¿Qué es el CFDI?

CFDI son las siglas de comprobante fiscal digital por internet o del hecho en español, en la factura electrónica; que hace los años, en que uso de los equipos computacionales que no estaba tan extendido como en la actualidad, de la facturación que se hacía con los recibos de tinta y de papel, pero desde 2004 este fue el año en que Hacienda aprobó el uso de las facturas electrónicas en las que todo empezó a cambiar. Desde el 2014 es que toda la facturación se realiza por vía electrónica, en la actualidad se usa la versión de 3.3 del CFDI.

Las facturas electrónicas son archivos informáticos que son escritos en formato XML esto para que sea válido en los que deben ser timbrados a través de la aplicación del SAT o por un proveedor autorizado de certificación conocido también como PAC.

Los PAC son empresas que se cuentan con la autorización del SAT para las generaciones de facturas. En lo que puede intuir como las facturas que pueden contar con la información delicada para las empresas que las emiten tanto como para los contribuyentes que las reciben o si es que alguien tiene el acceso a aquellas que pueden hacerse una idea muy fiel a la actividad de un negocio o inclusive de una persona física.

Por todo ello es que los CFDI están encriptados con los estándares de seguridad bastante sofisticados, en la que algunos de los datos con los que se debe contar, son el RFC del emisor y en el que el receptor, domicilio fiscal del emisor, el número de folio asignado por el SAT y de un sello digital.

Asimismo, en tanto que un CFDI puede amparar la existencia de una transacción comercial, que deba tener inscrito las características de la misma, como unidad de medida y de la descripción o del código del bien o servicio vendido entre otros.

Un CFDI es un documento electrónico que cumple con los requisitos legales y regulados exigibles por el Sistema de Administración Tributaria el SAT, por lo que el CFDI garantiza la autenticidad, ya que permite verificar la identidad del emisor y del receptor de la Factura Electrónica, en la que además de la certeza y la integridad que como la información contenida queda o no puede ser manipulada o modificada.

La definición del esquema que debe seguir el CFDI o que se encuentra con la definición o en el Código Fiscal de la Federación o de las disposiciones fiscales se contemplan sanciones económicas y de hasta las sanciones penales que se equiparan a la defraudación fiscal para los que tienen que acreditar o deducir un comprobante fiscal que no reúna los requisitos.

El SAT está impulsando de manera activa el uso del CFDI, ya que éste les permite a los contribuyentes poder trabajar apoyados en el conocimiento e infraestructura de un Proveedor Autorizado de Certificación o con la certeza jurídica que le brinde en su operación en el momento de que se emitan las facturas, conforme a las especificaciones del SAT o de las obligaciones que cada contribuyente tenga.

¿Para qué sirve el CFDI?

El CFDI es uno de los documentos que contienen el detalle de las transacciones y del desglose de los impuestos pagados; muchos son los datos o detalles que se comentan sobre el CFDI, pero antes que de conozcas sus requisitos y sobre las formas de emisión, es primordial que sepas que este es utilizado en función de que puedas comprobar las transacciones que se realizan por las personas o denominados contribuyentes, independientemente de que estas sean personas físicas o morales, es decir que este documento justifica en el sistema tributario el pago de los impuestos.

El comprobante que se describe como el bien o el servicio adquirido, la fecha de la transacción, el costo y su desglose de los impuestos que son correspondientes al pago, que además de que sustituyan a las facturas tradicionales estas en papel y que garantiza la autenticidad de su origen primigenio. De igual manera es la que coadyuva que se pueda evitar en la evasión fiscal y que ofrece los elementos durante la investigación de posibles fraudes o que se refiere el integrante del ilustre.

Finalmente, es necesario que recordemos que al momento que es dañado o perdido se pueda recuperar debido a que este sea digital y que sea emitido por algún Proveedor Autorizado de Certificación (PAC) o por uno que autorice el SAT. La factura electrónica o Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) en México es el comprobante digital implementado por la autoridad fiscal de nuestro país, mismo que está apegado a los estándares definidos por el Servicio de Administración Tributaria o del SAT en los últimos años.

Se trata de un documento que es generado, transmitido y resguardado para ser utilizado para ello y para los medios electrónicos de representación digital; un CFDI equivale a lo que antes era una factura o recibo lo que es decir:

  • El CFDI da el soporte y avala las operaciones de compra y venta por la realización de una transacción u operación comercial entre un comprador y de un vendedor.
  • Compromete al vendedor a entregar el producto o el servicio y que se compromete al comprador a que realice el pago según lo especificado en dicho documento.

  • El CFDI es el documento que sirve para describir el costo de los servicios y del desglose en los impuestos que corresponden a pagar el detalle, además de que sustituye, según las disposiciones legales que son correspondientes en México a las facturas tradicionales en papel y que va a garantizar, con la autenticidad del origen o de la creación, que además del contenido contenga todos los datos e información del contribuyente.

    Para la práctica correcta que se pueda expedir la factura electrónica de acuerdo a lo que indica el portal del SAT.

  • Comprador Solicita factura y da RFC.
  • Vendedor va a recibir el RFC.
  • Vendedor inicia la generación de la factura e incorpora su sello digital, enviará al SAT/PAC para su certificación.
  • Vendedor este va a entregar o informar medio o lugar en donde estará su disposición.
  • Comprador, es el que va a acudir al médico o el lugar y recibe o recupera la factura que debe estar lista.

  • En conclusión, es bien sabido que la idea de elaborar las facturas electrónicas obedece en gran parte a que se cumpla con las tendencias internacionales de este tipo de comprobantes, esta información permitirá ampliar la base de contribuyentes y que se elimine de la contabilidad toda aquella información que no corresponda a dicha entidad.

    ¿Cómo emitir un CFDI?

    Ésta se va a identificar por tramitarse totalmente de manera informática, en la entrega de la factura al cliente se realiza también mediante un sistema de comunicación digital; un CFDI se va a realizar en dos pasos, el proveedor de sus servicios incluye en la factura digital los datos del comprador como lo hacía en su versión en papel, para que de manera posterior la firma con su certificado electrónico.

    Después, el emisor envía la factura al cliente mediante los métodos que son electrónicos como el correo electrónico o que el cliente mismo puede guardarse en el archivo en un CD o de una memoria USB.

    Para que al terminar este proceso la primera vez, de ahí en adelante será fácil saber cómo de hacer una factura electrónica y que garantice siempre que la persona física quién firmó el documento digital que sean quien dice ser y que el contenido del comprobante no haya sido alterado; no es necesario que tengan un software especial para saber cómo hacer una factura electrónica, ésta se realiza casi de la misma manera que de las de papel con la diferencia de que se firme de manera electrónica y que se envía al cliente de la misma forma.

    Hay una regulación por parte del SAT en relación a los formatos para una factura electrónica, o por que ahora en el formato XML, que de define por e SAT como el ideal para que se pueda transmitir y que se almacenen los datos fiscales y comerciales, como ejemplo de ello son los códigos de barras que es obligatorio; El formato PDF se utiliza solo para que se pueda generar una representación impresa de la factura digital, ahora bien las impresiones de los CFDI deberán cumplir con los requisitos señalados en las fracciones, como lo son el nombre en denominación o razón social, domicilio fiscal.

    El Registro Federal de Contribuyente de quien expide el documento digital, folio, lugar y de la fecha de expedición, de la persona a favor de quien se expide el comprobante fiscal, o del importe total, en monto de los impuestos y número en la fecha del documento aduanero, si es que se realizó una importación.

    Los formatos para la factura electrónica que son impresos también tienen que cumplir con los requisitos que fueron establecidos en las reglas de operación, la cadena original con la que se generó el sello digital, número de serie del certificado de sello digital, número de referencia bancaria y/o número de cheque con el que se efectúe el pago y la leyenda “Este documento es una impresión de un comprobante fiscal digital.”

    Ventajas del CFDI

    El SAT emitió las correctas fácilidades encaminadas a consolidar la adopción que se generaliza de la nueva versión de la factura con la finalidad de que el diálogo de los contribuyentes con la autoridad tributaria no sea tan complicado utilizar el comprobante CFDI.

    Las adecuaciones a la factura electrónica permitirán eliminar en los próximos años de las declaraciones informativas, o que pueda ofrecer las declaraciones mensuales que son pre llenadas de IVA, ISR e IEPS, así como de reducir los requerimientos en materia de contabilidad electrónica, lo que se precisó en el SAT en un comunicado; con este sentido, las cuatro novedades que se dieron a conocer del CFDI son:

  • Los contribuyente deben emitir a partir del 1 de enero de 2018, la única versión válida en la que será 3.3.
  • La emisión de los comprobantes con el Complemento para la Recepción de los Pagos que era opcional hasta el 31 de marzo de 2018.
  • El proceso de la aprobación para la cancelación de facturas electrónicas en las que se entró en vigor al 1 de julio de 2018.
  • Hasta el 30 de junio del 2018, en los casos de que existiera un posible error o de la discrepancia al que se registra la clave de unidad de medida y/o clave de producto o del servicio, no se considerará infracción.

  • Las facilidades que favorecen la conclusión de la implementación del CFDI de la nueva factura por la que los contribuyentes, mediante los esquemas de convivencia de las versiones que se permiten a las empresas puedan alinear sus procesos con los de la facturación más natural y sistemática con el CFDI.