Consejos para cuidar de tu Sistema VDC

Creado el:
Valoración

¿Qué hace el Control Dinámico Vehicular? ¡Aquí te contamos!

Conocido también como el control de estabilidad, el VDC (Vehicule Dynamic Control), se compone de ser un elemento importante que mantiene una seguridad activa en el automóvil, actuando puntualmente en el frenado individual de todas y cada una de las ruedas en caso poderse presentar un problema o fallo por las condiciones de la superficie.

Al mantener una labor totalmente independiente, es como el VDC se encarga de realizar una operación que consta de evitar toda clase de derrapes, además de subvirajes, ya que este se compone de ser un control de estabilidad, el cual centraliza todas sus funciones a fin de conectarse correctamente con los sistemas ABS, EBD y el propio control de tracción.

Para conocer un poco más de la importancia y todo lo que rodea al Control Dinámico Vehicular, cabe destacar que esta es una creación de Bosch, la cual se logró junto a Mercedes Benz, para posteriormente introducirse en algunos de los automóviles de la compañía alemana, aunque esto en un principio se dió bajo el nombre comercial de Elektronisches Stabilitätsprogramm, que en español quiere decir “Programa Electrónico de Estabilidad.

Cierto es que el nombre de este sistema puede variar de acuerdo a la fabricante, o bien por las herramientas que se instalen para que este lleve a cabo sus funciones, mientras que su eficiencia se ha denotado cada vez más, al grado que organizaciones especializadas en seguridad vial, aconsejan ampliamente la compra de modelos que estén equipados por este control de estabilidad, ya que así se evitan accidentes en carretera.

¿Cómo se cambia el aceite de tu auto? ¡Te damos los mejores consejos!

¿Qué tan importante es el VDC? ¡Quizá un poco más de lo que creías!

Lo fundamental que termina por ser el VDC en cuestión de sus funciones, así como de la operación que realiza internamente, cabe mencionar que este es un control dinámico que tiene el objetivo de poder ayudar durante la conducción, así como a ofrecer seguridad de manera automática en los frenos, evitando por completo que el vehículo se descontrole.

Es así como su importancia pasa por realizar una labor crucial en los mecanismos, pues este garantiza la protección cuando te encuentres en superficies que pudieran propiciar derrapes en el tren delantero o trasero, incluso en ambos, aportando con minimizar los efectos y ayudando a que el conductor recupere la trayectoria que esté utilizando al volante.

Conforme pasan los años, podemos notar que el Control Dinámico Vehicular desarrolla cada vez más sistemas que ayuden con ofrecer seguridad en situaciones de emergencia, frenando durante subvirajes ya que así es como el coche podrá recuperar su capacidad de giro tanto en las ruedas delanteras, como en el frenado adelante y atrás de manera selectiva, impidiendo que este se deslice de la parte trasera.

Y de esta forma el VDC auxilia en aquellos momentos en los que un automóvil pueda perder su estabilidad, pues este es un programa que ayuda a los conductores sin importar la potencia o el tamaño de la unidad, garantizando la seguridad de los usuarios a bordo.

Sistemas que componen el VDC.

Electroválvulas: Se forman a través de un solenoide, así como de inducir mecanismos que funcionen para la apertura y cierre, dado que su posición de reposo se asegura mediante la acción de un muelle, el cual se incorpora a todas las las entradas y salidas de las electroválvulas, estas van protegidas por filtros.

Su intención es reducir la presión que existe en los frenos, incorporando una válvula antirretorno a la válvula de admisión, pues esta se abre al momento en que la presión de la bomba sea inferior a la presión de estribo, mientras que dejará de frenar cuando el ABS está funcionando, y por lo tanto el circuito de frenado se provee de dos electroválvulas de admisión que permanecen abiertas en reposo, pues su acción es separada o simultánea, permitiendo que se modulen los circuitos de frenado.

Equipo Motor-Bomba: Por su parte este se forma por un motor eléctrico, acompañado de una bomba hidráulica de doble circuito, misma que se controla por la ECU en función de que el equipo rechace el líquido de freno durante la fase de regulación, actuando con el conjunto hidráulico al producirse un movimiento ligero en el pedal.

Este es un mecanismo que se basa en un esquema de funcionamiento en el que la unidad hidráulica se encarga en transformar el movimiento de giro del motor eléctrico en un tipo de movimiento alternativo de los pistones que se conforman de bombas hidráulicas.

Acumulador de Baja Presión: Y por último este se encarga de ser un componente que actúa en el momento que el sistema ABS reciba el líquido de freno, mismo que pasa por la electroválvula de escape, y se desvía hasta un depósito acumulador, dado que su nivel de presión debe ser lo suficientemente bajo para no interferir en la caída de presión necesaria en la fase de regulación.

¡Aprende a usar tu Gato Hidraulico! Click aquí.

¿Cómo funciona el Control Dinámico Vehicular?

Con la intención de ayudar a una mejor conducción, así como ofrecer seguridad al actuar sobre los frenos de forma automática, el VDC detecta instantáneamente cualquier movimiento raro durante el giro, además que entre las ruedas pueden darse deslizamientos en los trenes rodantes.

De esta forma es como el funcionamiento del VDC, es para una sutilidad elevada en la que un conductor tenga la oportunidad de intervenir y evitar cualquier problema que se pudiera presentar, pues este permanece controlando las señales de los sensores y estos se revisan hasta 25 veces por segundo, esto con la finalidad de comprobar la dirección que el conductor desee tomar.

Si el vehículo se desplaza a una dirección distinta, el Control Dinámico Vehicular detectará una situación crítica y reaccionará de inmediato, pues con el sistema de frenos buscará estabilizar el automóvil para evitar toda clase de accidentes a los que te puedas enfrentar.

¿No sabes cambiar la llanta de tu auto? ¡Recibe los mejores consejos!

Función de los sensores del VDC.

Tal como te lo contamos anteriormente, este es un sistema que consta de la unidad que se tiene en un control electrónico, pues se trata de un grupo hidráulico que se compone de sensores, los cuales tienen una función que va de la siguiente forma:

  • Sensor de Ángulo de Dirección: Se ubica en la dirección, encargándose de desempeñar funciones para proporcionar una información constante sobre el movimiento del volante, pues la dirección tomada será la deseada por el conductor.
  • Sensor de Velocidad de Giro de Rueda: Hablamos de un mecanismo similar al ABS, este se desempeña de acuerdo a informar el comportamiento que mantienen las ruedas, esto basado totalmente en la velocidad de giro que tenga, denotando si están bloqueadas o se patinan.
  • Sensor de Ángulo de Giro y Aceleración Transversal: Por su parte esta proporciona toda la información de acuerdo al desplazamiento del vehículo, esto alrededor de su eje vertical, así como en desplazamientos y fuerzas laterales, todo esto se refiere al comportamiento del vehículo y cuando comiencen a derrapar o a desviarse, se notará fácilmente por el conductor.
  • ¿Cuáles son las funciones de un Control de Estabilidad VDC?

    Fundamental para las operaciones que se realizan por el VDC, estas son efectuadas por el control de estabilidad buscada en el vehículo, razón por la que involucra distintas funciones adicionales, mismas que son:

  • Hill Hold Control, conocido también como control de ascenso en pendientes, funciona como un sistema que evita cualquier problema cuando el automóvil retrocede al reanudar su marcha durante una subida.
  • El BSW es quien hace un secado en los discos de freno, además que el Oberboost hace una compensación en la presión cuando el líquido de frenos se encuentre sobrecalentado.
  • El Trailer Sway Mitigation, es encargado de funcionar a fin de mejorar la estabilidad en el momento en que se lleva un remolque, evitando problemas cuando esté en movimiento.
  • Con el Load Adaptive Control (LAC), se permite conocerla posición y el volumen de carga en un vehículo industrial ligero, ya que es una función que evita un posible vuelco debido a la pérdida de estabilidad.
  • Fallas más comunes en el Control Dinámico Vehicular.

    Para conocer a fondo sobre los problemas que se puedan llegar a presentar en el VDC, esto se podrá detectar fallas en el mecanismo, pues para notificar de esto, regularmente se ilumina en el cuadro de instrumentos, uno de todos los que se eliminan para hacer el “check control”.

    Cuando enciendan estos sensores, se pueden hacer pruebas en el desplazamiento del vehículo, apagarlo y volver a arrancar, de esta forma alguno de los sensores que no tomen la referencia en el giro de la rueda, por lo tanto es importante probar al pisar el pedal de freno y girar el volante, ya que se trata de fallos momentáneos en el sensor de freno, así como en el captador del ángulo de giro.

    Regularmente el error del check control, se debe a que existe una conexión que permanece floja, por lo tanto es recomendable mover el coche para ver si es una falla momentánea o persiste, se recomienda que en estos casos se inspeccionen las conexiones, así como fusibles y hacer la limpieza de los sensores de la llanta.

    Consejos para cuidar tu VDC.

  • Cuando empieces a notar que la luz de check control enciende en color rojo, es muy importante que hagas una revisión minuciosa, debido a que estas se pueden dar por error, así como para indicar cuando los sensores de tus neumáticos ya están fallando, por lo tanto es recomendable que acudas con un experto.
  • Importante que cada 10 mil kilómetros recorridos, o bien cada 6 meses realices una inspección a todos los sistemas que conforman el Control Dinámico Vehicular, pues esto ayudará en gran medida para encontrar posibles fallas, así como en el momento que los sensores estén sumamente desgastados.
  • Cuando tus frenos hagan ruido, ya sea al detenerse, o cuando esté detenido tu vehículo es necesario que vayas con un especialista para que revise el sistema, ya que en muchas ocasiones ocurre que el VDC tiene basura o partículas que están perjudicando su funcionamiento.