El Seguro de Gastos Médicos y las enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias son estos padecimientos crónicos que suelen comprometer el bienestar de los pulmones y/o de las vías respiratorias, dentro de ellas las más conocidas o comunes que podemos encontrar es el asma, o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la rinitis alérgicas, las enfermedades pulmonares de origen laboral y hasta la hipertensión pulmonar.

Por lo que se realizaron estadísticas y estudios de la Organización Mundial de la Salud, según sus datos se estima que más de 230 millones de personas, padecen asma y de las cuales 64 millones padecen de EPOC, la misma indica que estas al año pueden morir alrededor de 4 millones de personas en todo el mundo a causa de alguna de las enfermedades respiratorias crónicas, de ellas la principal responsable es la EPOC.

Las enfermedades respiratorias son uno de los problemas más comunes en México, para lo que millones de personas, sufren por condiciones derivadas de la genética, en lo que también resultan como culpables debido al cigarro y de las infecciones virales. Es importante que conozcas cuáles son las que con mayor frecuencia se generan en la población en México para que puedas tomar las medidas adecuadas de prevención con un seguro de gastos médicos.

Este tipo de enfermedades respiratorias llega a afectar a los pulmones y demás partes del aparato respiratorio, de las cuáles estas enfermedades pueden ser producto de infecciones, por el consumo de tabaco o de la inhalación del humo de tabaco del aire del medio ambiente, radón, amianto u otras formas de contaminación del aire.

¿Qué son las enfermedades respiratorias?

Las enfermedades respiratorias son aquellas que afectan a las diferentes estructuras que suelen conformar el aparato respiratorio. Estas son las enfermedades que pueden afectar a la nariz, los senos paranasales, laringe, tráquea, bronquios, pulmones o de la pleura.

Su naturaleza puede ser derivada de diferentes factores y pueden afectar directamente diferentes partes como antes te lo mencionamos, dentro de las más comunes encontramos las de tipo infeccioso y alérgico, sin embargo en estas pueden existir también malformaciones congénitas, defectos adquiridos, o enfermedades degenerativas malignas.

Los niños regularmente suelen ser los más afectados por estas y es que con frecuencia las enfermedades respiratorias son relacionadas con hechos principalmente virales.

Por una parte está la vía aérea ya que esta es una fuente de microorganismos en el que se pueden ser inhalados del aire e ingresar al cuerpo, siendo estos los principales causantes de un proceso infeccioso que en el especial caso de los menores estos pueden tener un sistema inmune inmaduro ya que no cuentan con los anticuerpos que le puedan ayudar a combatir este tipo de infecciones.

Por otra parte se denota que existen muchas partículas en el medio ambiente que pueden ser los principales causantes ya que ingresan también por el aparato respiratorio ocasionado alergias.

En su mayoría las enfermedades de este tipo ocasionan diferentes riesgos y malestares que pueden ser tratables, lo más conveniente es acudir al médico lo antes posible para que los males y molestias se controlan cuanto antes.

Síntomas de las enfermedades respiratorias

Como lo comentamos anteriormente las enfermedades de este tipo pueden causar malestares simples que a la larga se agravan y causan molestia en la vida cotidiana.

Para que puedas retomar tu vida normal es importante que estés atento a los diferentes síntomas de las enfermedades respiratorias, estas se pueden diagnosticar, por lo que generalmente es necesaria una evaluación del médico, este se encargará de identificar los posibles síntomas como de realizarte un estudio físico como la auscultación de los pulmones y a través de la observación tanto de la faringe como de la boca.

En los casos en los que se sospecha de tener estas infecciones más graves como la neumonía o la tuberculosis, o cuando hay dudas respecto a las causas, este puede necesitar que se le realizan diferentes exámenes, como puede ser la radiografía de tórax, la hematología o de la prueba del esputo, con la cual se podrá identificar cual es el microorganismo que generó la infección ya sea por el tratamiento que sea más adecuado.

Dentro de los síntomas más comunes de las enfermedades respiratorias son:

  • Coriza.
  • Tos, en algunas ocasiones estas pueden incluir secreción o no.
  • Obstrucción de las narinas derivadas de la secreción.
  • Malestar de todo el cuerpo en general.
  • Fiebres.
  • Dolor torácico.
  • Dolor constante en la cabeza.
  • En algunos casos ya más graves existe dolor en el oído.
  • También surge la conjuntivitis, (enfermedad presentada en los ojos)

  • En algunos casos específicos se puede contar con la falta de aire esta puede surgir en casos contados, para lo que se necesita una evaluación lo más pronto posible por algún médico que esté calificado ya que este identificará las causas y con ello podrá indicarse el mejor tratamiento.

    ¿Cuáles son las causas de las enfermedades respiratorias?

    Los factores más comunes e importantes que se deben tomar en cuenta de las enfermedades respiratorias son:

  • Fumar.
  • Contaminación del aire en espacios cerrados, como ejemplo de ello está la exposición pasiva al humo del tabaco.
  • Contaminación ambiental.
  • Exposición a alérgenos.
  • Inhalación de polvo y productos químicos en tu trabajo o de riesgo laboral.
  • Antecedentes familiares de asma u otras alergias.

  • Uno de los síntomas más comunes es la tos persistente, la disnea esta es la falta de aire y las secreciones respiratorias como síntomas más frecuentes, cuya intensidad puede llegar a variar de una persona a otra, con ello es que de acuerdo a la enfermedad en cuestión, su grado de severidad y el tiempo de evolución.

    Estos síntomas suelen confundirse regularmente con otras enfermedades simples, por lo que es muy importante que seas observador de que es lo que sientes tú o tu familiar para que si es el caso de que sea una enfermedad respiratoria no se agrave y pueda afectar peor a tu cuerpo.

    Causas de las Enfermedades Respiratorias

    La mayoría de estas enfermedades pueden presentarse de manera inofensiva en su comienzo, siendo mínimas las obstrucciones de la respiración o de un simple malestar de congestión, pero si no se tiene el debido cuidado, lo que puede ocurrir por consiguiente es que esta empeore la situación. Todos estos son padecimientos capaces de provocar desde ligeras hasta muy riesgosas molestias junto con infecciones que en todo el sistema respiratorio puede invadir, de las cuáles puede provocar desde el ardor desde el área de la garganta, hasta las complicaciones que pueden causar graves daños.

    Existen diversos tipos de enfermedades respiratorias, mismas a las que no tienen una sola causa, ya que cada una tiene alguna característica diferente, pero a su vez todas se ven relacionadas, debido a que estas afectan a la misma zona, esta que es el sistema respiratorio.

    Temperaturas bajas: Cuando el cuerpo es expuesto a temperaturas diferentes a las que este está habituado regularmente, ya que esta puede conseguir gripes y congestiones nasales. Las temperaturas frías aunque no son características de todas las regiones, en cada uno de estos casos se toma en cuenta que no son constantes pues tampoco son de todas las épocas del año, para es que se pueden encontrar en las noches, cuando se toma un baño en una piscina y la persona no procede a sacarse adecuadamente, también en lugares comunes como los hogares, vehículos, centros comerciales entre otros, todo esto gracias a los aires acondicionados que se utilizan es estos lugares.

    Transmisión de bacterias: Esta surge en las zonas más pobladas o en los lugares donde suelen existir en las de actividad social, pues aqui suelen convivir las personas a las que se les ha diagnosticado en la presencia de las demás enfermedades virales, lo que puede provocar que estas provocan estornudos y tos, proceden a esparcir los gérmenes que mediante estas partículas de saliva y de moco pueden producir y ser expulsadas.

    Excesos de drogas, alcohol o tabaco: Para las personas que tienen este tipo de hábitos como una de sus actividades cotidianas son sumamente propensos a sufrir enfermedades respiratorias graves, lo que se debe a la degeneración de este tipo de sustancias que causan a los pulmones, tanto de la enfermedad más común que padecen los consumidores de estas es que el cáncer de pulmón.

    Traumatismos en el área torácica: Esto es denominado porque existen algunos tipos de casos en los que las enfermedades respiratorias de las cuáles son causadas por accidentes de los cuáles se provocan golpes graves en las regiones del tórax, estos que son las principales protectoras y las más cercanas a los pulmones, mismo que a consecuencia daña en ocasiones severamente el funcionamiento total del aparato respiratorio, tanto con patologías como con la disnea que es la dificultad para respirar.

    Obstrucción de las vías respiratorias: Regularmente es enlazada con las enfermedades respiratorias a las que también se le pueden agregar las causas por agentes externos, los cuáles pueden ser ingeridos de única manera ya sea voluntaria o involuntaria, puede causar el daño del aparato respiratorio y en casos extremos sufre sustancias líquidas, para lo que se puede llegar a bronco aspirar, lo que consiste en aspirar líquidos directamente hacia los pulmones, es lo que como causa extrema puede ocasionar embolias o ahogamientos directos.

    ¿Cómo prevenir las enfermedades respiratorias?

    Las causas regulares de este tipo de enfermedades respiratorias vienen desde los cambios extremos de temperaturas hasta exposición al virus y bacterias que provocan alguna de ellas; para poder prevenir estas enfermedades además de cuidar y mantener a nuestro sistema respiratorio saludable es necesario que conozcamos como es el funcionamiento del aparato y las enfermedades, enfocándose en las características y de las razones de cómo atacan a los individuos.

    Es importante que conozcas un poco más sobre las mismas en las que se pueden determinar que la mejor manera de prevenirlas es cuidarlas de ambientes hostiles o de las ciertas sustancias, entre las principales están las siguientes:

    Frio: Para ello es necesario que se mantenga el cuerpo a una temperatura promedio, en la que al exponerse a fríos inhabituales, podría presentarse enfermedades como resfriados, gripes y que esto llegue a empeorar en procesos infecciosos como algunos de los vistos anteriormente.

    Sustancias tóxicas: Esta se debe al consumo de agentes contaminantes del aire, el humo, como el cigarrillo o las drogas, como también lo puede ser el humo de los vehículos entre otros.

    NO respirar por la nariz: La nariz posee una de las características de contar con un filtro, en el cual este puede almacenar o impedir la entrada de partículas dañinas para los pulmones, en la que al respirar por la boca entran de manera más sencilla.

    Evitar contagios: Con el conocimiento que se tiene de una personas que tiene alguna de estas enfermedades es indispensable que mantengas cierta distancia, debido a que con un simple estornudo se pueden rociar de bacterias y de igual manera los virus a todos los cercanos infectando de manera inmediata.

    Correcta medicación: Se debe al consumo en exceso de algunos tipos de medicamentos que pueden ser extremadamente nocivos para la salud, por lo que puede provocar que la misma empeore o que creara una nueva infección.

    La mayoría de los seguros de gastos médicos cuentan con atención de emergencia ante este tipo de padecimientos que provocan las enfermedades respiratorias, sin embargo te invitamos a que conozcas cuáles son los términos y condiciones de tu póliza para que puedas estar completamente seguro y protegido con tu seguro.

    Temas Relacionados