a tener la infección de tuberculosis latente a tener enfermedad de tuberculosis, por la misma razón, es que las personas con infección de tuberculosis latente a menudo se les llega a recetar un tratamiento con el fin de que evitan que lleguen a evolucionar con la enfermedad de la tuberculosis.

    ¿Cuál es el tratamiento de la Tuberculosis?

    Esta es una enfermedad infecciosa que puede tratarse, pero el tratamiento mismo consiste en un proceso un tanto largo y un poco complejo, se basa en la toma de varios antibióticos durante periodos de tiempo mayores a los 6 meses; suelen ser combinados con dos tipos de antibióticos durante los seis meses, pero asociado uno con el otro, para que la actuación sobre la bacteria sea más agresiva desde el inicio.

    Es sumamente necesario no dejar pasar ninguna toma de la medicación y durante los meses que el médico indique, algunas personas volverán a desarrollar la enfermedad y es posible que las nuevas bacterias sean resistentes a los tratamientos convencionales, por lo que necesitan tratamientos menos habituales o complicados.

    La medición deberá ser tomada una vez al día y en ayunas, de forma preferente por la mañana, ya que aumenta la absorción, tanto en la cantidad como en la velocidad por lo que va incrementando la efectividad de dicho tratamiento, posterior a ello no deberá ingerirse nada hasta una media hora después de tomar la medicación.

    Temas Relacionados