17 abril, 2019
  • Rating: 

¿Se puede asegurar una moto usada?

Claro que existen seguros para motos usadas, estos se comercializan como cualquier otra póliza en el mercado, e incluso en gran parte de los casos al ser un documento obligatorio para los vehículos, ocurre que los vendedores tienen la motocicleta aún asegurada.

En estos casos te recomendamos llegar a un acuerdo con el vendedor para efectuar la cancelación o cambio de propietario de manera legal con la compañía de seguros o bien si tu deseo es resguardar de ella con otra aseguradora, realiza todos los trámites necesarios.

¡Recuerda que en AhorraSeguros.Mx ya puedes asegurar tu moto usada!


¿Dónde comprar Motos Usadas.

La compra de motos usadas, se ha convertido en uno de los mercados más importantes a nivel mundial y en México esto no se ha hecho esperar, ya que son cada vez más los intermediarios, tanto presenciales como de forma online los que existen en la actualidad a fin de implementar un servicio que conste de la venta de modelos de motos usadas, las cuales obviamente representan un precio inferior a comparación de que esta sea comprada en una agencia de la marca o distribuidora.

Por esta razón es que una moto usada ya puede comprarse por medio de dos tipos de opciones diferentes, las cuales pueden ser por una agencia de motos seminuevas o de forma directa con un particular, es decir con un amigo, vecino o por un anuncio de internet. Ahora bien, la realidad sobre comprar motos usadas, es que estas resultan ser una ventaja sumamente llamativa para los clientes, principalmente que estas permanecen supervisadas, sin embargo en el caso específico de una motocicleta usada, al momento de ser ofertada puede que incluya ciertas rebajas en sus precios, principalmente porque cualquier tipo de vehículo que esté usado al momento de venderse, podría incluir problemas mecánicos o estéticos.

Es de esta manera como la compra y venta de motos usadas implica una serie de factores que determinan estos precios a los que son ofertadas al público, luego de que estas incluyen así algunas garantías, principalmente en las agencias e intermediarias en la venta de motocicletas seminuevas, pues en muchas de estas se permite el financiamiento para que incluso esto sea un plazo cada vez más accesible para los usuarios, en donde la única desventaja que representa comprar en una agencia de motos usadas, es que estas por los plazos podrán tener un precio superior a lo que te imaginarías.

Y en última instancia, solo queda decir que existe otra modalidad para que compres una moto usada, y esa es con un particular, que como ya te hemos contado podría ser un amigo, vecino, conocido o gracias a un anuncio en internet, que es lo más común. Este tipo de compras implican sin duda una ventaja y beneficio que ayuda a cualquiera, lo cual se visualiza en costos más accesibles, así como la posibilidad incluso de ofertar cantidades menores para que estos costos resulten ser más bajos para los usuarios.

Sin embargo en el caso específico de las motocicletas usadas o seminuevas que se adquieren de esta manera, solo queda mencionar que no involucran algún tipo de garantía, es decir que estas en caso de algún fallo o problema mecánico, pasarán a ser completamente tu responsabilidad, por lo tanto esto pasa a ser una carga para ti que tendrá que contemplarse obligatoriamente, obligando a que seas cada vez más cuidadoso al momento de revisar el estado en el que se encuentre, junto a esto se involucran también aspectos generales como su estado legal o administrativo, es decir que debes investigar si la moto tiene algún tipo de deuda, etc.


¿Qué inspecciones realizar antes de comprar Motos Usadas?

Estado físico de la moto: Este es uno de los aspectos más importantes que debes considerar, ya que el buen estado mecánico en las motos usadas se vuelve uno de los aspectos cruciales conforme a ciertos puntos específicos que observen hacia el kilometraje que ha recorrido, así como las condiciones en las que se encuentran:

  • Estructura general: Conocido también como cuadro, esta es una de las áreas a las que le debes prestar una mayor y más importante atención, pues en esta se incluyen ciertos aspectos cruciales conforme a la estructura de tu motocicleta, lo cual se relaciona directamente a los golpes, soldaduras extrañas o disparejas, así como muchos otros puntos que te hagan llegar a la conclusión de que la motocicleta se vio inmiscuida en un accidente.

  • Frenos: Quizá es este uno de los componentes mecánicos más importantes con los que cuenta tu motocicleta, en este debes observar ciertos aspectos cruciales conforme al rendimiento que puedan presentar al momento en que estés usando este vehículo, revisando así que los discos no presenten ningún daño, además que las balatas obligatoriamente presenten un buen estado o que sea lo más cercano al cuidado que requieras.

  • Llantas: Sabemos que reemplazar una llanta se vuelve una labor sumamente difícil, por lo que al momento de comprar una moto usada, resulta ser muy recomendable que observes el estado en el que se encuentran los neumáticos a fin de poder fijarte adecuadamente sobre si esta presenta o no cuarteadas, si se encuentran demasiadamente lisas o con golpes que afecten el rendimiento idóneo a lo que se necesita.

  • Transmisión y motor: Una de las herramientas cruciales a bordo de una motocicleta son sin duda tanto el motor, pero más aún la transmisión, ya que esta dependerá en gran medida del estado en el que se encuentren, evitar que esta se vea perjudicada en su funcionamiento, ya que estas áreas podrán revisarse de acuerdo a la forma en que enciente, así como todos los ruidos que se dan debido a este percance, por lo que una revisión al aceite incluso no es algo que valga mucho la pena, ya que esto debe revisarse por parte de un mecánico y si resulta haber una falla, el costo de estas reparaciones podría dispararse de forma considerable, incluso haciéndote gastas aún más dinero en esta operación.

  • Documentación en regla: Ahora que ya te contamos sobre puntos importantes a considerar al momento de comprar motos usadas, como lo son las inspecciones físicas y mecánicas, pasamos a uno de los temas con mayor relevancia que se relacionan directamente con la inversión que estés por realizar, así como en los problemas que esto podría atraer, como es la cuestión legal en la que se encuentre la motocicleta, por lo que deberás realizar un chequeo a:

  • Reportes de robo: Para que investigues a detalle sobre este punto, puedes visitar el sitio de Repuve, un portal en el que únicamente necesitas de introducir el número de placas o de serie de la moto que se encuentra en su cuadro o factura, con esto el portal te arrojará los resultados sobre cualquier tipo de reporte que se haya realizado en cuestión de robos, recuperaciones, etc.

  • Factura: Cualquier vehículo que sea vendido después de haberse usado, necesita de este documento a fin de comprobar que las motos usadas no sean robadas y se encuentren en un estatus legítimo ante las autoridades, en caso de que esta haya sido vendida por parte de una aseguradora, agencia, empresa, etc, se te debe entregar la refactura que se expide al momento de efectuarse esto, junto a la factura, número de serie, entre otros datos específicos, cabe mencionar que todo esto se te debe otorgar al momento en que estés comprando tu motocicleta seminueva, pues sin excusa alguna estos son documentos que te salvarán de cualquier problema, además te recomendamos que inspecciones bien la factura, fijándote en los números de serie, entre otros.

  • Título o pedimento de importación: En dado caso de que la moto sea adquirida de otro país, se necesita forzosamente el título que ampara tu posesión legítima de la motocicleta, por lo que este es un documento que se solicita para amparar la estancia legal del vehículo en nuestro país, por lo que al momento de cruzar la frontera esta debe mostrar que ya pago impuestos y tiene la posibilidad de circular sin problema.

  • Tenencias y multas en regla: Pasamos a uno de los temas con mayor importancia en el caso específico de las motos usadas, ya que en muchos casos cuentan con retrasos importantes en el pago de tenencias o con multas que se les aplicaron y nunca se han cubierto. Es por este motivo que una recomendación que en AhorraSeguros.Mx te damos, es que investigues todo esto de acuerdo a la entidad, mientras que las multas puedes consultarlas en los portales de las autoridades encargadas.

  • Consejos para comprar una motocicleta usada.

  • Ahora que ya te informaste correctamente sobre los puntos a consultar, comienza por determinar cuál es el tipo de motocicleta que deseas comprar, analiza los precios en los que se encuentra en el mercado, y con base a esto consulta con intermediarios, agencias, amigos, conocidos, etc, todo esto influenciado por el presupuesto con el que cuentas.

  • Si tu compra será por internet o en una agencia, e incluso con una persona, encárgate de investigar si estos cuentan con la reputación adecuada, para que tu inversión no corra peligro, sobre todo en el dado caso de un intento de asalto en el lugar acordado.

  • Ya que estés en el lugar o punto de reunión, comienza por hacer todas las inspecciones que ya te hemos dado anteriormente, es decir que observes el estado en el que se encuentran el motor, neumáticos, sus frenos, la transmisión, que tan dañada o no está su estructura, además de la documentación y que en este sentido cumpla con todos los requerimientos necesarios.

  • Solicita una prueba de manejo a fin de poder conocer las posibles complicaciones o facilidades de conducción que son prestadas por las motocicletas, todo esto con el objetivo de poder probar también los frenos, respuesta de las llantas, etc. Pero también al regresar fíjate minuciosamente si esta tiene alguna fuga o goteo raro.

  • Si crees que exista la posibilidad de negociar el precio hazlo, pero si esto no es posible, sé realista y toma una decisión concreta.

  • Realiza todo el papeleo de forma correcta conforme a los puntos que deban ser cubiertos, observando que toda la documentación se encuentre en regla y pase así a formar parte de tu propiedad de manera formal y sin ningún tipo de inconveniente.