¿Qué es un seguro de defensa jurídica?

El seguro de defensa jurídica se diseñó estratégicamente para proteger a las personas que lo contratan en posibles juicios, reclamaciones y ante cualquier tipo de problemas que puedan surgir. Existen muchas compañías aseguradoras que incluyen la cobertura de defensa jurídica de manera adicional en los paquetes de seguros más completos.

La cobertura principal del seguro de defensa jurídica se basa en los gastos que le pueden surgir a la persona asegurada como consecuencia de una intervención en el proceso judicial y al préstamo de servicios de asistencia jurídica, judicial y extrajudicial. derivados de la cobertura de seguro.

¿Cómo funciona el seguro de defensa jurídica?

El seguro de defensa jurídica funciona mediante el pago de una prima que se otorga al asegurado por la prestación que se lleven a cabo al cubrir los gastos en lo que pueda incurrir para su defensa.

Además de garantizar el bienestar del asegurado algunas aseguradoras cuentan con red nacional de abogados disponibles las 24 horas del día y los 365 días del año y cuyo modo de actuar está basado en la responsabilidad y profesionalismo. El costo total por los gastos ya esta incluida en la cobertura y los servicios que incluyen son:

  • Honorarios de los abogados que se encuentren a cargo del juicio.
  • Gastos de notaría.
  • Honorarios de los peritos, que cubrieron parte del accidente.
  • Costes judiciales.
  • Constitución de fianzas penales necesarias para poder obtener la libertad de la persona asegurada.
  • El seguro de defensa jurídica tiene como objetivo ofrecer a las personas aseguradas la tranquilidad de saber estar protegidos mediante a las consultas legales que sean necesarias y la defensa jurídica puede cubrir:

  • Defensa y asesoría en materia penal.
  • Defensa y asesoría en materia civil.
  • Liberación del conductor detenido y de su vehículo.
  • Recuperación de daños y trámite contra el tercero responsable del percance vial.
  • ¿Qué coberturas ofrece un seguro de defensa jurídica?

    Primero debes conocer los tipos de seguros de defensa jurídica, para posteriormente conocer las coberturas que cada uno brinda.

    Seguro para el conductor: Cubre la defensa jurídica del conductor y de cualquiera de sus ocupantes ante los percances que puedan ocurrir.

    Seguro privado o familiar: Incluye defensa jurídica al asegurado con temas de daños a terceros y personales sufridos por el conductor o por la familia. Prestación económica en caso de divorcio, infracciones, elaboración de contratos o documentos.

    Seguro para propietarios: Mediante esta cobertura se presta ayuda a los vecinos de una comunidad, pudiéndose reclamar en caso de incumplimiento en la prestación de servicios y si existen daños en inmueble otorga el costo de la cuota.

    Quizá no conocías este tipo de seguros que en más de una ocasión te podría ahorrar tiempo, pero sobre todo dinero, todos estos tipos de seguros de defensa jurídica te ofrecen coberturas que te benefician:

  • Abogado y procurador: Como asegurador tiene derecho a elegir un abogado propio y al mismo tiempo un procurador. El proceso de designación lo señala la póliza y esta cobertura tiene una condición y es que la persona que preste sus servicio profesional ejerza la jurisdicción en el lugar en donde se está llevando a cabo el procedimiento cubierto.
  • La aseguradora puede tener una defensa independiente: La póliza de algunas aseguradoras puede estipular que el abogado o procurador puede resolver el caso, sin seguir indicaciones de la persona asegurada.
  • Honorarios por la prestación de servicios profesionales: Las compañías aseguradoras cubren los honorarios de los profesionales, pero en la póliza puede indicar una cuantía máxima de pago y con esto el asegurado tendrá que pagar la diferencia.
  • Gastos: los gastos que surjan de emergencia los pagará la compañía aseguradora, estos gastos pueden ser los honorarios a consecuencia de las intervenciones de letrados y los procuradores en los casos que tienen urgencia. Esta cobertura puede marcar ciertos límites de uso.
  • Existen apelaciones: La póliza establece que cuando es posible apelar debe de presentarse una apelación, un recurso y una transacción y debe conocer el derecho que tiene el asegurado a la devolución de gastos que surgieron durante todo el proceso.
  • ¿Cómo contratar un seguro de defensa jurídica?

    Este seguro puede ser contratado de manera específica, pero algunos seguros como el de auto y los seguros de hogar pueden incluir defensa jurídica como un beneficio adicional. Esta garantía puede ser contratada como un complementos pese a que la cobertura se convierte más limitada y se puede centrar en la defensa jurídica únicamente por la póliza contratada.

    En los seguros de autos garantiza la cobertura de defensa jurídica y en la reclamación de daños siempre y cuando los derechos de la persona asegurada se ven moderados en un siniestro con el automóvil. En ciertas ocasiones en los que la defensa jurídica regula las coberturas adicionales que contrataste dentro de tu póliza general.

    Cabe mencionar que existe un seguro de defensa jurídica para cada ocasión y para cada colectivo. Estas pólizas pueden ser contratadas tanto para las familias y aplicar coberturas en un ámbito más privados, como son las empresas o autónomos y pueden ser hasta las comunidades entre vecinos. Las coberturas se contratan dependiendo al tipo de cliente que contrate la póliza.

    En caso de un particular puede ser contratado desde una reclamación de daños personales y hasta una prestación económica en caso de divorcio y muchas coberturas plus que se ofrecen. Por otra parte, en el caso de las empresas, los autónomos o colectivos, las garantías son mucho más bajas y van desde un asesoramiento jurídico y los juicios junto a las redacciones de documentos legales.