¿Qué es un Seguro de daños a Terceros?

Conocido como uno de los productos básicos comercializados por las aseguradoras, el Seguro de daños a Terceros es la mínima póliza obligatoria para poder transitar por las distintas carreteras de nuestro país, pues dictado por la ley, se requiere una protección mediante la cual se puedan cubrir todos aquellos gastos que son generados a causa de daños provocados con el vehículo asegurado, y perjudica a terceras personas ya sea en sus bienes o persona.

En pocas palabras, este tipo de Seguros por Daños a Terceros no cubrirá daños propios de tu vehículo, sin embargo las compañías de seguros normalmente comercializan estas pólizas con la opción de adquirir coberturas adicionales, como asistencia vial o rotura de cristales.

Este tipo de seguro, es ideal para aquellas personas que no desean invertir demasiado dinero, o bien, cuando su auto ya pasó varios años desde su lanzamiento al mercado.

Sabemos que los daños a terceros se consideran también como daños materiales a los bienes o afectaciones físicas de otras personas. Todo este tipo de situaciones son consideradas por las aseguradoras como daños a terceros, principalmente a todos aquellos incidentes que puedan poner en riesgo la integridad de otras personas, o bien que ataque directamente contra su patrimonio, ya sea a su automóvil y/o vivienda.

Pero también dentro de estos daños a terceros, se incluye la muerte accidental de un tercero a causa del accidente.

¿Qué cubre el Seguro de Daños a Terceros??

Un seguro de daños a terceros se destaca por protegerte ante en caso de sufrir un accidente que pueda provocar pérdidas a otras personas, ya sea en sus bienes o los mismos problemas físicos que se pueden generar.

Al momento en que contrates un seguro de autos en daños a terceros, podrás sentirte tranquilo de que estarás respaldado por todos los gastos que se puedan generar, además recibir la asesoría jurídica necesaria por provocar la muerte a un tercero.

Entre las coberturas que podrás recibir con un seguro de daños a terceros están por ejemplo; todos los gastos médicos que se generen ya sea a conductores y los mismos acompañantes. Puede ir desde simples revisiones médicas, hasta tratamientos y cirugías estéticas.

Por la parte de daños materiales, tu compañía de seguros cubrirá desde simples reparaciones a otros automóviles, hasta la pérdida total que puedas provocar a terceros en su vehículo, además de daños a construcciones, viviendas y vialidades. En el caso de propiciar una muerte a terceros por medio de un accidente vial, este tipo de seguros te protege con la asesoría legal necesaria para que puedas afrontar estas situaciones

El pago de las indemnizaciones dentro de los seguros de daños a terceros, es más sencillo en cuanto trámites, además que por lo regular, algunas aseguradoras no requieren deducibles en estos casos.

Por todos los daños a terceros que ocurran, la cobertura en Responsabilidad Civil cuida de todos los problemas en los que pueda incurrir el asegurado o personas que menciona dentro de la póliza y que utilicen el vehículo, lo que a consecuencia pueda terminar.

Importancia de un Seguro de daños Daños a Terceros

Los Seguros de Autos por Daños a Terceros, son de gran ayuda para las personas que no desean invertir mucho en la protección de su vehículo, ya que solo se preocuparán por aquellos incidentes en los que se lleguen a ver involucrados con un tercero, lo cual en parte, le hace una cobertura conveniente dentro del mercado, sin embargo serán de suma importancia contra cualquier tipo de daños a terceros, tales como:

  • Materiales; cuando chocas con otro vehículo, objeto o vivienda, construcción, estructura, etc.
  • Corporales; es en el momento en donde golpeas o lesionas a otra persona, ya sea por atropellamiento o cualquier situación relacionada.

  • Un buscador de seguros te ayuda desde el punto es que es un intermediario imparcial, eficiente, fácil de utilizar, además de ser gratuito, de esta forma es que estará totalmente enfocado a tus necesidades, y al no pertenecer a ninguna institución bancaria o de seguros, se concentrará únicamente en tu beneficio propio.

    Un Seguro de Daños a Terceros es importante para tu bienestar, y sobre todo para cuidar de tu economía contra todo tipo de improviso que pudiera llegar a ocurrir, ya que además en estas coberturas se incluyen los servicios de asesoría jurídica por cualquier clase de demanda que puedas recibir, además de la defensa de un abogado en caso de propiciar una muerte a un tercero de forma accidental, así como el pago de una fianza en un dado momento de requerirse.