¿Qué es el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU)?

El Impuesto Empresarial a Tasa Única mejor conocido como IETU es uno de los impuestos más recientes que se han pronunciado en nuestro país para comenzarse a aplicar, y es que nos referimos a una de las leyes impuestas al sector empresarial que se aprobaron en 2007, y entraron en vigor apenas un año después, lo cual formó parte de un denominado paquete de reformas fiscales que se propusieron por parte del poder ejecutivo, el cual se implementó hasta 2013 como parte de la reforma fiscal impuesta por Enrique Peña Nieto.

De acuerdo al IETU, se coloca como la obligación fiscal que tendrá el firme objetivo de tener que conseguir todas aquellas recaudaciones de forma equilibrada y justa, con la idea de que no se tengan en consideraciones especiales, ni mucho menos lo que antes se utilizaba que eran regímenes especiales, ni deducciones, o beneficios extraordinarios. Pues este impuesto busca que se prevengan o eviten las planeaciones que se tengan en el ámbito fiscal, quienes a su vez se fijan eludir a los pagos del ISR.

De acuerdo al artículo 1° de la conocida como Ley del Impuesto a Tasa Única que se encuentra aún vigente, todos los contribuyentes que están obligados a cumplir con este impuesto son principalmente las personas físicas que tengan actividades empresariales o régimen intermedio, estas pueden ser de acuerdo a:

  • Todos aquellos usuarios o personas que se encuentren realizando la prestación de sus servicios profesionales.
  • Lleven a cabo la función o labor de rentar bienes inmuebles.
  • Quienes realicen aquellas actividades correspondientes al sector comercial, industrial, agropecuarias, ganaderas y silvícolas.

  • Mientras que por otra parte quienes se encuentran como personas morales y que se encuentran residiendo en la República Mexicana, es decir todos los residentes que estén en el extranjero, pero con un establecimiento en nuestro país por los ingresos que logran obtener, no importando el lugar donde se generen, de acuerdo a las siguientes actividades:

  • Enajenación y expropiación de los bienes.
  • Prestación y realización de servicios en forma independiente.
  • Entrega y otorgamiento del uso o goce de manera temporal sobre los bienes y servicios.
  • Esto en otros términos también es conocido o bien podemos ubicar por:

  • Sociedades de tipo mercantiles.
  • Sociedades civiles.
  • Sociedades cooperativas dedicadas a la producción, asociación en participación, etc.

  • El IETU es un impuesto que se calcula por medio de las tasas que se impongan de acuerdo a la cantidad que de resultado a las disminuciones en su totalidad hacia los ingresos que se hayan percibido conforme a las actividades gravadas que han sido descritas con anterioridad, mientras que las deducciones son efectuadas y autorizadas de acuerdo a lo que se encuentre estipulado en las leyes. Luego de que son considerados aquellos ingresos que se perciben durante los ejercicios de los términos colocados en la Ley del Impuesto al Valor Agregado.

    Los ingresos que actualmente se encuentran en un estatus de exentos, son todos aquellos que corresponden a los siguientes términos:

  • Obtenidos por la federación, es decir todas aquellas entidades federativas tales como municipios, órganos constitucionales catalogados como autónomos, así como las entidades de la administración pública paraestatal.
  • Partidos, asociaciones, coaliciones y todos los que se encuentren como frentes políticos legalmente reconocidos.
  • Sindicatos del sector obrero.
  • Asociaciones y sociedades civiles que se encuentren organizadas con los fines científicos, políticos, religiosos y culturales.
  • Las cámaras de comercio e industrias, además de las agrupaciones de tipo agrícolas, ganaderas, pesqueras, silvícolas, colegios profesionales, asociaciones que sean del tipo patronales y los propios organismos que ante la ley sean catalogadas como sociedades cooperativas, ya sea por sus productores o por los consumidores.
  • Instituciones y sociedades de tipo civiles que sean también administradoras de fondos, cajas de ahorro, además de sociedades cooperativas de consumo, de ahorro y préstamos autorizados para que se opere como entidades o instituciones de ahorro y crédito popular.
  • Asociaciones de padres de familia, o sociedades dedicadas a la gestión colectiva.
  • Recursos obtenidos por personas morales que no tengan la iniciativa o fines en forma lucrativa, fideicomisos, así como estar autorizados para recibir aquellos donativos que sean deducibles ante lo estipulado por las leyes de impuestos sobre la renta.
  • Quiénes se encuentren percibiendo a personas físicas y morales, las cuales provengan a las actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas o pesqueras y que estén exentas de los pagos de impuestos.

  • Por su parte se encuentran también las deducciones autorizadas como parte de lo autorizado por el IETU, las cuales son:

  • Erogaciones por aquellas adquisiciones de los bienes, servicios independientes o el uso y goce temporal de los bienes, así como la administración, producción, comercialización y distribución de los productos o servicios.
  • Contribuciones que vayan como cargo al contribuyente y que sean pagadas únicamente en México, aunque estas tendrán que ser erogaciones, más no deducibles.
  • Impuestos al valor agregado o especiales de acuerdo a la producción y servicios en caso de que el contribuyente no cuente con los derechos para acreditarlos.
  • Devoluciones de los bienes que hayan recibido ciertos descuentos e incluso bonificaciones que se les agreguen, además de los depósitos o anticipos que sean devueltos siempre y cuando los ingresos de origen o se encuentren aliados al IETU.
  • Se deducen también todas aquellas indemnizaciones correspondientes a los daños, prejuicios o penas convencionales.
  • Creaciones e incrementos sobre las reservas matemáticas que sean vinculadas directamente con los seguros de vida o bien las pólizas de seguro para pensiones.
  • Todas las cantidades que sean pagadas por parte de las compañías de seguros a sus clientes y beneficiarios, al ocurrir un riesgo que se encuentre amparado e involucrado en los contratos realizados, además de las cantidades que estén obligadas a pagar las aseguradoras.
  • Premios pagados en efectivo por parte de las personas u organizaciones encargadas de realizar loterías, rifas, sorteos y juegos con apuestas o concursos de toda clase, que estén debidamente autorizados conforme a las leyes que estén establecidas por parte de las autoridades.
  • Por último se encuentran las pérdidas por aquellos créditos que sean considerados como incobrables.

  • ¿Cómo funciona el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU)?

    Las funciones y cálculos para el IETU son muy específicas conforme a los ingresos que sean percibidos en el periodo, pues estas se basan en deducciones autorizadas por la LIETU que se pagan en el mismo periodo, así como la base gravable del IETU, su tasa de interés, impuesto mensual determinado, los créditos fiscales y deducciones superiores a las de los ingresos, acreditamiento por salarios y aportaciones de seguridad social, pagos provisionales de ISR propios que hayan sido pagados anteriormente y que correspondan al mismo ejercicio, incluyéndose el mes en que se esté atendiendo, y por último se encuentran el IETU a pagar y los pagos provisionales y pagados con anterioridad. Es así como se puede llevar a cabo la función de los impuestos cobrados bajo esta modalidad.

    Mientras que los pagos deben realizarse de forma provisional y de acuerdo a las declaraciones anuales de las mismas fechas que el impuesto sobre la renta, lo cual entró a partir de 2008, y desde entonces estos pagos se deben realizar a más tardar los días 17 de los meses posteriores para que así se mantengan en el cumplimiento de lo establecido.

    Para aclarar puntos importantes, al pagar en su caso los mismos medios tendrán que declararse, o bien terminarán por estar obligados a cubrir los impuestos sobre la renta conforme a lo que se indique. Por último, esta declaración del IETU tiene que llevarse a cabo siempre y cuando se presente la información reciente, además de modificarse aquella que no se encuentre mencionada o estipulada de manera correcta.

    Por último las erogaciones o pagos que no pueden ser utilizadas en ningún momento como deducciones, son las siguientes:

  • Aquellas que correspondan a la erogación de salarios y todas las prestaciones que sean derivadas de las relaciones laborales, como la previsión social.
  • Las contribuciones que sean pagadas en México por los conceptos de impuestos empresariales a tasa única, impuesto sobre la renta e impuestos a depósitos en efectivo.

  • ¿Quiénes están exentos de responder al IETU?

    Si bien como ya te hemos contado sobre las empresas o personas que están obligadas en su totalidad a responder y cubrir todos aquellos impuestos que corresponden al IETU, en términos generales no todas las entidades están obligadas a cubrir estos impuestos, y para que puedas conocer a detalle sobre los que exentan el IETU, son:

  • Todas las personas que se encuentren actualmente bajo la denominación de asalariados.
  • En su totalidad y sin excepción, las dependencias que sean de gobierno.
  • Partidos políticos y sindicatos en general.
  • Personas que se encuentren autorizadas para percibir o recibir donativos que puedan ser deducibles de los impuestos sobre la renta.
  • Agrupaciones que se consideren como cámaras de comercio e industrias, así como las organizaciones profesionales.
  • Empresas o asociaciones que se encuentren dirigidos hacia las actividades que sean de tipo agropecuarias, seguido de las ganaderas, silvícolas y tiene como límite las que estén situadas en la LISR, siempre y cuando estén inscritas correctamente en el RFC.